Animales vivos a bordo

conejos.jpg

Hace unos años realizabamos un vuelo de Granada a Palma de Mallorca con un Boeing-757. Era un vuelo charter fletado por el Inserso. Cuando casi había finalizado el embarque, entró la sobrecargo (Jefa de Azafatas) completamente lívida, mareada y a punto de desmayarse. Venía a informarnos de que un pasajero había subido al avión con un conejo vivo agarrado de las patas traseras. Creo que todos sabreis que el transporte de animales en cabina de pasajeros está regulado por las autoridades con unas normas muy estrictas y con algunas excepciones, como los perros lazarillos y determinados animales de compañía. Por supuesto la chica le dijo al pasajero las condiciones para el transporte de animales “VIVOS” , y obviamente el conejito no las cumplía.

El ¿buen hombre? enseguida entendió el error en el que había incurrido por desconocimiento de dicha normativa, así que enseguida  subsanó  la incómoda situación. Sin pensárselo dos veces le dió un tremendo “MAMPORRAZO” contra el borde del fuselaje en la zona de la puerta y “ASUNTO CONCLUIDO” . El pobre animal ya estaba muerto, así que el transporte de animales vivos ya no iba con él.

En ese momento es cuando casi se murió nuestra pobre azafata y vino a refugiarse en la cabina de pilotos.

¡Increíble pero cierto!. Cada uno que saque sus conclusiones pero desde luego el hombre era de decisiones rápidas.

6 pensamientos sobre “Animales vivos a bordo

  1. No es la mejor manera que acabar el tema.
    No creo que hubiera pasado nada, si la azafata no se hubiera alarmado tanto y hubiera comprendido la situación. Al fin y al cabo era un avión en el que iban personas mayores (todos sabemos como son), así que porque hubiera un conejo en medio controlado por el hombre durante un intervalo de tiempo no hubiera pasado nada.
    Un saludo.

  2. Permíteme Judith hacer una pequeña broma en cuanto a lo del conejo, porque según relatan las crónicas este animalito además de pertenecer a la familia de los lepóridos, si está en posesión o forma parte de una azafata, es el animal que más alto vuela…Lo siento pero el chiste era un poco más grosero. En cuanto al que sacrificó aquél energúmeno nos dejó a todos con la sonrisa congelada, y a la pobre un sofoco inimaginable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*