¡Afeitate, vago!

Una de las formas de descansar los fines de semana es dejando de afeitarse (mayormente los hombres). El aspecto desastroso que ofrecemos a nuestras mujeres es horroroso. Si completamos el cuadro desfilando en pijama, con zapatillas y bata de casa, habremos conseguido bajarles la líbido hasta un punto practicamente irrecuperable.

Con este video os animo a ver las ventajas de afeitarse, incluso cuando no tengas ganas de nada más que ver el partido y leer el periódico… (Fuente Helektron).

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

7 pensamientos sobre “¡Afeitate, vago!

  1. Carlos, amigo, buen consejo para las barbas de tres días y más. En mi caso, mi barba me protege de este frio. ¡Qué bien! Las mujeres de tus lectores, que se cuentan por miles, te subirán a un pedestal. Oye, primero posaste para un calendario y ahora, ¿Pretendes te ‘coloquen’ en un busto en la Plaza de Aragón? Jejeje.

    Por cierto, el video es una buena campaña de publicidad pero es sólo eso: Una buena campaña. La pena es que el mensaje no es muy adecuado y me pregunto en que franja horario lo difundieron. Al menos no seré yo quién se lo enseñe a mi hijo.

    Un abrazo y gracias,

  2. Es verdad, Carlos, es una ‘fiera’. Tú lo dices. ¡No me gustaría estar en la piel del padre!. Jejeje. Bueno hasta que me afeita con una wilk … ya sabes.

    Por cierto, ahora me enterado que Putin ha sido elegido ‘Persona del año 2007’ por la revista “Time”. ¡Qué barbaridad!, si en el mundo hay millones de personas anónimas que sufren y nadie se acuerda de ellos. En fin.

    Un abrazo,

  3. Llevo haciendo el “vago” 28 años, pero ha sido peor el remedio que la enfermedad ya que el recorte me cuesta más tiempo que el afeitado nomal y eso que utilizo una maquinilla cuádruple hoja a reacción y con filo de titanio y las tijeras unas de trasquilar a las ovejas que funcionaban muy bien en mis tiempos.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*