Avión desaparecido en el Atlántico

screenshot053

(autor: Colonel se7en, de su galería en Flickr)

Hemos vuelto a sufrir lo que parece va a ser una gran tragedia aeronaútica si Dios no lo remedia.

Tras la falta de respuesta por radio del vuelo  447 de Air France, todo nos hace pensar en lo peor respecto a las posibilidades de superviviencia de 216 pasajeros y 12 tripulantes. Un drama más que añadir a la “lista negra” de accidentes aéreos que de vez en cuando suelen ocurrir.

Quiero desear que los peores pronósticos no se cumplan y que al final se puedan encontrar a los supervivientes, ojalá que todos, flotando en las balsas de emergencia y esperando a ser rescatados. Aunque lamentablemente hay pocas posibilidades de que esto pueda verse hecho realidad.

Ahora es momento de conjeturar, de hacer análisis apresurados y de “cotejar” datos sueltos que den una idea de qué pasó, de por qué sucedió y sobre todo estimar donde se pudo producir el “presunto” accidente.

Los medios de comunicación tienen un nuevo tema con el que llenar miles de artículos, cientos de horas de emisión y entrevistas a expertos, cuyo discurso oscila entre resaltar la seguridad de un avión, o atacar a la naturaleza. Pero casi ninguno hablará de la realidad de lo que significa cruzar el Atlántico con dos motores.

Espero ansioso a ver cuando empiezan a hablar de la hipótesis del “TRIANGULO DE LAS BERMUDAS” o de los alienígenas atacando un avión solitario. Tal vez saquen a relucir la posibilidad de un atentado, o que los pilotos no estaban muy allá después de estar en Brasil. Esto y más es lo que nos espera los próximos días, así que yo seguiré a “mi bola” sin hacer caso de elucubraciones absurdas y contando lo que hay de verdad tras un hecho de estas características.

Hago desde ahora mismo una oración por su salvación, y en caso de que realmente hayan perecido, que Dios les asista y alcancen la paz eterna.

Si alguien tiene necesidad de averiguar o interesarse por los ocupantes del vuelo AF 447 la compañía ha facilitado los siguientes teléfonos de contacto.

0800 800 812 para las consultas desde Francia y +33 1 57 02 10 55 para los que llamen desde cualquier otro país.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

14 pensamientos sobre “Avión desaparecido en el Atlántico

  1. Mira, pensaba que a estas alturas de la técnica resultaba más fácil localizar un avión en el océano veo que no. Ya, creo que estamos hablando de 4.000 m de profundidad ¿no?, pero si somos capaces de llegar a la luna………
    Pasa el tiempo sin noticias. Que mal.

  2. Me temo que esos ocupantes y la tripulación tardarán mucho en ser encontrados y desgraciadamente ya no se podrá hacer nada por ellos.
    Es una gran pérdida, pero sigo opinando que los accidentes de coche se llevan muchas mas víctimas que en los accidentes de avión.
    Desearía que los encontraran con vida, pero me temo lo peor.
    Saludos

  3. La Mima, La ténica siempre ayuda. Pero los medios disponibles son escaso y están en manos de unos poquitos. Espero que los utilicen en beneficio del resto de ciudadanos del mundo. Tengo entendido que hay un sistema de espionaje mediante satélites, capaz de encontrar la aguja en el pajar, pero no creo que la utilicen públicamente para no dar pistas de su existencia. Lógicamente utilizarán otra serie de artificios producto de la casualidad del paso de un barco por la zona, o un resto flotando que casualmente se vió desde otro avión. La ciencia ficción es más real de lo que nos creemos… pero hace falta voluntad para ayudar en un caso como este.
    Jubi, yo todavía mantengo la esperanza de hallar supervivientes. Lo digo totalmente en serio.Aunque sean remotas, se han dado casos de supervivencia en aguas mucho más gélidas que en la latitud donde parece haber ocurrido el desastre (todavía presunto). De acuerdo en que los accidentes de carretera se han convertido en algo “natural” a lo que no hacemos demasiado caso.

  4. Hola Carlos. Me imagino que no te extrañará encontrar un mensaje mío en este post. Lo primero que hice cuando me enteré de la noticia fue leerte, pero aún no habías colgado nada.. y no sabía dónde escribir, porque lo necesitaba.
    Qué miedo, Carlos. Este verano tengo que volar a Argentina… un total de 10 aviones.. Dime una cosa: un accidente de avión, sirve para mejorar (aún más si cabe) la seguridad aérea??
    De verdad que todo esto me afecta muchísimo.
    Un beso

  5. Quechu, querida, ¿sólo te acuerdas de mí en estas ocasiones?. Vaya. Algo muy mal debo estar haciendo…
    Pues claro que sí que sirve para mejorar las cosas. Desde implantar nuevos recursos de búsqueda y salvamento, a incrementar las restricciones en seguridad aérea, en revisar si algo se había hecho mal, en recordar a los pilotos y personal aeronaútico en genral que siempre hay que estar alerta y que no debemos dormirnos en la confianza ciega que genera la experiencia acumulada y sobre todo para que los que pretendemos llevar algo de información de divulgación sobre los aviones, sigmos luchando por convencer a todos de la maravillosa “aventura” que es volar.
    Aunque hay que mantener la paciencia y darle tiempo para que se apliquen las enseñanzas que se extraigan de cada incidente. ¡Felices vuelos hacia La Patagonia!.

