Aeropuertos españoles o bases militares

ScreenShot034

La prensa diaria tiene la ventaja de que todo el mundo les invita a dar información, mientras que lo que algunos califican de periodismo ciudadano, tenemos que empezar leyendo un periódico para luego ampliar la información -desde ningún punto de vista concreto-  más que el que nos da conocer algo más a fondo de un determinado tema.

El caso es que hoy el Heraldo de Aragón habla del requerimiento al Ministerio de Defensa por parte de los trabajadores del aeropuerto de Zaragoza, para que definitivamente pongan en funcionamiento el sistema ILS de aproximaciones con baja visibilidad. Los que me seguís adiario sois ya expertos en nieblas, en ILS, en CAT II y III, y los que no podeis repasar lo anterior en sus respectivos enlaces.

Pero el trasfondo de esta “anécdota” va más allá de que el sistema esté operativo antes o después. El verdadero y paradójico tema que se ha de afrontar es el de la separación de competencias entre ministerios. Y me explicaré…

Como muchos otros avances de aplicación civil, la aviación se pudo desarrollar gracias a que la misma comenzó siendo una nueva maquinaria de guerra. Así pues, dado su caracter estratégico de defensa y/o ataque, tuvo un desarrollo vertiginoso durante la II Guerra Mundial. Una vez acabado el conflicto bélico esos avances tuvieron aplicación en la aviación civil y gracias a ello podemos hoy viajar a cualquier rincón del mundo en avión.

Pero para comenzar a volar esos aviones militares necesitaban aeródromos, bases aéreas, que luego fueron poco a poco perdiendo fuerza militar y compartieron las instalaciones para aplicaciones civiles.  Lo que ocurre es que todavía en el 2009, en España hay aeropuertos compartidos que en realidad nunca han dejado de ser bases militares.

Por ejemplo: Villanubla en Valladolid, Matacán en Salamanca, Agoncillo en La Rioja y algunos más… Pero hoy me centraré en el Aeropuerto de Zaragoza (o Base Aérea de Valenzuela).

Imagino que si habeis ido viendo los enlaces anteriores a más de uno le habrá sorprendido saber que su aeropuerto sigue siendo base militar. El de Zaragoza tiene además la particularidad de que toda la gestión del tráfico y control de aproximación se realiza con personal militar. Si los militares pudieran hablar en público, os habrían dicho que los controladores militares llevan mucho tiempo reclamando el mismo sueldo que los civiles, puesto que ejercen como tales, que el ILS  no es que acabe de instalarse, sino que lleva un montón de años funcionando en la cabecera de la pista 33R,  aunque en el resto de cabeceras no hay prácticamente nada para facilitar la aproximación instrumental (una antiquísima aproximación NDB a la 15R), que además es aeropuerto alernativo del transbordador espacial cuando despega desde sus instalaciones de la NASA, que es base conjunta OTAN, y un sinfiín de detalles nimios que lo convierten en un importante enclave estratégico para la alianza (y ésta no es de civilizaciones).

Así que cómo se puede facilitar el uso civil cuando están implicados tantos Ministerios de los cuales cada uno tiene una parcela de responsabilidad: Fomento, Defensa, AA. Exteriores… Un tema más peliagudo que el de la niebla y que necesita de alguien capaz de desatar este nudo Gordiano…

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

3 pensamientos sobre “Aeropuertos españoles o bases militares

  1. Creía que en Zaragoza existían dos aeropuertos, el civil y el militar.
    Ignoraba que seguían gestionados por los militares, sabía por motivos de trabajo que este aeropuerto era alternativo en los despegues y aterrizajes de los trasbordadores espaciales, ¡la de noches que nos hemos pegado en las estaciones de radio haciendo lo que llamábamos cubrimiento crítico! (un operador o encargado en cada una de las estaciones que controlábamos desde Zaragoza, para subsanar cualquier posible fallo en las comunicaciones.
    Recuerdo hace varios años a un avión de Iberia que volando muy bajo y sin llegar a aterrizar hacía vuelos sobre el aeropuerto, al principio me imaginé que tendría algún tipo de problema, pero al día siguiente el Heraldo informó que estaba probando los nuevos sistemas de aproximación, pensé que se trataba del ILS para la aviación civil.
    Perdona por mi extensión.

  2. Jubi, lo que existe son dos zonas de instalaciones diferenciadas, la parte militar, con su acuartelamiento y plataforma, hangares, etc. y la terminal civil. Pero el control del tráfico aéreo es militar. Mientras que AENA cobra las tasas aeroportuarias y todo lo que significa negocio…
    Lo del Iberia pienso yo que se trataba de lo que conocemos por “entrenamiento en base”, es decir realizar una serie de tomas y aterrizajes en condiciones visuales. Es bastante frecuente que lo hagan aquí por no haber demasiado tráfico y tener unas condiciones óptimas de aeropuerto, pista larga, libre de obstáculos etc.
    Las calibraciones de los sistemas de ayuda dependen directamente de Aviación Civil, que tiene sus propios aviones http://www.dicyt.com/noticias/aena-y-senasa-presentan-en-salamanca-la-primera-aeronave-espanola-de-verificacion-en-vuelo-civil, y el propio ejército del Aire tiene capacidad tambien para ello
    http://www.ejercitodelaire.mde.es/ea/pag?idDoc=216A91F3A48C0696C12570DD004299CA&idRef=A2B08E2034E35496C125745900263F5C

  3. Pingback: Descompensados | Alas de Plomo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*