Aceite de oliva virgen

aceite.jpg

Otro vuelo de Granada a Palma en el Boeing- 757

Algún pasajero no identificado tuvo la feliz ocurrencia de llevar de regalo una garrafilla de buen aceite de oliva. Como calidad del aceite ninguna duda. Pero la oportunidad del regalito es otra cosa.

Todos sabeis que conforme ascendemos la presión del aire disminuye y ,a pesar de que las bodegas de equipaje suelen estar presurizadas, la presión durante el crucero se mantiene bastante por debajo de la que hay en tierra , pudiendo bajar hasta la equivalente  a una altitud de unos 3000 m. (más o menos como si subes al Aneto).

En estas condiciones la física volvió a actuar según sus reglas: a menor presión mayor volumen. Sencillamente ocurrió que el aire dentro de la garrafa se expandió y ¡Plofff! adiós tapón.

Imaginad la sorpresa de los maleteros al extraer el equipaje. ¡Se podía hacer una ensalada de maletas! . Y os garantizo que 5L. de aceite cunden mucho.

Cuando querais llevar regalos en avión os sugiero que penseis en alguna figurita tradicional, como las sevillanas, toritos o cualquier otra horterada que no se desparrame.

Sin embargo sigo siendo reacio a llevar ensaimadas de Mallorca (¡exquisitas por cierto!) porque como producto perecedero, a veces perecen en el estómago de algún hambriento.

2 pensamientos sobre “Aceite de oliva virgen

  1. Ensaladas y patinaje sobre hielo… digo sobre aceite.
    No se si será verdad, pero en la empresa que yo trabajaba, los análisis clínicos se enviaban desde Zaragoza a Madrid por avión, pero desistieron de hacerlo ya que decían que debido a la altitud y las bajas presiones no eran muy fiables.
    Saludos
    P.D. He llegado a través de Gabriel del Molino (Camyna)

  2. Querido jubilado.
    Un saludo, ya que yo también te conocía a través de Camyna y había leído tus posts. me gustó el del sordomudo.
    He preguntado a mi mujer que es químico y trabaja en un laboratorio de análisis de aguas, alimentación,etc (instituto municipal de Salud Pública de Zaragoza) y me confirma que es cierto que los viajes en avión pueden influir en las propiedades químicas del aceite. La razón más probable es que la solubilidad de ciertos componentes como las grasas, depende también de la presión, de la temperatura, etc. Por ello a la hora de realizar un análisis es probable que el resultado fuese diferente según las condiciones que había soportado previamente.
    No obstante la web del instituto es esta: http://cmisapp.ayto-zaragoza.es/ciudad/IMSP/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*