¡No es un Ni-Ni!

(Imagen: El Poste, de Marco Schenone )

Ni él ni todos los jóvenes son Ni-Nis, algunos hay ciertamente, pero también es muy cierto que la mayoría están intentando labrarse un futuro profesional, o comenzando a sufrir las inclemencias de los contratos en prácticas, temporales, o becados.

Hoy sólo quiero destacar el relato personal de un hombretón de 17 años, que se llama Daniel y que ha derramado madurez y reflexión sobre su gran vocación: Ser Piloto.

Ha dejado un extensísimo comentario que es digno de ser destacado por muchas razones entre las que yo señalaría unas cuantas. Pero sólo voy a deciros que me ha conmovido, me ha provocado una regresión al pasado, y sobre todo me ha demostrado que tenemos todavía una juventud que, ni siquiera por culpa nuestra,  se deja amilanar por las cirunstancias.

Sólo quiero darle las gracias por todo lo que ha dicho sabiamente, por su pasión, por su esfuerzo y su dedicación plena, por su nobleza intentando hacer felices a sus padres, y por ser valiente para decirlo en voz alta. Si esta generación nos tiene que relevar a todos, con gente como él estoy dispuesto a dejarlo todo en sus manos. Se lo merece y creo que se lo debemos.

Este es el comentario que dejaba en el artículo de los pilotos:

“Hola Carlos,
Me animo a comentar en tu blog ya que me siento igual de identificado y honorificado que todos los demás por formar parte de esta sensacional vocación, profesión, gremio, futuro y sueño.

Actualmente acabo de cumplir 17 años, soy de Barcelona (España) y en Abril empiezo mis estudios modulares cómo Piloto Comercial de Línea Aérea, partiendo desde el PPL hasta el  ATPL congelado. Sí quería hacer reflexión sobre un par de aspectos que pienso, son interesantes y sobre todo de debate, sin embargo con un mismo fundamento, la aviación, pero diferente tesis (Sociedad por una parte y Trabajo por la otra).

El primero es el trabajo: Afortunadamente puedo afirmar que mi religión es volar, ¿Qué quiero decir con ello?. Si algo es cierto es que el panorama laboral, en cuanto a aviación se refiere en España y Europa, no es precisamente bueno que se diga; estoy triste en parte, por todo el daño, desvalorización y resentimiento que ha sufrido la aviación en España, y de la cual, podríamos llegar a afirmar prácticamente que está en sus últimas “pistonadas” (en cuanto a acceso laboral se refiere) óptimas. Convocatorias como las que hacía Iberia en los años 80, no se volverán a ver más, de eso estoy seguro, pero sin embargo no pierdo ganas por dejar de querer ser alguien cualquiera, para convertirme en ese “Deseado Piloto” que a día de hoy, ya no lo es, ni siquiera respetado, por la casi inmensa mayoría de personal relacionado (la gran mayoría, frustrados, o sin ganas/esfuerzo necesario), exceptuando algunos, que seguimos, ahí detrás, a sol y a la sombra, respetando, amando y queriendo a la aviación, aún (reitero) con evidentes casos de crisis y acabamiento generalizado del sector en este país para todo nuevo estudiante.

Y por otra parte, La Infancia y la Sociedad:

Desde que nací, supe muy bien lo que quería ser, Ser Piloto, a los 3/5 años mis sentidos empezaron a trasmitir a mi cerebro que quería más y más, y me empezaba a dar cuenta de lo que representaba una Landing Light en final de la pista 25 de Barcelona (de aquellas, no existía la 25L ni tampoco la 07R, así como tampoco el 90% de instalaciones actuales montadas en la infraestructura de LEBL), con una silueta negra al amanecer y al atardecer, junto con un estremecedor sonido, de esos bicharracos de acero que pasaban a poco más de 15 metros de mi cabeza, era entonces cuando mi padre me llevaba durante muchas tardes y mañanas, con “su peque” a ver aviones al Aeropuerto del Prat a horarios intempestivos, desde las 7 de la mañana hasta las 10/11 de la noche en verano, junto con aquellas maravillosas puestas de sol. Fui creciendo, siempre paralelo a los aviones. A destacar que vivo en el barrio de Guinardó de Barcelona, donde justo en la vertical, “se sostiene” (sólo para algunos) el radial 131 en alejamiento del VOR de Sabadell, el cual han de realizar todos los aviones que vengan del interior y por el Oeste del aeropuerto, en descenso hacia los 2.300 pies hasta interceptar el ILS en la milla 11,3 del LOC de la 25R actual, desde las 7 de la mañana hasta las 12 de la noche, día a día. Son muchos los que vi y escuché, veo y escucho, veré y escucharé, por  tanto, era imposible que no tuviese afinidad por ellos.

