¡Viajar a París!

screenshot017

Hay que viajar más, siempre que se pueda y quiera, aunque sea a París. Dicen que París bien vale una misa y verdaderamente que se lo merece. Tal vez más de una.

Pero ¿Qué os podría contar de París que no sepais ya?. Creo que nada. Así que lo que iré haciendo los próximos días será ir contando mis experiencias personales y mis impresiones, aderezadas con casi un millar de fotos (tranquilos que pondré algunas menos).

Tal como están las cosas hay que mirar mucho el precio, así que la opción de “vuelos baratos” es la que se impone. Claro que no son tan baratos como anuncian en sus “enganches” publicitarios. Pagas por bulto, facturas on line para ahorrarte el importe, te llevas el mobiliario encima, ocupas todos los “racks”, vas bien bebido y comido y luego te sientas erguido puesto que no puedes reclinar el asiento ni media pulgada. Pero a partir de ahí está bien. Te anuncian la venta a bordo, poder participar en un sorteo de boletos millonario, te ofrecen bebidas -previo pago- y obviamente declinas la invitación.

Todo bastante cutre para mí. Pero mi mujer, que es sabia, enseguida dió con la causa: Lo hacemos cutre nosotros porque ellos se empeñan en cobrar por todo y los demás nos empeñamos en no pagar nada, así que es un toma y daca a ver quien consigue hacer el vuelo sin haber “apoquinado” más que lo justo. Pronto me temo que volveremos al viaje ecológico, con cesta de mimbre, servilleta de cuadros y pollos vivos como Paco Martinez Soria…

Para llegar a estos vuelos menos caros basta con que te desplaces al aeropuerto más cercano, en mi caso Reus, y llegues en hora porque, de lo contrario, pierdes el vuelo y el importe…,Nosotros ibamos con mucho margen de tiempo, para comer tranquilamente y facturar sin prisas, pero la mecánica y la electrónica son muy caprichosas y de vez en cuando hacen una pequeña diablura. El coche nos aportó un poco más de emoción al trayecto parándose en mitad de la autopista… Una llamadita al seguro, esperar la grúa y organizar el PLAN B . Con un Taxi conseguimos llegar cinco minutos antes de cerrar la facturación. (El tiempo de espera lo entretuvimos recogiendo almendras de debajo de un árbol que casualmente nos ofreció sus frutos, unos dos kilillos que tostaremos para celebrarlo).

Hago aquí un pequeño inciso para explicar cómo facturan las “LOW COST”. Contratan por horas al personal de facturación y mostradores, por ello resulta más barato facturar por internet, ya que ahorran personal y tiempo. No intentes contactar con la compañía, sólo gastarás unos cinco euros en llamadas por el móvil al 11888, aeropuerto, compañía, etc. Estos te intentan comunicar a través de su línea con quien quieras en lugar de facilitarte directamente el número, y corriendo el contador más que el Renault de Alonso. Llamas al aeropuerto, a la compañía y no obtienes ninguna solución. Así que lo mejor olvidar el teléfono y apañártelas como puedas.

Cuando has facturado, un pequeño apretón en las filas de seguridad, un mogollón de personas afanándose por llegar los primeros al embarque y conseguir el mejor sitio, llenar con sus bolsos los portamaletas, y ya estás listo para el viaje.

Pero eso ya os lo cuento en otro momento… Esto es lo que te encuentras al llegar a París, en autobús.

screenshot018

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

4 pensamientos sobre “¡Viajar a París!

  1. Estas compañías empezaron con buen pie su andadura, pero parece que conforme pasa el tiempo las cosas se van poniendo más crudas. Esperemos que algún día la cosa se calme y tengan un trato más normal.

  2. Suco, como siempre soy bastante escéptico en estos temas. La experiencia me ha demostrado que son capaces de inventar cualquier artimaña para ganar más dinero. al final el único criterio que impera es el económico y el dinero siempre escapa de los débiles hacia los fuertes. Pronto podremos ver asientos de mimbre, o a la gente vestida como “michelín” para no llevar ni equipaje de mano…prenda sobre prenda.

  3. Carlos, lo de los asientos de mimbre no creo, mas que nada por seguridad, pero lo del “Michelin” ya acurre a diario :-))

    Un saludo.

  4. José, los españoles sabemos un montón de picardías… tenemos sangre de miles de etnias y culturas, iberos, vándalos, suevos, alanos, romanos, visigodos, moros, cristianos, judíos, musulmanes, etc… Así que siempre hemos tomado “LO MEJOR DE CADA CASA”.
    Así que ahora unos vikingos nos van a “sablear” a nosotros. Pronto rentabilizaremos los viajes con Ryanair “limpiándoles” accesorios del avión… 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*