Condones a granel

Aún ecuerdo la primera vez que fuí a una farmacia a comprar esa “guarrería”.  Lo que no recuerdo es la edad a la que lo hice y me costó lo mío. Era muy jovencito, imagino que unos 17 años o así. Ni tenía relaciones ni perspectivas de tenerlas, sencillamente tenía curiosidad por ver si era fácil conseguirlo y experimentar cómo se podía utilizar y sobre todo sentirme tan mayor como para comprar algo de adultos.

La tarea entonces no era tan sencilla como pueda parecer hoy. Primero había que vencer tu propia vergüenza o timidez por ser la primera vez. Segundo buscabas una farmacia donde no te conociesen para no despertar sospechas en tu círculo familiar y evitarte un más que probable interrogatorio por andar con esas cochinadas. Una vez armado de valor entrabas pidiendo aspirinas o similares y según vieras la cara del farmaceútico (nunca farmaceútica no fuera a llamarte “obseso”) intentabas pedir unos preservativos.

Ni siquiera en todas las farmacias te suministraban este tipo de cosas más propias de degenerados que de gente de “bien”. Sencillamente estaban en contra del sexo que no se “concibiese” como el mal menor para “concebir”. Así que el primer intento me hizo visitar al menos tres farmacias y en ninguna me lo dispensaron. ¡Qué cosas!.

De esto han pasado unos cuantos años y ahora a nadie le sorprende encontrar máquinas de venta en servicios públicos, se hacen grandes campañas de prevención del SIDA, profilaxis de venéreas y cómo no como medio de evitar embarazos indeseados a edades tempranas. Pero el “furor” juvenil es imparable cuando se tiene la más mínima ocasión propicia y no se “repara” en mientes ante la más mínima ocasión de “pecar” y a ser posible rematar la faena que tanta ilusión te produce.

Hace unos pocos años, saliendo de madrugada hacia el trabajo -algo así como las cinco- con el maletín y la gorra me crucé en el ascensor con un madurito “entonado” con un par de Mirindas “aliñadas” con algo de güisqui. El hombre en un perfecto inglés- con la lengua gorda- me preguntó si sabía dónde podía conseguir uno de estos protectores para cubrir una emergencia, ya que en el hotel no había ni en recepción ni en los baños. Obviamente debió pensar que, siendo piloto, estaría más que “provisto” de una considerable cantidad de ellos y que en el maletín seguro que llevaba una colección de todos los colores, tamaños y sabores. Pero… tuvo mala suerte, porque fué a dar con un “pardillo” que nunca los ha necesitado fuera de su casa y por lo tanto nunca he ido “preparado” para ejercer de “homo ligabillis”. Sentí una cierta pena por aquél ser al que no pude ayudar y que seguramente se enfrentó a su suerte “desnudo” y que fuera lo que dios quisiera.

En fin todo esto de los condones y preservativos me ha surgido al leer este artículo del amigo Pepe Boza en su blog Medioambiente simbólico en el que nos da unas cifras “alarmantes” de cuántos embarazos de adolescentes hay, del incremento de uso de la píldora postcoital y de las violaciones entre menores. Sencillamente espeluznante. Eso sí la campaña del condón en hip hop un éxito de promoción.

Con esto creo que no vamos muy lejos en el intento de evitar problemas a nuestros hijos…

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

8 pensamientos sobre “Condones a granel

  1. Hey! How are you!

    Did you forget about me!
    That nigth, was my last nigth how “the peter of love”, so, now I have a nice boy and a beatiful wife…the woman china who cleaned the hotel!!!

    I hope that don’t you forget about me, because I never forget about you!

    PD: I don’t drink “mirindas aliñadas con algo de guisqui” Is Vodka alone.

  2. Estrella de Mar

    Hace unos fines de semana escuché la cancioncilla en una discoteca….”para

    que no se les olvide”…me dije yo.

    Del asunto de ir a comprar preservativos a la farmacia…te contaba yo unas cuantas!!!..jajajajaj

    Frivolidades a parte, las cifras de abortos en adolescentes y embarazos no deseados pone los pelos de punta, y es señal de que algo falla.

    Besos

  3. Pingback: Require A Style Bump? Look No Further Than These Fashion Tips - Inizia Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*