A los 13 años decidí inscribirme en la mayor librería aeronáutica de toda Europa llamada Aeroteca, situada a unos 2km de mi casa, aquí en Barcelona. Fueron pasando los años y a los 14, me hice profesor hasta los 16, dando clases día a día a centenares de alumnos principiantes que se iniciaban en la aviación virtual y real (para el PPL básicamente).

La Aeroteca aprovechó mi “coquito” y mi gran pasión para sacarle el máximo provecho a mis conocimientos (de los cuales empollaba día a día en mi casa, trasteando con el simulador incluso saltándome alguna que otra clase de mi escuela de secundaria, fugándome para ir al aeropuerto, a estar solito en las frías mañanas de invierno de hace unos años, a unos 150 metros de la pista del Aeropuerto de El Prat, teniendo que coger los autobuses del aeropuerto, re corriéndome las terminales enteras y ayudando a guiris perdidos, también debía recorrer 5 kilómetros cada vez que iba en una carretera sin paso peatonal peligrosa, con un moderado tráfico de camiones y de servicios aeroportuarios. Realmente he hecho locuras por aviación, no saben hasta que punto), y seguí dando clases, haciendo contactos, leyendo y descubriendo en persona a grandes personajes de la aviación, ya muchos retirados, otros en activo, y otros solo plasmados en los libros, que a día de hoy, algunos, son mis mejores amigos, teniendo la mayoría una media de más de 65 años y de los cuales me llaman cada semana, para saber que tal estoy, irnos de cervezas juntos y toquetear el simulador de cada uno (personalizados todos por mi) para tener las mejores texturas, las más reales dinámicas de vuelo y simulando todo al máximo. Por otra parte, me he conseguido crear una referencia en mi alrededor incluso en algunos sitos de internet, de los que siempre intento ayudar y seguir colaborando y que pronto, habrán grandes novedades que ya os comunicaré.

Una vez en la adolescencia y dónde más me ha marcado la aviación ha sido hasta hace apenas unos dos/tres años, donde mis compañeros de clase, cuando tenían conocimiento sobre mi sueño y mi ilusión se reían de mí, hacían broma, no me apoyaban en nada y hacían de “El dani y los avioncitos” un verdadero chiste a lo largo de todos los años. Día a día me fui apoyando en la gente más mayor, en esas personas de 30 años que son pilotos reales, en esos otros grandes ingenieros que tienen ya 40 y 50 años así como apasionados y ex-pilotos retirados de 60 y 70 años a los que aprecio, quiero, respeto, admiro y trato de quedar con ellos para vernos y tomar algo día a día. Han sido ellos Carlos los que me sacaron de la vergüenza, y fue la aviación la plataforma que me trasmitió a través de testigos, hechos, prácticas, fotos, videos y canciones, las verdaderas ganas de ser piloto, y sobre todo teniendo en cuenta muy claro un hecho: Lucha por lo que quieres, un objetivo, céntrate y llegarás a ese tan preciado y costoso, pero placentero sueño, Ser Aviador. Ya un piloto muerto a día de hoy, que en paz descanse me dijo: “¡Dani vales mucho amigo mío, no dejes tu sueño y lucha por lo que realmente quieres! ¿Quieres ser alguien como yo, un piloto? pues aunque te digan 1000 cosas diferentes, aunque todo absolutamente todo el mundo se ría de tí, aunque te tengas que dejar una vida entera y parte de la otra tratando de conseguirlo, Sigue y no lo dejes, porque todos los esfuerzos que hayas hecho para ser Piloto, habrán merecido la pena, porque es el mejor sueño que todo hombre pueda tener, en toda la faz de la tierra, y del cual, comerás, brindarás, sonreirás y realizarás durante el resto de tus vidas.” Sus palabras y consejos junto con los demás han sido una huella a fuego lento en mi corazón, y son esas, las pautas que sigo día a día para llegar.

