¡Mea culpa!

vanidad.jpg

¡He pecado de vanidad!.

 No creais que voy a hacer un artículo religioso. Sino que me voy a criticar un poquito.

Lo que empezó siendo un blog con ánimo de abrir al mundo mis experiencias aeronaúticas, y una forma de “controlar” la rabia que sentía cuando fuí despedido de la compañía en la que trabajaba, se ha ido convirtiendo, casi sin darme cuenta, en una especie de fiebre por buscar cosas interesantes con las que “enriquecer” mi alas de plomo. Es muy agradable ver que cada día me visita un número más elevado de personas a las que pretendo resolver dudas y, por supuesto, amenizarles un ratito del día. Pero estaba empezando a perder “el rumbo”.

Me he dado cuenta de que no me tiene que importar nada la cantidad de visitas, sino la calidad de sus visitantes. Vosotros sois los importantes. Quiero volver al origen. Quiero seguir siendo un “ingenuo” bloggero que cuenta sus cosas  a su manera, sin mayor ambición. Lo importante del blog tiene que ser lo que se dice y cómo se dice.  Así que a todos vosotros gracias por entrar.

4 pensamientos sobre “¡Mea culpa!

  1. Yo empezé sin ningún rumbo ya que realmente no sabía que era internet, lo fuí encontrando en el medio ambiente, en noticias de Aragón, un poco en mis batallitas de la mili, pero esa ingenuidad e inocencia que tenía al principio, la he ido perdiendo, no es que necesite publicar un post diario por obligación, publicaría varios más, pero me lo pienso mucho y a la hora de publicar reflexiono que un deternimado post le puede sentar mal a Fulanito, el otro no le agradará a Menganito, así que muchos van a la papelera pese a tenerlos en borrador.
    Volveré algún día, a no pensar en los demás y publicar lo que se me antoje?
    Saludos

  2. Por supuesto que lo harás, jubi. También yo quiero ser aséptico en lo que escribo, pero no pensando en alguien determinado, sino en general. Es mi forma de ser. Por eso he escrito el mea culpa, porque sentía que buscaba cosas que interesaran a mucha gente, sin pensar en lo que yo mismo sentía en el fondo. Un abrazo y gracias.

  3. Los visitantes volvemos cuando lo que leemos nos enriquece, y con este blog lo estás consiguiendo.
    Animo Carlos, te auguro mas visitas, mas calidad y mas ganas de escribir.
    Te seguiré.

  4. Carlos,
    creo que todos pasamos por momentos así…
    Ahora no puedes dejar de contarnos toda tu experiencia y las cosas que te pasan, son en parte un poco de todos.
    Yo no tengo contador de visitas en mi blog, pero si ya escribes pensando en quién te va a leer, me parece que eso es estar enganchado.
    No haces las cosas para contarlas en el blog, pero cuando están pasando, si estás pensando ya en la crónica, eso es estar enganchado.
    Pensé en su día dejar de escribir, porque quizá no fuera interesante para nadie, pero después de ánimos de otros amigos bloggeros, pensé que quien no quiera leerme no tiene mas que no acceder al blog.
    Así que ahí sigo, dando guerra.
    Un abrazo y espero seguir leyéndote!
    Isabel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*