Accidente en Smolensk

(Cabina de un Tupolev-154, autor: Troels Myrup)

Smolensk, es una pequeña ciudad rusa, cuyo origen conocido se remonta a la edad Media, pero cuya historia está plagada de hechos notables de invasiones y destrucciones durante diferentes guerras. Hoy se ha hecho más conocida por el desgraciado accidente de aviación ocurrido anteayer y que le ha costado la vida al Presidente de la República de Polonia, Lech Kaczynski, junto a otras 96 personas, entre ellas varios miembros de su gobierno.

Como siempre lo primero es hacer llegar a las víctimas y sus familias el pesar por la muerte de estas personas, cuya importancia no estaba en el cargo que ocuparan, sino en el cariño que ellos les tenían.

Evidentemente es una víctima más de entre todas ellas, pero por su condición de Presidente la repercusión de su muerte se acentúa en otros ámbitos que exceden de su entorno familiar, ya que con él todo un país ha quedado “transitoriamente” sin gobierno. Las consecuencias políticas serán noticia durante los próximos meses y la forma en que se resuelvan hará que en Polonia los ciudadanos vuelvan a tener que elegir a su director.

Y como siempre también ya hay un único RESPONSABLE de este accidente, el comandante del avión siniestrado. La niebla, un avión Tupolev-154, una obligación por aterrizar… y 97 personas que nunca más volverán a coger un avión.

Lo que llama siempre más la atención en este tipo de accidentes es la TOMA DE DECISIONES por parte del comandante, que recordemos es el último y único responsable de sus actos, incluso a nivel penal.

Hablan de cuatro intentos de aproximación, de que se le recomendó proceder al aeropuerto alternativo, de que la visibilidad era muy baja, etc… Seguramente todo ello sea verdad, por lo que a cualquier piloto le surgen muchas más dudas de por qué lo volvió a intentar.

La niebla no es de por sí mala ni peligrosa, es niebla. Por tanto hacer una aproximación instrumental en estas condiciones es algo totalmente normal y en absoluto peligroso. Bien es cierto que tanto el aeropuerto, como el avión, como la tripulación han de satisfacer una serie de condiciones para poder descender hasta los mínimos de dicha aproximación, con todos los márgenes de seguridad propios de las características de la misma. (De las nieblas y de las aproximaciones de precisión he hablado mucho anteriormente).

En el caso que nos ocupa, lo que sinceramente no entiendo es que hubiera una cuarta y definitiva aproximación. No se puede ni debe generalizar las actuaciones propias o ajenas, ya que las circunstancias presentes son siempre una incógnita para cualquiera. Pero la mayoría de nosotros a lo largo de nuestra vida como pilotos, cuando hemos encontrado una niebla densa, cuyos datos de visibilidad eran muy “ajustados” o por debajo de mínimos, hemos hecho al menos un intento de aproximación (salvo que el aeropuerto esté cerrado directamente por considerarse bajo mínimos).

Incluso en ese caso, el comandante del vuelo, bajo su propia responsabilidad, tiene la opción de intentarlo y, si le sale bien, hacer las oportunas aclaraciones de por qué operó en un aeropuerto “cerrado”.  Se enfrentará a una investigación y, en general, salvo emergencia real, es posible que cumpla alguna sanción de tipo administrativo y un “correctivo” del tipo empleo-sueldo por parte de su empresa, o en último caso suspenderle temporalmente de su puesto como comandante o ser relegado definitivamente a volar como copiloto o despedido de la empresa por la propia gravedad de su decisión que ha puesto en riesgo las vidas de los ocupantes y de la aeronave.

Así que antes de declararle definitivamente culpable y responsable de tanta muerte hay que saber qué le “OBLIGÓ” a hacer cuatro aproximaciones. Por ello dejo en suspenso unas cuantas incógnitas que habrá que despejar antes de definir las causas de esta tragedia.

– ¿Se sentía obligado a aterrizar allí?. ¿Es posible que el propio presidente diera orden de aterrizar en ese aeropuerto y no en otro por razones políticas o simbólicas?.

– ¿Seguro que tenían combustible remanente para proceder a un aeropuerto alternativo? (aquí quiero hacer una salvedad, porque actualmente hay empresas muy conocidas en España, que obligan a sus pilotos a volar con el combustible mínimo legal, ni un kg. de más).

– ¿No había nada que hiciera obligatorio el aterrizaje, como una emergencia en vuelo, una amenaza de bomba, un fuego en último momento?.

