Algoritmos en Google

 

(imagen tomada de Ticweb.es)

Ningún usuario de internet tiene por qué saber informática, ni matemáticas, ni lenguaje binario. Basta con abrir el navegador que tengas instalado (por defecto siempre el explorer de Windows), luego sigues con tu buscador (mayormente el Google), pones una palabra o varias… y obtienes cientos de miles de respuestas a tu sucesión de palabras que no necesitan ni de preposiciones ni de más signos de puntuación (preferiblemente se recomienda no poner acentos).

El que quiere llegar a un buen artículo, documento o explicación sobre el tema que pretende, tiene ante sí infinitas posibilidades de elección, pero sólo los más contumaces buscan más allá de la segunda página de “ofertas”. El que no aparece entre las diez primeras opciones es casi como si no existiera en la red.

Google alcanzó su tremendo éxito precisamente por la ordenación en función del interés que la propia red despertaba en los usuarios. Si una web era visitada miles de veces,  sería porque era interesante, si además los internautas enlazaban a esa página, o a un artículo determinado de ella, razón de más para que fuera destacada y colocada en los primeros lugares del ranking. Así que pronto se acabó con el destacarse a base de pagar a otros buscadores para mejorar el posicionamiento “patrocinado”.

Sin embargo los ordenadores no entienden de marketing, ni de comercio electrónico, ni de otra cosa que no sea traducir infinitos datos a algo visible en forma de imagen en una pantalla… Así que pronto se puso en marcha un complejo sistema de “robots”, “arañas”, y autómatas cibernéticos que “modificaban” los resultados de búsqueda y conseguían instalar en el “top ten” a páginas adulteradas, cuyo único mérito es el de atraer miles de visitas mediante trucos, o programas que te llevan lamentablemente a ninguna parte interesante…

La visibilidad, la diferenciación, la calidad, el contenido, el interés depende de muchos factores en los que los expertos en redes llaman SEO (Search Engine Optimization). Es decir cómo hacer que los motores de búsqueda te lleven a donde se pretende. (Todo por incrementar las visitas)

Es un tema que a los profanos se nos escapa, que no tenemos más remedio que buscar y buscar, hasta encontrar lo que queremos, a base de paciencia.

El nuevo algoritmo que ofrece Google, tiene la intención de acabar con parte de esos resultados insustanciales a los que llegamos, pretende potenciar las páginas con contenido propio “original”, y reubicar una vez más en los primeros lugares a aquellos sitios que de verdad se lo merecen. Hay que ser optimistas y esperar que consiga el efecto deseado. Pero aun antes de que se actualicen todos estos parámetros, imagino que ya se tiene en cuenta la forma para “eludirlos” y que de nuevo el Page Rank, sea una ilusión efímera para aquellos que sólo damos lo que nos sale de dentro, sin pensar en nada que no sea más que resultar atractivos a quienes nos leeis.

Así que a todos vosotros gracias por venir a alasdeplomo, con algoritmos o de casualidad. 😉

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

2 pensamientos sobre “Algoritmos en Google

  1. Había leído la noticia y empiezo a pasar de posicionamientos y Page Rank, una cosa tengo clara, cuando Google publica un logo distinto del habitual (celebrando algún tipo de aniversario) y lo publico en mi blog, mis visitas suben bastante, será que me quiere hacer la pelota???

  2. Jubi, nosotros escribimos tal como sentimos, a nuestra manera, sin buscar unos picos de visitas que no sirven de nada. No importa que el algoritmo nos coloque antes o después, porque no vendemos nada, sencillamente regalamos. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*