¡ping!… ¡pong!

screenshot007

(El Perito Moreno)

Y no me refiero al juego de tenis de mesa, sino a los pelotazos entre instituciones para pasarse la bola de un lado a otro.

El terrible accidente de Spanair, el verano pasado, está todavía en período de análisis hasta llegar al informe definitivo que dictaminará las causas objetivas del mismo.

A pesar de la gravedad del mismo, de la gran cantidad de víctimas y del dolor que ello ha llevado a todas las familias, seguimos en un Estado de desecho Derecho y por tanto tenemos que estar sometidos a las leyes y a las sentencias judiciales que se pronuncien.

La lástima de estos procesos, largos y que remueven el dolor de las familias, es que haya lugar a demasiadas especulaciones, que se interpreten los hechos de manera sesgada y que no haya un estamento independiente que sea el que entienda en estas causas.

Si el juez que lleva las diligencias considera que los peritos nombrados para desarrollar la investigación técnica no son los adecuados lógicamente debe recusarlos. Eso es lo que parece que ha hecho al amparo de la ley y de su imparcialidad (así lo cuenta Aviación Digital). Ahora bien, si el hecho en el que basa su recusación, es la pertenencia o no a un sindicato, estamos, a mi modo de ver, ante una “presunta” falta de imparcialidad debido a un detalle anecdótico.

¿En qué otro tipo de estudios periciales se recusaría a un técnico por el hecho de estar afiliado a un sindicato que está destinado a proteger los intereses laborales de cualquier trabajador?. Un pequeño ejemplo: Un golpe de chapa en tu coche, lo llevas al taller para que el perito de la compañía aseguradora emita su informe y tras su peritación se admite o deniega el pago de la reparación. Si ese perito pertenece a un sindicato cualquiera ¿no es imparcial? o ¿no va a defender los intereses de la compañía o de su asegurado?. Yo pienso que sí.

De cualquier manera que se mire me parece totalmente incongruente con el famoso “Espíritu de la Ley”. Me parece sinceramente una lagunilla en el sistema legal. ¿Por qué?. Pues porque este juez ya ha dictado sentencia en contra de unos profesionales cuya única implicación en el accidente es la de poseer los requisitos necesarios para poder emitir un informe sobre lo sucedido. El recusarles significa declararles “culpables” de parcialidad.

Lógicamente el Colegio Oficial de Pilotos ha dado su respuesta obligada por las circunstancias. Efectivamente el Colegio propone, de entre todos sus miembros colegiados, a un grupo de personas aptas para el desarrollo de un cometido tan desagradable y de una alta experiencia en un determinado tipo de avión.

Por tanto habremos de seguir pendientes de este peloteo a ver lo que responde ahora el juez (también colegiado y a lo mejor miembro de algún sindicato) a lo que le ha respondido el COPAC.

Lamentable en todos los sentidos, porque ello no hace más que retrasar la investigación y prolongar inutilmente el sufrimiento de tanta gente que imagino que lo único que pretenden es que termine cuanto antes todo el proceso y poder olvidar y penar por sus familiares muertos.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*