– ¿El avión cumplía con los requisitos para este tipo de aproximaciones o estaba degradado sin saberlo la ripulación?. No hay que olvidar que dicho modelo estaba ya “anticuado” (comenzó a fabricarse en 1968) y dejó de fabricarse hace ya unos años…

– ¿Alguien desde dentro pudo coaccionar a los pilotos para hacer todo lo que su formación les dictaba que no debían hacer?. ¿Acaso el avión pudo haber sido objeto de secuestro?. No dejemos de lado que las autoridades de Polonia viajaban ahí, y que el tipo de política que hacía el Presidente tenía más de un detractor…

Creo que nunca lo llegaremos a saber, porque estas cosas no les interesan a nadie. Pero sinceramente no llego a verlo claro desde ningún punto de vista. Y no es por sentimiento corporativista, ni por defender lo indefendible, solamente que no me  puedo explicar la actuación de este pobre piloto, que acabará con todas las dudas siendo el chivo expiatorio de todas las responsabilidades, propias o ajenas. D.E.P.

¡Ay Pepiño, cuánto nos queda por ver y aprender!.

rehabilitacion cubiertas
reparacion cubiertas barcelona
Pasteurizador

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

18 pensamientos sobre “Accidente en Smolensk

  1. En el momento que ví la noticia y escuché las circunstancias del suceso barrunté que había algo que no encajaba. Cuatro intentos de aterrizaje cuando se le había avisado previamente que las condiciones no eran las más propicias, no es normal, ni tampoco es el proceder de un profesional que tiene bajo su responsabilidad vidas humanas.

    Estando quien estaba dentro del avión, me atrevo a afirmar que la decisión no fue tomada por el piloto. El ego de algunos políticos puede llevarles a percibir la realidad desde una perspectiva un tanto distorsionada, y tomar decisiones que pueden acarrear consecuencias inesperadas.

    Me imagino más un escenario como el siguiente: Yo soy el Presidente de tu país, tu jefe, el que puede hundir tu carrera profesional si no eres capaz de aterrizar este avión en ese aeropuerto.

    Es la única lógica que encuentro para justificar tanta cabezonería en aterrizar allí a pesar de los avisos de la torre de control.

  2. En sucesos como éstos, no está de más dejar pasar, al menos, 7 días desde que ocurre para valoraciones de algo de peso. El cúmulo de imprecisiones es tal, que hablar con algo de propiedad es como intentar patinar sobre un maizal.

    Tiren de videoteca, audioteca y hemeroteca para recordar qué mensajes se emitieron en el accidente de Spanair. Y era en un país moderno, responsable y a manos de profesionales de la información.

    Cuesta mucho, pero merece la pena tragar saliva una y otra vez. Tiempo hay para tratar el tema. La precipitación sólo favorece cometer errores (o imprudencias) y agrandar el daño de las familias de los fallecidos. Eso no se puede cuantificar, lamentablemente. Yo, trato de ponerme en sus pellejos, y no podría dormir sin desear decir cuatro palabras a los informadores. Invito a realizar ese ejercicio.

    Carlos, te honra las aclaraciones realizadas. Aclaraste que dejaste puertas abiertas, por lo que no tengo crítica dura hacia ti. De veras te digo que eres a la última persona que deseo trasladar este mensaje. Sólo quería comantarlo, prque sé que periodistas te leen. A ellos va dirigido, principalmente.

  3. Laura, gracias pero no me sentía aludido. Mi trayectoria cuando trato sobre estos temas está más que clara, prístina.
    Aquí no vendo nada (quizás un poquito de publicidad que me permite mantener abierto el sitio), pero no gano ni pierdo nada más que algún lector ávido por informarse o conocer opiniones “independientes” sobre temas tan trágicos.
    Llevo una temporada muy dura en cuanto a difusión de los entresijos del poder omnímodo de unos cuantos políticos que están poniendo esto patas arriba. De los “gacetilleros” (nunca periodistas) que hacen de voceros de estos desmanes “legales”, del atentado continuo sobre lo que significa una SEGURIDAD aérea plena.
    Así que para esos supuestos periodistas que me leen (me consta que hasta les sugiero ideas para escribir determinados panfletillos) decirles que si quieren estoy dispuesto a hablar donde quieran, como quieran y ante quien quieran. A mí me dejaron de lado por defender una sola cosa la seguridad.
    Y por eso mismo conseguí tener alas de plomo, para volar libremente y decir lo que muchos otros no pueden o no quieren manifestar.
    Creo que es lo menos que puedo y DEBO hacer. 😉

  4. Barajas, NUNCA, bajo ningún concepto. Aunque cuando se está en el umbral de si se verá o no, siempre se piensa que justo en la cabecera puede haber la suficiente visibilidad como para ver las luces. En cualquier caso con una vez es más que suficiente para confirmar si se puede ver o no hay nada que hacer.
    En una ocasión concreta, en Pamplona, hicimos la primera y justo justo vimos las luces, pero ya iniciando la frustrada… Así que sabíamos que se podía conseguir sin ningún riesgo e hicimos la segunda con éxito. No recuerdo ninguna otra vez que iniciara una segunda aproximación en estas condiciones. Pero… cada vuelo es un mundo y cada situación una incógnita.
    Yo diría que algo o alguien les obligó, pero es mucho aventurar. Sinceramente estoy convencido de que nunca se sabrá la verdad, y que todo lo que se pueda contar sea falso o tergiversado. Yo sólo planteo dudas razonables. 🙁