He volado en muchas ocasiones, siendo piloto al mando incluso de hasta un bi-motor, con compañeros del sector, he realizado el 90% de las cosas que puede hacer un piloto, he estudiado (y sigo) y lo he puesto en práctica en el aire. Os puedo asegurar una cosa. He nacido con la vocación de Piloto, si llego a morir por causas naturales sin haber logrado lo que quería, el ATPL, no merezco haber nacido en este mundo, porque esta vida, sin aviación, no es vida, Necesito volar, como necesito beber, dormir, respirar o enamorarme.
Confieso también, que a altas horas del día a día, en ocasiones por la noche y con melodías muy profundas (aprovecho para dejaros una, relacionada con la tierra, con la que podréis concentraros, reflexionar y hacer lo que queráis a niveles sentimentales muy profundos:
http://www.youtube.com/watch?v=ttxTuLDF9Iw) derramo lágrimas por dudar sobre si realmente cuando tenga 30 años voy a llegar a ser alguien en la vida o no. Si realmente voy a demostrarles a mis padres que valgo lo que valgo, y si voy a poderles ayudar económicamente a ellos, pasados unos años con la satisfacción de haber realizado mi sueño exitosamente, y volver a unir el amor familiar, que en 2009 se rompió al separarse mis padres (y también de la depresión que sufrí, y que de nuevo la aviación, los amigos, los pilotos, las puestas de sol, las nubes, la soledad y el cielo, me hizo salir perfectamente), y que trabajo día a día, para que una mañana les pueda comunicar a los dos, sentados en una terraza, Papá y Mamá, os quiero comunicar que he accedido a una Compañía de Línea Aérea y he logrado ser aviador también, logrando así mi sueño.

Siento la megaparrafada, pero hoy encontrando esto me he sentido melancólico y sentimentalón, por lo que he decidido echarme a escribir y dejar volar los sentimientos (nunca mejor dicho ). Un abrazo muy fuerte a todos y dar las gracias a Carlos por este excepcional blog. También quisiera dedicar todas mis energías, sueños e ilusiones para aquellas personas que quieren ser pilotos, quisieron y lo lograron o simplemente aman a la aviación de un modo u otro. Cómo no también a José López de Argentina, una de las personas que más admiro en este mundo, por su gran texto de la aviación, dado ya la vuelta al mundo, en el que posteas también en este artículo:
http://alasdeplomo.com/los-pilotos/. Pronto lo guardaré y lo enmarcaré en mi habitación en un cuadro, para recordar día a día, Quiénes Somos, Porqué Estamos Aquí y Qué Queremos. Porque por la aviación, muero.”

Atentamente, Daniel Martínez Lorenzo

NOTA: Daniel me pide que figure el mail personal para los que quereis contactar con él. Así que, puesto que él así lo quiere, estaré encantado de facilitárselo a cualquiera que lo pida. Prefiero mantenerlo oculto para evitarle SPAMS, o sencillamente que le inunden su correo de toda esa basura que no tiene nada que ver con lo que merece.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

24 pensamientos sobre “¡No es un Ni-Ni!

  1. Sois personas como vosotros, Daniel, Carlos y quisiera pensar que otros muchos, las que todavía dignificáis este “mundillo”, frente a las malas artes de nuestras empresas y la pasividad general de todos los que estamos implicados.
    Gracias Daniel y no pierdas nunca esta ilusión que desprendes.

  2. Dani. Soy Pere. Me gustaría quedar un día de estos en ese bar de Gran de Gracia donde vamos habitualmente. Tu puedes pedir algo sencillo como siempre, algo así como una caña, una Coca-Cola, dos cafés, uno solo y otro cortado, una magdalena y dos anchoas de l’Escala. Yo pediré algo complicado como una agua con gas, y charlamos largo y tendido sobre tu escrito. El tema, y la persona, se lo merecen.

  3. Daniel. Simplemente fascinante, conmovedor!.
    La verdad que me ha encantado. Tus cálidas palabras, acompañadas
    de ese profundo sentimiento y pasión, me han llegado profundamente y
    han dejado una huella en este corazón.

    En montones de aspectos me he sentido identidficado y reconocido con ellas.
    Me han vuelto, como de golpe, montones de recuerdos y vivencias que
    permanecían de alguna manera “ocultos” en mi. Qué grandioso!.

    Es emocionante, que eso que has escrito, que te
    ha salido desde lo más profundo, haya provocado tantas
    sensaciones en mi, como en los demás.
    Si encima esas senaciones son ternura, emoción, nostalgia, pena,
    alegría, cariño, una lágrima… recuerdos… reconforta doblemente,
    porque significa que ha llegado al mismo sitio del que salió,
    pero en otra persona.

