¿Qué hacer cuando te despiden?

En primer lugar aceptarlo. Mi primera reacción fué de una rabia incontenible pero pronto el cerebro empezó a funcionar y me ayudó a calmarme.

En general hemos sido educados en que la verdadera misión de una persona es trabajar. Pues yo digo que no.

Si bien es cierto que tal como está estructurada la sociedad es necesario trabajar, también es cierto que la verdadera misión de las personas es la de perpetuar la especie. Desde el incicio de los tiempos la raza humana, como cualquier otra especie, ha procurado su supervivencia no como individuo, sino como colectivo. Todos desaparecemos , pero los humanos sobrevivimos .

Cuando de sobrevivir se trata , las especies evolucionan de tal manera que se van adaptando a las circunstancias, fortaleciendose o adquiriendo nuevas capacidades que le permitan continuar con su existencia.  Partiendo de esta analogía pretendo llevaros a la conclusión de que , una vez que has perdido tu trabajo, lo que hay que hacer es adaptarse. 

Inicié mi andadura por la informática con un claro espíritu de revancha, quería encontrar el medio para criticar y hacer llegar al mundo mis quejas contra una empresa que me había defraudado y lastimado profundamente. Quería que todo el mundo supiera lo malos que habían sido conmigo, quería en fin “ponerlos a parir”. Pero al cabo de unos días me di cuenta de que el rencor no hacía más que molestarme a mí mismo. Le daba vueltas a la idea de “REVENGE” (¡venganza!), ¡abajo la opresión!, y otras más que supongo habeis experimentado.  Hasta que me dí cuenta de que todo eso no conducía a ninguna parte.

He ido madurando la idea y ahora lo veo todo completamente distinto. Sigo queriendo que se sepa mi historia y que cada uno juzgue lo que le parezca. Pero mi historia no es más que una más de tantas como hay, similares o totalmente distintas, todas igual de importantes o insignificantes que la mía, todas pertenecen a una persona que lucha por sobrevivir y todas pueden tener cabida en mi blog.

Deseo de corazón que podais descargar aquí vuestra rabia, vuestros anhelos y esperanzas, vuestras ilusiones y vuestras capacidades. Yo voy a intentar que esta sea una página de futuro, de alternativas y de superación.  Sinceramente lo de programar se me está haciendo muy arduo, pero me está dando la gran satisfacción de mantenerme en movimiento, de seguir “p’alante”. Y eso os lo quiero transmitir, amiblogs.   

El mero hecho de poder escribir esta página, me ayuda a seguir con ilusión, también es cierto que siempre me ha gustado mucho escribir, pero ahora es casi una necesidad. Así que seguiré “perpetrando” artículos y procurando que sean atractivos para que, al menos, pasemos un buen rato entre amiblogs.   

13 pensamientos sobre “¿Qué hacer cuando te despiden?

  1. Muchas gracias por tus sabias palabras. Acabo de ser despedida (ya lo veía venir) y me siento mal por ello, pero al encontrar tu página, me sentí mucho mejor coforme fui leyendo. Mi despido no es una derrota, es una experiencia que me va a fortalecer.

  2. Isabel desearía que veas cómo la vida de un recién parado cambia pero… ¡ a mejor!. Depende de muchos factores personales pero acabas dándote cuenta de que el mundo sigue girando incluso sin tí. Nadie somos importantes para el gran engranaje social, salvo para nuestros allegados a los que les robamos todo nuestro tiempo y sólo les guardamos nuestro mal humor para cuando llegamos a casa. Y todo gracias a tener trabajo. De todos modos hay que pagar según que cosas y buscar un nuevo trabajo. Pero se aprende mucho de estas situaciones. Animo y disfruta a tope mientras tienes esta maravillosa oportunidad.

  3. WEnO AnTe tOdO muy weNaS TarDEs,,,lO Ke paso a Mi es ke IO sToi pRaCtIcAnDo eN uN EsTuDiO CoNtAblE ,,,y mI jEfe me DijO kE sI io kisIeRA KeDaRmE AStA DiIcIeMbRe ,,,PerO AL TRaNsCiRrIr eL tIeMpo nO HiCe Bien eL TrAbAjO mE cONfuNdiA N diGItAR MAL El IgV dE uNa faCtUrA EnTRe OTroS,,,pERo y aHoRa mE SAlo dicieNdO Ke sOLo VoI aTrAbaJaR asTa esTe saBaDo,,,mE Ieno DE MuChA TRiStEza kE mE dIJeRa ESooo,,NeCesITo aLguNas pAlABRaS Ke mE ayUdEn A SuPeRaR esTo ES Mi PrImERa vEZ tENgO 19 AÑiS dE EDAd,,GrAciAs

