¿Halloween o noche de ánimas?

screenshot280.jpg

El origen de esta extraña palabra sajona está en  All Hallow’s Even (víspera del día de los santos). En la actualidad la influencia de la ¿cultura? norteamericana se extiende a todos los ámbitos sociales, y las festividades no quedan excluidas de dicha influencia.

En mi infancia se vivía todavía la “Noche de las ánimas” y como la televisión no se había popularizado todavía, a través de la radio podías escuchar “rosarios” y como mucho alguna misa por difuntos o música sacra. Ya antes de acostarte se procedía al ritual de encender lamparitas de aceite o velas, supongo que para iluminar el “paseo” de las almas en pena.

Para un niño de cuatro o cinco años todo aquéllo era realmente siniestro. Se te encogía el corazón hasta el tamaño de una canica, mirabas detrás de todas las puertas para cerciorarte de que no había ningún “espíritu” malo para llevarte con él al purgatorio, rezabas mil veces para que los santos te protegieran durante aquélla “lúgubre” noche y pudieras acudir al día siguiente a ponerte en paz con los muertos visitándoles en el cementerio. Realmente aquella noche era un “infierno” para los niños cristianos.

Creo que el éxito de Halloween radica precisamente en darle la vuelta a tanto terror. Aunque el origen remoto de la celebración está ya presente en los druidas celtas , poco a poco se transformó en una celebración pagana con el objetivo de ahuyentar a los espíritus. Los niños aprovechan el día en su propio beneficio obteniendo pequeñas propinas o “chuches” que les hacen felices y , además, se pueden disfrazar de monstruos o de brujas.

Una vez que hemos perdido gran parte de la motivación religiosa que teníamos, puestos a no celebrarlo en un sentido religioso, me quedo con el “carnaval” de halloween. Me encanta ver a los niños disfrutar de unas golosinas y  hacerme el “asustado” para su regocijo. ¿Para qué tenerlos toda la noche “acongojados” , con los congojos en la garganta, esperando a los espíritus?. A mí tanto miedo no me hizo ningún bien. Ni siquiera nos atrevíamos a salir de la cama viendo el resplandor de las lucecitas titilando durante toda la noche y creando fantasmas con sus sombras.

Quienes rechazan frontalmente la influencia sajona en nuestras vidas, convendrán conmigo en que es preferible un poco de alegría para los niños, frente al terror que producía esta maldita noche de ánimas.

P.S. Si quereis ver algo de literatura al respecto os recomiendo éste Monte de las ánimas de Gustavo Adolfo Bécquer.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

6 pensamientos sobre “¿Halloween o noche de ánimas?

  1. Pingback: Zaragózame! | ¿halloween o noche de ánimas?

  2. Carlos, buen post e información. Me quedo con la noche de las ánimas. Esta semana de hallowen he podido ver cómo la pasan en Irlanda. Estoy contigo que es verdad que los niños se lo pasan estupendamente pero lo que no es normal, al menos para mí, es la publicidad ‘gratuita’ que se da a la cultura de la muerte. Todas las casas llenas de imágenes de esqueletos, de brujas – pero horrorosas, de cadáveres.

    Prefiero la cultura de la vida. Por cierto el origen de toda esta fiesta, cómo bien dices, se encuentra en Irlanda. Luego el marketing hollywodense nos ha creado esa imagen que toda ‘fiesta’ procede de Estados Unidos. Otra falsedad.

    Saludos y gracias de nuevo

  3. Sin dudarlo un instante, Noche De Animas, Todos los Santos, y Dia de Difuntos, la tradicion manda, y creo que hay que guardar respetopor nuestros difuntos, lo del miedo es gratuito, y quien dice que con los disfrazes chorra de “halloween”, no se asusten los niños.

  4. Diego y Rafa, en realidad tampoco estoy muy convencido de que tengamos que importar determinadas tradiciones ajenas a nuestra cultura. Me parece demasiado frivolo enfrentarse a la muerte sin un sentido más profundo. En i infancia se nos asustaba con el infierno, con la muerte como algo horrible si estabas en pecado…
    Pero conforme maduras hay que ir aceptando el hecho de que todos debemos morir. Así que halloween para los niños y día o noche de difuntos a los que ya hemos dejado de serlo. ¿No os parece?.

  5. Buenos días para todos.
    Estoy con Carlos.
    En lo que no pensaron ni unos ni otros, es en el miedo que pasamos cuando nos vemos al espejo los que llevamos 1 mes ½ sin fumar, y se nos han añadido sin querer unos 5 Kg más
    Naturalmente. las zonas de localización de semejante añadido, son la papada y el ombligo.
    Horroroso
    La religión y otras culturas añadidas, nos dieron esta noche tan especial, en mi parecer actualmente, algo mas americanizada de lo que debería , puesto que mirando históricamente el Halloween americano, no tiene tanta historia como el día de todos los santos de nuestra tierra.
    Eso sí, la americana me parece más divertida de cara a los chavales/as.
    Un Saludo a todos con 5 Kg mas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*