  5. Perdona, Carlos!
    Este articulo es una tonteria y medio verdad. Creo que lees solo en espanol y sabes por esto mucho menos. Un poco trabajo mas y lee articulos orginales, en polaco y russo. Estas proguntas: “Seguro que tenían combustible remanent…” ,
    “- ¿El avión cumplía con los requisitos para este tipo de aproximaciones o estaba degradado sin saberlo la ripulación?” no son serios…

  6. Ryszard, mis artículos y mis pensamientos se caracterizan por ser siempre tonterías. No sé cómo nadie, antes de tí, no se hubiera dando cuenta del detalle.
    Estoy seguro de que me iluminarás adecuadamente con tus traducciones del ruso y del polaco de esos artículos que me harán ver la luz y despejarán mis dudas tontas. Doy gracias al mundo porque existan personas que,como tú nos. traerán la verdad y no permitirán que perdamos el tiempo pensando en tonterías. 😉
    AMEN

  7. Estimados Señores. Todos especulamos sobre las posibles causas del accidente y por supuesto, apuntamos siempre al piloto la responsabilidad final. Pero alguien podría informarme las características del aeropuerto en cuestión, pistas, facilidades, tipos de aproximaciones,etc. Así por lo menos tener una mayor visión del panorama. Termino estas líneas expresando mi pesar por este lamentable accidente. Saludos.
    Luis Felipe Argotte.

  8. Luis Argotte. En primer lugar nunca especulo, sino que dejo dudas y abro vías de reflexión, nunca es mi intención “juzgar” a nadie, sino “defender” a quien ha sido juzgado por la ignorancia impuesta.
    En cuanto a la información que solicita, es muy difícil llegar a ella de manera “abierta”, ya que los ervicios AIS (información aeronaútica) están protegidos por las autoridades y sólo se facilitan para uso profesional a quienes operan en el aeropuerto. En general las fichas de aproximación instrumental se basan en diferentes cartografías comerciales a las que hay que estar suscrito y cuestan un verdaero dineral; la más habitual es la Jeppesen: http://www.jeppesen.com/index.jsp
    aunque ciertos países o compañías utilizan otras, propias o comercializadas.
    No obstante te ofrezco la posibilidad de descargarte “en prueba” una en la que espero que dicho aeropuerto pueda aparecer y te sirva para hacerte idea de lo que pretendes. http://www.navigraph.com
    Espero haberte servido de ayuda. 😉

  9. Otra cosa, para hacerse una idea del entorno, el google earth da una imagen muy clara de la pista, la ciudad, y alrededores, basta con poner aeropuerto de smolensk y a ver el aeropuerto… no sé la fecha de la toma, así que el estado actual puede haber variado algo… 😉

  10. Hola amigo!. Muy buena la reflexión que nos has dejado!!. Me hiciste pensar mucho. Es una pena lo que ha sucedido, ojalá alguna vez lleguemos a la verdad. Dios se apiade de todas esas almas!. Carlos, vos en el lugar del Piloto, hubieras intentado 4 veces?. O a la primera frustada te ibas a otro aeropuerto?. Un abrazo.

  11. José, aunque contesté al respecto en el 7º comentario, lo hacía en general. En este caso tal vez “hubiera” tenido que hacerlo tantas veces como ellos.Nadie lo sabe, y creo que no se sabrá por qué ocurrió. La aviación está “reñida” con la política y la economía. 😉

  12. Pingback: NOTAM | Alas de Plomo

  13. ESPECULAR: Del Latín specularis, de speculum, espejo
    VERBO TRANSITIVO
    1. Meditar, pensar sobre algo, especialmente sin aplicación o finalidad práctica.

    VERBO INTRANSITIVO
    2. Hacer suposiciones, en especial con poco fundamento.

    SINÓNIMOS:meditar, teorizar, conjeturar, elucubrar, pensar, reflexionar, suponer, imaginar.

    Especular no es malo, es solo hablar sin conocimiento de causa.

  14. Luis Argotte:
    experiencia.
    (Del lat. experient?a).
    1. f. Hecho de haber sentido, conocido o presenciado alguien algo.
    2. f. Práctica prolongada que proporciona conocimiento o habilidad para hacer algo.
    3. f. Conocimiento de la vida adquirido por las circunstancias o situaciones vividas.
    4. f. Circunstancia o acontecimiento vivido por una persona.
    5. f. experimento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*