¿Boyer o Rappel ?

Algunos ya se habían olvidado de Miguel Boyer. Otros todavía no, ya que tras la expropiación de Rumasa y posterior regalo digo venta de empresas como Galerías Preciados, es imposible olvidarse de ste señor.

Lo que no conocía son sus dotes adivinatorias respecto al nivel cultural de los mimistros, el cual relaciona directamente con sus ingresos, presuponiendo que quien no tenga estudios podría ser el único que llegara a ministro. No cito nombres que ya están ahí. Así yo también acierto con mis predicciones. Lo que no sé por qué están apareciendo todos los días estos “históricos” del PSOE. Tal vez estén refrescando la memoria de quienes les votaron/amos hace unos lustros.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

8 pensamientos sobre “¿Boyer o Rappel ?

  1. Montse, estoy totalmente de acuerdo… en lo de esta gentuza. Mi abuelo era analfabeto, y fué además un gran hombre. Pero no llegó a ministro. 😉

  2. Menudo pajaro el Boyer,

    Precisamente, solo hay que ver como gente como Pajin o el Sr Blanco, con facultades intelectuales limitadas, cobran por encima de los 20000 al mes, sin estudios, sin oposiciones, sin esfuerzo.

    Pagarles mas? Ni harto de vino

  3. Alcione, pero tienen varios masters en “chiki-face” o sea más morro que millones de “afroamericanos” (antes simplemente negros) cantando el ONLY YOU. 😉

  4. El sueldo tiene que ser acorde a la responsabilidad que desarrolla cada uno dentro de su ámbito profesional. Al político se le supone una vocación de servicio público que diferencia ( a la baja) sus salarios con aquellos que desempeñan funciones parecidas en el ámbito de la empresa privada. Dicho ésto también deberían establecerse, por un lado, una formación mínima para acceder a ciertos cargos de la administración del estado, ademas de experiencia provada como gestores de las competencias a las cuales accedieran como cargos públicos, por otro delimitar sus responsabilidades de acuerdo a sus actuaciones, ya sea, administrativa , penal o económica. De esta forma se justificaría de sobra sus salararios y la reputatación de la función pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*