Crucifixión

(Este cuadro es CRUCIFIXION O CORPUS HIPERCUBICUS de Dalí)

Hoy me niego a poner enlaces a este artículo. ¿Que por qué?. Pues porque no quiero dar alas a una noticia muy alarmante para cualquiera que conozca algo el mundo aeronaútico.

He visto en varios medios de prensa que se ha “filtrado” el contenido de las grabaciones de voz en cabina del lamentable accidente de  Spanair que acabó en tragedia humana con un montón de muertos.

Por respeto hacia todos ellos y sus familias, no deberíamos admitir que estas cosas pudiesen ocurrir, y me refiero a este tipo de filtraciones “interesadísimas” en demostrar la culpabilidad de los Pilotos y Técnicos de mantenimiento en este suceso.

Quiero decir que una comisión de investigación de accidentes aéreos se basa precisamente en el esclarecimiento de las causas, limitándose a dar un informe técnico de cómo ocurrió y por qué se produjo. Nunca esta investigación es de carácter criminal, ni mucho menos entra a juzgar nada que no sean hechos objetivos.

Hoy justamente declaran como presuntos responsables de la tragedia algunos trabajadores de Spanair, mecánicos y director técnico, entre otros. Así que difundir a través de una emisora de radio el contenido de la grabación está fuera de la libertad de información, ya que se han vulnerado todos los principios del secreto de sumario, el del derecho a la intimidad de los pilotos en una grabación privada, y se ha hecho un uso “tendencioso” de la misma para demostrar antes de acudir al tribunal la culpabilidad pública de unas personas a los que ya se les ha dictado una condena: CRUCIFIXION.

El panorama de la Seguridad Aérea española es desalentador, por culpa de la economía y de las propias autoridades aeronaúticas.  Hubo un acoso y derribo de los pilotos que acabó con toda una batería de medidas de prevención que se habían consolidado a base de mucho sacrificio y de estudios médicos y psicológicos que establecían los descansos mínimos y horas de actividad, se eliminó la figura de autoridad del comandante (afortunadamente ahora los maestros la van a recuperar), se amplió la edad de jubilación, etc. hasta convertirnos en unos “chóferes” (con todo el respeto que me merecen los profesionales del volante) especializados en llevar un avión. Pero en cualquier caso adaptados a la nueva tendencia económico-social, del ahorro en materia de formación, seguridad y autonomía en el ejercicio profesional.

Luego les tocó a los TMA’s modificando sustancialmente sus ya de por sí escasas prerrogativas, desapareció la figura del ingeniero de vuelo (asumiendo sus funciones los pilotos ayudados por sistemas inteligentes de avisos de averías, etc.), se modificaron también los tipos de licencias y titulaciones de los mecánicos de aviación, y sus condiciones laborales todavía fueron más precarias que anteriormente…

Ahora estamos “cebados” contra todos los Controladores, esos seres despreciables que esquilman las arcas del estado, sin aportar a cambio nada que no sea SEGURIDAD. ¿A quién le importa eso?. Lo único que importa es que todo sea muy baratito y que los reductos de privilegiados sean anulados a base de Decreto Ley o de jubilarlos forzosamente de manera anticipada.

Con estos mimbres hay que “echar balones fuera”, porque la seguridad aérea no está comprometida en ningún caso por estas estrategias políticas que nos encaminan sin ningún tipo de duda hacia un próximo accidente. Lo que importa es demostrar que siempre hay un culpable, el comodín del FACTOR HUMANO, que sirve para todos los casos.

Ahora les toca asumir las consecuencias penales, a las que estamos sometidos todos los empleados aeronaúticos que tenemos parte en la responsabilidad compartida y en la prevención en materia de SEGURIDAD. Hoy ya han crucificado a los mecánicos de Spanair, diga lo que diga el tribunal. Mañana será un controlador. Pasado otra vez los pilotos, pero NUNCA acabará en la cárcel un inspector de aviación civil, ni un funcionario del Ministerio de Fomento, ni ningún político que ha propiciado estos disparates (y ahí salvo Llamazares, todos aprobaron la ley por el procedimiento de urgencia), así que no hay responsabilidad penal para todos ellos, porque los culpables de estas muertes son siempre personal laboral de empresas privadas.

