Ayer día de España

Ayer fué el día de España en la Expo. Todos los medios de comunicación se hicieron eco de la visita oficial de la Familia Real en pleno al recinto de la Expo. Y cómo no, del Presidente que salió elegido en las últimas elecciones generales. (El que aseguraba que las arcas del Estado estaban repletas de excedentes, aunque ahora han decrecido alrededor del 80% , y eso sin haber entrado en la crisis).

Como no me apetecía mucho darme codazos entre escoltas, policías y curiosos acudimos a la Expo con intención de ver solamente los fuegos artificiales. El primer fallo que cometinos fué suponer que a esas horas ya habría menos gente. ¡ JA, JA !. En Zaragoza salimos a la calle con cualquier excusa. Estoy empezando a creer que lo de los Sitios fué producto de la curiosidad y que la gente se acercaba a los bastiones por ver a los franceses de cerca. Y una vez allí pues por pegar cuatro tiros tampoco estaba de más.

Fué como si cada gota de agua de la riada se hubiese transformado en una persona. Calculo que habría más de diez o quince personas. ¡En serio!, mucha gente. El Ministerio del Interior os dará la cifra más aproximada, si era para protestar, andarían por media docena y si era para aplaudir a ZP puede que nos juntáramos allí unos 10 ó 12 millones de paisanos. Pero os juro que todos los que estaban allí querían cenar a la vez. Así que el segundo fallo fué no haber ido cenados de casa.

Tras un breve período de guardar fila (mucho menos de una hora), nos tomamos unos menús “excelentes” perfectamente embalados en sus “fiambreras” de plástico, aderezados con un sabrosísimo ketchup y mahonesa en sobrecitos individuales y regados con una cervecita escanciada en el “extraordinario invento” del vaso de la Expo. Y todo por el módico precio de 12 €. Así que “opíparamente” alimentados y bebidos nos ubicamos justo donde nos indicaron los siempre bien “uni-n-formados” voluntarios. Así pues apenas veíamos los fuegos que sobresalían por encima del Pabellón de España.

Como somos de un pueblo muy grande siempre te encuentras con alguien conocido, así que hicimos pandilla y todo. Soplaba una brisilla fresca que nos despertó algo más que piel de gallina, así que ver los fuegos al menos daba sensación de calorcillo.

Por no resultar tan “cínico” decir que los fuegos estuvieron muy bien, hubo efectos con fuego real y música, y la cantidad y calidad de los “artificieros” fué muy alta. Mis fotos no estuvieron a la altura de lo deseado así que con un par o cien de ellas os debeis de conformar. Así lo ví yo y así os lo he contado.

P.D. A partir de ahora bocata de casa.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

3 pensamientos sobre “Ayer día de España

  1. Vaya, pués visto lo visto, si es así en un día de entre semana, estoy temiendo cuando vengan mis familiares un fin de semana, y vayamos de visita. Como tengo un pase de 3 días espero poder ir algún día entre semana que pille fiesta, y que no haga mucha gente lo mismo que yo 😛

  2. Querido Carlos, al final conseguí no sólo ver los fuegos sino que también pude disfrutar de la Gala de la Danza. La verdad es que me pasó como a ti: no esperaba que hubiera tantísima gente. Me fui sin cenar porque aproveché que mi jefe se iba a la gala y me pegué a él como una lapa. Resultado: disfruté muchísimo con la gala de la danza, pasé un hambre terrible y me gustaron los fuegos. Aunque coincido contigo en que la “riada” de gente era inmensa.
    De todas formas, soy reincidente. Creo que esta tarde ceno en el restaurante de Japón. Chisss. no se lo digas a nadie. A ver si tenemos sitio.

  3. Tranqui Suco, habrá días mejores. Ayer imagino que había mucho “curioso” por ver a los Reyes de cerca o a los políticos. O incluso los fuegos que se prometían excepcionales. Sin embargo me da que esto va IN CRESCENDO y lo mejor es apechugar con lo que te toque el día que vayas. Lo del bocata va totalmente en serio.
    Lamia, me alegro que “engañases” a alguien para ver los fuegos. Lo de la danza, aunque no será lo mismo voy a verlo mañana en el Principal. Así que disfrutaré de los bailarines en otro escenario. Lo del restaurante de Japón me da un poco de envidia, imagino que será tan exquisito como lo son ellos. ¡Buen provecho! espero que te guste el sushi (http://es.wikipedia.org/wiki/Sushi)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*