¿Por qué lloras, presidente?

No sabemos si llegará a ser o no presidente de los Estados Unidos de América (U.S.A.), pero si algo de ventaja le daban los sondeos a  Barack Obama, frente a John McCain, esta lágrima resbalando por su mejilla le ha dado las últimas fuerzas para ganar la carrera presidencial.

El lado humano de cualquier persona es siempre lo más importante en cuanto a las emociones que inspiran en algo tan “objetivo” como la simpatía que nos inspira un candidato a cualquier puesto. Más aún cuando el puesto es el de Presidente del país que hoy es la primera potencia mundial. Así que si la muerte de su abuela es triste, como lo es siempre la muerte de cualquier ser querido, en este caso es además una casualidad que puede hacer inclinar definitivamente la balanza en su favor y por tanto los destinos próximos del mundo que nos ha tocado vivir se verán afectados por la muerte de una pobre señora que al provocar la lágrima de su nieto, nos ha hecho ver que los hombres , incluso los más poderosos, también lloramos.

En estos pequeños gestos a veces radica una gran aventura. Ojalá sea para bien.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

2 pensamientos sobre “¿Por qué lloras, presidente?

  1. la verdad es que no me gusta nada que venga de yankilandia ,pero este obama me inspira algo..aunque ya sabemos que ni bien suben a la mierda las lagrimas y meta palo y a la bolsa..
    en fin..que venia a agradecerte tu video y obvio tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*