    Quiero Felicitarte y agradecerte también porque son justamente estos post,
    los que motivan, los que hacen que, aquellos que aún no hemos cumplido nuestro sueño, nos carguemos de fuerzas y energías para seguir luchando por conseguirlo. Gracias de corazón.

    No me cabe ninguna duda de que vas a ser un GRAN Aviador y que vas a volar
    muy alto. Ojalá algún día podamos encontrarnos dentro de un
    cockpit.

    Bueno Daniel, desde el otro lado del océano, te deseo el mejor de los éxitos,
    mucha fuerza. Que Dios te ilumine y acompañe siempre en este camino.

    Un Abrazo.
    José López

  4. José, me encanta que te haya gustado mi texto, simplemente intenté trasmitir a altas horas mis pensamientos más profundos de mi corazón.

    Estube a punto de irme a estudiar a Argentina para sacarme la licencia OACI, de hecho ya tenía hablado todo, en Palermo un piso, para ir a estudiar a la escuela de San Fernando (supongo que te sonará). Tengo ya tu e-mail, seguimos por privado!

    Un abrazo ché! 😉

  5. Pere: Tras la conversación que hemos tenido y el texto, ya sabes.. esta semanita, toca hablar largo y tendido. Gracias por hecharle ojo a estos textos, no sabes cuánto me enorgullece. Un abrazo amigo mío.

  6. Carlos, gracias por la gestión!. También muchas gracias por haber compartido este relato de Daniel….. de no ser por vos, difícilmente hubiera podido leerlo.

  7. Daniel, qué interesante lo que contás. Se que mucha gente de afuera viene a estudiar aviación acá, a muchos les resulta más barato y después terminan haciendo las validaciones correspondientes en sus países. En cuanto al aeropuerto de San Fernando, yo no lo conozco personalmente, pero he oído mucho de él. Goza de un gran prestigio. Tengo entendido que operan varias escuelas de vuelo ahí, porque el mismo cuenta con unas instalaciones e infraestructura excelentes.

    Bueno Daniel, de ahora en más estamos en contacto!.
    Saludos, hasta la próxima!.

  8. Carlos, con tu permiso dejo mi e-mail publicado por aquí por si alguien quiere enviarme una opinión, relato personal o información extra. De momento ese grupo que nombraba ya tengo a varios para reunir y hablar personalmente. Por lo visto más de uno se ha emocionado.

    Cómo le decía ahora mismo a uno de ellos, No hay cosa que me haga más feliz que hacer feliz a los demás.

    un abrazo a todos!

    D.M.L

  9. Daniel, siempre suelo quitar los mails personales, para evitaros spams. Desde que dejas un comentario, queda “grabado” en mi adminsitrador, para conocimiento exclusivo del propio blog. Siempre que alguien quiere contactar con un comentarista, previa petición de autorización, le pongo en contacto con él. Así que sigo fiel a esta protección. Sólo voy a poner una nota en la que quien quiera contactar contigo que directamente me la pida y encantado se la envío, ya que doy por supuesto que estás a favor de contactar con mucha más gente.

  10. Javi, con gente como tú ¿quién necesita más amigos?. No obstante lo he Facebookeado y lo he retwitteado. Este año no deberías escapar del guirlache… aunque solo sea para decorar… jeje 😉

  11. Simplemente magnifico y maravilloso… Daniel eres capaz de dar voz real a los sentimientos da cada piloto que sabemos que precio tiene el cielo y que comprendemos que para volar, dedicar tu vida es lo menos que podemos hacer! Felicidades por tu éxito y gracias hermano por recordarme que no estamos solo aun cuando a miles de pies no tengamos trafico a la vista, yo ya se que un alma guerrera comparte los mismos cielos que yo y esta ahí, es solo que el cielo es tan grande y somos unos cuantos… te aseguro Daniel que se cuanto hay que subir pero tu me demostraste hoy, que en la cima solo los grandes nos vamos a encontrar!

    Estamos en frecuencia!
    Cap. Delon

  12. Estoy totalmente de acuerdo! No hay mejor piloto que el que tiene vocación, te da la seguridad de que dará lo mejor de si mismo!

  13. Cap Delon! Siento escribir tan tarde, la verdad es que hacía mucho que no pasaba por aquí. Sencillamente sensacional tus palabras, espero algún día encontrarte por ahí arriba, no lo dudes compañero 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*