Autoempleo

ScreenShot033

(para buscar mi estrella)

Algunos de vosotros ya sabeis desde hace mucho tiempo mis ocupaciones como parado. Tantas que apenas tengo tiempo de nada. Resulta paradójico sentir que te falta tiempo cuando en teoría no tienes nada que hacer.

Los desempleados, nunca me gusta decir parados, es que no paramos. Entre buscar trabajo, asumir más funciones en la casa, hacer cursos de formación, o simplemente PENSAR en cómo darte vidilla te llenan el tiempo de tal forma que casi lo único que nos falta es tener unos ingresos adecuados a tanta actividad.

Fruto de esa inquietud y ganas de hacer algo para generar un modo de vida, ha llegado el momento de iniciar un proyecto muy personal y destinado a ayudar a los demás, empezando por uno mismo. Hace ya un tiempo hice un llamamiento en busca de colaboración, ahora me han ayudado a encontrar a la persona que se implique junto a mí en el proyecto. Me he puesto del lado del “empresario”, y comienza una etapa de encuentros, de charlas y de generar ilusión en los demás, tanta como yo derrocho.

He recibido un montón de C.V. a los que he dedicado mucho tiempo en revisarlos, uno por uno, intentando descubrir en unos datos académicos o profesionales, algo en lo que centrarme para diferenciar las posibilidades de éxito en una dedicación muy humana y competitiva. Porque al final hay que vender un producto, propio y novedoso. La novedad será precisamente la humanidad de quienes definitivamente hagamos posible su salida al mercado y competir con los grandes. Todo un reto.

La próxima semana estaré todavía más ocupado de lo habitual.  Será algo nuevo y difícil para mí, ya que siempre había estado del lado opuesto de la mesa, vendiendo mis aptitudes por un puesto de trabajo. Ahora me toca buscar empatía, transmitir ideas, conseguir confianza, comprometerme con unos u otros y al final descartar a quienes no hayan demostrado  ( o yo no haya sabido captar) lo que realmente son capaces de ofrecer.

Ojalá el proyecto (que ya tendreis ocasión de conocer), pudiera crear muchos puestos de trabajo, que fuera lo suficientemente exitoso como para poder franquiciarlo, que mucha gente pudiera beneficiarse de lo que la necesidad y las ganas de crear nuevos modos de aprovechar nuestras capacidades han hecho que me decida por lanzarme al ruedo de la autogestión. Pero de momento lo que me ocupa y preocupa es ser lo más objetivo posible. No caer en la tentación de ser un simple intermediario laboral. Porque desde el lunes voy a hablar con personas, que quieren también ganarse la vida dignamente, que quieren dedicar su tiempo y sus energías al servicio de un proyecto de vida. Espero no defraudarles, y a los que sigan tal como están ahora (desempleados) animarles a que sigan peleando por sí mismos, y tal vez después de haber hablado conmigo abrirles una puerta a la ilusión y a las nuevas ideas.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

4 pensamientos sobre “Autoempleo

  1. Te felicito Carlos! ..Sos todo un ejemplo , como decimos acá un “TIPAZO! “…
    Te deseo el mejor de los éxitos para esto que estás por empezar .Contá conmigo para lo que sea , acordate que siempre tendrás un amigo acá 🙂
    Saludos!
    José

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*