Agujero negro

Yo acabo de producir este agujero negro sin necesidad de tanto acelerador de partículas y sin que peligre el mundo. Claro que el resultado de mi investigación no conducirá a nada productivo para la humanidad. Ni siquiera sé si os va a hacer sonreir. Pero de vez en cuando hay que soltar una “chorrada” o de lo contrario acabamos poniendonos serios sin querer.

En otro momento ya os contaré más en serio algo de Hadrones, electrones, antimateria y todo ese extraordinario mundo que intentan descifrar los físicos teóricos mediante el acelerador de partículas europeo. Pero hoy no estoy para tanto trote. Aunque Quechu nos deja este estupendo enlace en forma de comentario donde podemos ver el LHC a través de webcams en el interior del acelerador. ¡Sublime!: http://www.cyriak.co.uk/lhc/lhc-webcams.html

Pero con el mismo método científico soy capaz de crear también agujeros blancos o de cualquier color que me pidais.

¿Veis?

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

8 pensamientos sobre “Agujero negro

  1. Agujeros? Yo necesito todo lo contrario, tapar agujeros de mis bolsillos que los “Ladrones”…
    – Jubi será Hadrones.
    Yo ya se lo que me digo, los ladrones (petroquímicas, comerciantes, administracciones, seguridad social…), se me llevan lo poco que tengo.
    Saludos

  2. Gracias Emilio,Carina y Lamia. Al menos a tres personas os ha llenado un poco de vuestro espacio-tiempo y eso es todo un éxito experimental. Intentaré crear nuevos divertimentos “chorras”. Gracias por disfrutarlos.

  3. Hola a todos. Por fin puedo participar en el blog sin necesidad de contar mi miedo a volar.
    En el viaje que hice a Alemania en coche (evitando el avión), paramos en Ginebra para saludar a un buen amigo que está trabajando allí. Trabaja precisamente en el CERN, en el experimento ATLAS, controlando protones y realmente entusiasmado con el proyecto. Nos los explicó todo, e incluso pudimos asomarnos a ver desde arriba el gran agujero de 100 metros que han cavado. Fue todo muy interesante (estuvimos a falta de unos 15 días de la gran inauguración).
    El día de la inauguración me envió este enlace. He creído que era muy acertado con el tema y el carácter del post.

    http://www.cyriak.co.uk/lhc/lhc-webcams.html

    Un abrazo!!

  4. ¡Bien por “mi” Quechu!. Al fin he logrado que salga a la luz su faceta humana a través del agujero del miedo a volar. Me alegro de que pudieses ver esta colosal y magnífica obra de ingeniería y ciencia en estado puro. Sólo decirte que además desde el aire, por la noche, se puede apreciar su magnitud y se ve el gigantesco círculo perfectamente delimitado por los distintos edificios que dan a la superficie, quedando el interior en total oscuridad. Muchas gracias por la colaboración con el enlace, y bienvenida a los comentarios “sin miedo”. Muasss!.

  5. Hola Carlos! he encontrado tu bloc buscando alivio a mi miedo a volar. me ha encantado y te doy las gracias por lo que escribes. lo he leído todo para atrás hasta las tantas de la noche y hoy vuelvo a leerte. tus explicaciones son muy interesantes y muy bien redactadas. Y también deduzco que eres buena gente por como tratas a tus lectores. mañana me voy a Roma y estoy aterrada. He realizado bastantes vuelos trasatlánticos pero desde que soy madre me da miedo. por eso estaba buscando ayuda en internet y me serena mucho pensar que los pilotos y todo el personal del mundo de la aviación son responsables y las técnicas de vuelo y aparatos muy fiables.
    Cuando regrese ya me conectaré otra vez.
    Hasta el lunes.

  6. Marta sé bienvenida al club de vuelo de alas de plomo. Es un vuelo virtual a través de la vida. No sé si te ayudaré a superar tu miedo a volar pero desde luego te garantizo que si persiste sólo será por falta de confianza en lo que yo te diga. Lo demás son “prejuicios” estériles. Volar es tan fácil como confíes en los demás. Todo es física e ingeniería, el factor humano es insondable y maravilloso, por eso suele ser el último eslabón de una gran cadena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*