Der Untergang (El hundimiento)

(El pelele de Fco. de Goya y Lucientes)

He copiado el título en alemán para estar a la moda. Si a una investigación judicial la llaman por la traducción a la lengua germana de Correa (Gürtel),  yo me permito la licencia de hacer lo mismo con el hundimiento  (Der untergang) de la intención de voto que van publicando estos días.

Claro que no hay que hacer demasiado caso de las encuestas, porque al final, cualquier loco con una bomba es capaz de hacernos cambiar de opinión de manera inmediata.

La película de los últimos momentos de Hitler, en su búnker, completamente aislado, es toda una metáfora de la locura de un gobernante y su destino último.

Nuestro presidente de turno de la Unión Europea, ha dejado el protagonismo de la actualidad a sus dos grandes cancerberos, están haciendo la calle (bueno la calle mediática), salen en la tele, hablan en la radio, conceden entrevistas… Pero los que andan por esa calle apenas les escuchan, los miran con displicencia e incredulidad, y pasan de largo como de un mendigo que está sentado pidiendo limosna.

¡Ya no hay dinero ni para ser caritativos!. Los jubilados se quedan congelados (tiesos) en pleno verano, las embarazadas sin el dinero de los pañales, los funcionarios ( probos o vaguetes) pagan su óbolo a la fuerza, el IVA sigue yendo y casi diría que VENIA (con la venia…), nos sigue pidiendo Pepiño que, como su tío Manolo, nos apretemos aún más el gürtel, el PP sentado en la escalera hasta que le pregunten si sube o si baja (será cosa del chiste gallego…), el volcán de Islandia jodiéndonos el turismo – seguro que lo ha manipulado algún desalmado para acabar con la fortaleza del Euro- y mientras tanto el aliado civilizacional sacando a la palestra lo de Ceuta y Melilla…

Yo agradezco la consideración de ZP al habernos dejado de atormentar con la triste figura que arrastra estos días. Estamos en el país de Don Quijote y de  Sancho (esto es casualidad), así que de caballeros andantes sabemos casi todo. De sus locuras, de sus ínfulas y de sus ínsulas, de sus gigantes y de sus bachilleres Carrasco. Y creo que está llegando a la venta donde Sancho será manteado cruelmente convirtiendose en el  pelele.

Y es que aquí somos así de sencillos… basta con leer el Quijote y esperar al siguiente capítulo.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*