  6. Lo siento.. no es que sólo me acuerde de tí en estas ocasiones. Digamos que sólo escribo en estas ocasiones, pero te leo frecuentemente, principalmente todo lo que escribes sobre aviación.
    Eso sí: eres al primero que recurro en estas ocasiones. Vente conmigo a Argentina 🙁

  7. Quechu, lo voy a tomar como un cumplido. Digamos que actuaría de Lazarillo…
    Iría encantado de no ser porque a tu pareja no le haría demasiada ilusión viajar con “carabina”. Además una vez llegados al destino los acompañantes sólo sirven de molestia. Es mejor que “apechugues” por tí misma el mal trago. Sé que es dificil, muyyyy difícil. Pero es el único modo, enfrentarse a los miedos, confiando en que realmente este tipo de “anécdotas” sólo se magnifican debido a la prensa (que no olvides que vive de publicar lo que sea). Los pobres pilotos no tenemos dónde formar a la sociedad ante este tipo de sucesos. Yo intentaré seguir con mi filosofía de divulgación y estoy preparando una cosa estupenda que espero llevar a buen término en este sentido, dirigido a gente como tú, que hay mucha. Así que te vuelvo a decir lo mismo: “piensa en mí”, cuando vueles… con eso tendrás la certeza de que es algo maravilloso y sobre todo SEGURO, con eso no hace ninguna falta de que os dé la tabarra. A la vuelta me mandas una foto chula , a ser posible sonriendo en pleno vuelo… luego, con tu permiso, la publico para que vean cómo sobreponerse al miedo. ¿O.K.?.

  8. Hola Carlos & Co. Hace tiempo que no escribo en este blog aunque lo leo cada tanto. Cuando lo del accidente aéreo de Air France, fue volver a alas…a ver que decías.

    Quiero mandar mi pésame desde aquí a los familiares del vuelo 447 de Air France.

    Quiero aclarar que acabo de sobre leer un titular de El mundo en el que pone que los restos encontrados, no son del avión de Air France siniestrado.
    Esto abre nuevas sospechas y sobre todo hace crecer la fe los familiares, espero que no en vano. ¿Podría haber aterrizado en la costa africana?

    Volviendo al tema, éste me ha tocado profundamente. Mi ruta, una vez por año, más o menos, es Ezeiza – Barajas. Supongo que al ser vuelos directos, a partir del último punto en tierra, será la misma que la del vuelo siniestrado el lunes pasado, que cruza entre Brasil y Senegal.

    Sé lo que es estar a las cuatro de la mañana en medio del océano, a diez kilómetros de altura. Se siente un respeto enorme por el avión y su comandancia. Como mencionas en los artículos de ETOPS, siempre hemos hecho el viaje en aviones de cuatro motores. Pero solo dos veces me ha tocado volar en ese Airbus de dos motores, y os puedo asegurar que han sido los dos vuelos más precisos y silenciosos que he tenido.

    Cuando volamos con el Airbus, lo hicimos por Air Madrid, pero como ésta compañía estaba saturada, según ellos, Air France les “prestaba” aviones y tripulantes. El piloto Frances, “un capo”.

    Ojala sepamos algún día que ha pasado. En nombre de los desaparecidos, con los que me siento identificados, porque ahí arriba somos todos hijos del mismo padre.

  9. Gracias Alejandro. Me había enterado pero todavía no he tenido tiempo de escribir sobre ello. Además eres todo un experto en volar sobre el Atlántico, así que gracias por contarnos tus sensaciones.

  10. lo unico que puedo decir es q no estan en nada ni las grandes potencias que dicien tener todos los instrumentos y al final queda comprobado que son una partida de imcompetentes ya que que cada que pasa algo es que empiezan a tomar medias asi poder justificar el derroche de dinero que hacen y que investigando por otra parte mi sentido de “CONDOLENCIAS” LO DIGO ASI ENTRE COMILLAS YA QUE NADIE PUEDE DECIR QUE PASO CON EL AVION asi que amigos digamole al mundo del despilfaror que pilas lpor que el mar les volvio a ganar otra batalla chao amigos

  11. qveas, perdona si no te he contestado al anterior comentario, pero ando liado. Lo del accidente de los Andes removió muchas conciencias sobre lo que es la supervivencia después de una catástrofe de cualquier tipo. Yo pienso que hicieron lo correcto y llegaron a sobrevivir los que querían compartir su vida con los demás.
    Gracias por el reocrdatorio.

  12. Pingback: Poquito a poco… | Alas de Plomo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*