Por eso no enlazo a la SER, ni a ningún periódico, porque juzgar una causa penal es labor de un tribunal , que apoyado en los informes periciales y técnicos, dictará sentencia. Y los ¿periodistas? que difunden este tipo de información, si querían actuar de jueces que hubieran estudiado derecho y opositado a la judicatura. Y aquél que haya filtrado esta grabación, supuestamente pagada a un altísimo precio, me gustaría que esos “presuntos” ingresos  irregulares se los tenga que gastar en flores para sus propios muertos, que al paso que vamos serán víctimas de un accidente al que han colaborado para instituir las bases político-sociales que lo harán posible.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

7 pensamientos sobre “Crucifixión

  1. Estimado Carlos,

    nos sumamos a tu iniciativa. Hoy teníamos preparado un reconocimiento a todos los profesionales de la aviación que hemos publicado … y por la mañana nos encontramos esto.

    Un abrazo.

    Las mentiras de Barajas

  2. Las verdades de Barajas… habría que salir por piernas de cualquier trabajo aéreo. Afortunadamente me dejaron en el purgatorio, por malo… Si estuviera ahora padeciendo en persona todo este galimatías que han preparado, acabaría fijo en la cárcel, porque seguro que ya me habría liado la manta a la cabeza y estaría denunciando a todo quisque que con su silencio culpable les deja actuar impunemente, jugándose lo que todos nosotros hemos luchado en beneficio de los inocentes pasajeros. Ahora los veo como si los transportaran en aquellos horrendos convoyes que partían hacia Treblinka, Mauthaussen y demás convencidos de que les están posibilitando un viaje barato… pero ya subidos en el horno crematorio… ¡Paremos esto de un p… vez!

  3. El problema grave no es el caso de la revelación en si. El gran problema es que la gente y los medios hacen una interpretación errónea de los datos. Ahora se ataca más a los TMA (pensando incluso que sacaron un relé) y a los pilotos, dejando entre caer que se fueron a volar en contra de la seguridad.

    Un abrazo

  4. Jorge, claro que pienso que es grave esta “filtración”, que lleva implícita precisamente esa carga contra los TMA’s y los pilotos. De hecho el fondo de mi artículo era la “eximente” hacia los responsables políticos y Ejecutivos de las compañías, a los que no les afecta el Código Penal porque siempre tienen uno o más responsables directos a los que culpabilizar. Y ellos se van al club de turno a seguir “conspirando” contra la seguridad, sabedores que son ¿INTOCABLES?. Pero te juro que yo tampoco dejaré de denunciarles públicamente de su RESPONSABILIDAD criminal o dolosa. 🙁

  5. Estoy totalmente de acuerdo. Las grabaciones se han “vertido” con la única finalidad de dirigir las presuntas culpas de lo sucedido hacia el colectivo aéreo.
    Así, los que no tienen ni idea del asunto y juzgan lo que debieran callar, sirven de apoyo a los que prefieren solucionar el asunto cuanto antes y de la forma más sencilla posible. Y esta forma es cargarse a los de abajo. Como siempre ha sido y será.
    Como muy bien dices, a este ritmo, sucederán más accidentes. Nadie lo desea, pero nadie de los que deben mover hilos tratan de solucionarlo.
    La rentabilidad, desgraciadamente, es la que gobierna el mundo.

    Un saludo.

  6. Javier, los que dices que “mueven los hilos” no es que no traten de solucionarlo, sino que mueven a las marionetas precisamente hacia el lado más oscuro de la rentabilidad, eliminando de un decretazo lo que apuntalaba una gran parte de la seguridad. Ahora ha empezado ya la FINAL COUNTDOWN. Diez, nueve, ocho…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*