  4. Cecilia, suelo responder siempre a todos los comentarios. Pero sólo cuando puedo conectarme y veo los que me han dejado… Espero que así sea tan interesante o más. 😉

  5. Yo fui despedida la semana pasada y la verdad es que me senti horrible, sobre todo a los 5 dias de ser despedida. Desesperada por saber como seguir…esta bueno, leer esto por que uno en estos momentos se siente lo peor y como que a nadie le haya pasado.
    Es un buen momento para replanteearme mi vida laboral aunque esto me genere mucho miedo. Espero que se pueda seguir comentando lo que siente cada uno por que eso hace de catarsis.
    Saludos.

  6. Silvina, la vida tiene estas cosas. Y aunque hay que trabajar nos hemos olvidado de que tenemos unos objetivos más sublimes y naturales que sólo trabajar.
    A mí me ha llevado un tiempo darme cuenta de ello, y sólo pude conseguirlo tras ser despedido. Después de haberme esforzado toda la vida en formarme para ser piloto, sacrificios aparte, fué un duro palo.
    Inmediatamente me apunté a un curso subvencionado de programación web. Leí mucho que tenía pendiente, recuperé mis otras capacidades abandonadas por culpa del trabajo, recuperé el contacto directo y frecuente con los amigos. Y sobre todo tuve tiempo de recuperar a mi familia, abandonada por mí en mi propia casa, y yo siempre en un hotel…
    Trabajar tiene que importar lo justito para poder cubrir lo básico. El resto es decoración y miseria llena de lujo.

  7. te digo , y lo se de primera persona, que tu blog altera los jugos gastricos de la empresa que te despidio, para su verguenza.

    Asi que no te pongas filosofico, que eres aragones y por lo tanto cabezon, y dales cera, llenalos de verguenza, que es lo que se merecen!!

  8. Alcione, me basta con que vean el monstruo que han creado, ellos solitos. Ni me hace falta dar nombres, porque pronto saldrán en los periódicos… y seguramente como protagonistas de una tragedia. Pero yo hice lo que pude por evitarlo. No les guardo rencor, simplemente me dan lástima y asco, por ir cerrando el círculo y conseguir que las condiciones que han implantado sólo tengan un final lamentable.
    Ese día sólo quiero que no llegue nunca, y haber estado equivocado siempre. Lo malo es que hasta ahora todos los vaticinios (observaciones y conclusiones lógicas) se han cumplido en todo aquello que auguro.
    Si llega el día fatídico haré un par de llamadas para que resuene el nombre del comandante SANCHO en una serie de mentes miserables. 😉

  9. QUE buen Blogg…hoy me sacaron de mi compañía….porque le caí mal al jefe, cambiaron de gerente hace 6 meses, y llego un patan que me hizo una persecución laboral horrible, hasta senti q se me quito un peso de encima….pero no deja de ser frustrante y dificil, ademas qu te llenas de rencor, un poco, espero que me paqse rapido y pasar a moverme de nuevo en el mundo laboral…aunque ahora me estoy replanteando el área en que debo trabajar…la industria farmacéutica está muy contaminada y los ambientes son bastante dificiles…….quiero tomar un respiro!

  10. Sandra, sólo quiero decirte que “hay vida más allá del trabajo”. Necesitamos trabajar para vivir, pero las necesidades reales son muy poquitas. Un poco de comida, y mucho cariño. Con eso es casi suficiente.
    No hay que sentir que estás parado porque sólo estás DESEMPLEADO. Lo cual es mucho mejor que estar MAL-EMPLEADO.
    Comienza un ciclo de hiperactividad, estudia, disfruta, mejora personalmente, VIVE a tope.
    Al final siempre hay un empleo esperando en alguna parte, y hay que MOVERSE mucho más que cuando estás trabajando. Pero,como imagino que eres comercial farmaceútica, busca los análisis DAFOR personales. Saldrás muy fortalecida y seguramente habrás mejorado tu vida olvidándote de objetivos, variables, clientes, bonus, comisiones, con los que se llena nuestra cabeza de “programas” maliciosos. Estamos contaminados y necesitamos un poco de tiempo de reflexión para limpiar el disco duro…
    Mucho ánimo, y nunca creas lo que te diga un jefe, porque él normalmente sólo defiende su propio status. Y las empresas no tienen alma, sólo tienen peones que sacrifican por avanzar posiciones en un tablero.
    Abandona el tablero y juega tu propia partida. Un beso y mucha alegría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*