Desgracia en Spanair

En el momento en que me he despertado de la siesta me he encontrado con la desagradable sorpresa de que un avión de Spanair había tenido un accidente durante el despegue del aeropuerto de Madrid Barajas. Eran los primeros momentos después de la tragedia y había discrepancias en el número de víctimas, por entonces unas cadenas hablaban de 15 fallecidos otras de hasta cuarenta. Luego la cifra ha ido aumentando y así sucesivamente hasta hace unos instantes que ya rondaban los 140.

Los medios de comunicación han despertado de su letargo estival y han mandado a sus reporteros a cubrir la noticia que lógicamente no se podía contrastar ante la inmediatez del suceso. Casualmente he ido al aeropuerto de Zaragoza a recoger a una persona que volvía de vacaciones y allí me he encontrado a una reportera con su cámara de TV. filmando los paneles de llegadas del aeropuerto. ¡Buen trabajo!. Ya me contarán lo que pintan las llegadas a Zaragoza con un accidente en Madrid. Pero las imágenes son las imágenes y si no daba tiempo a llegar a Madrid mejor eso que nada como fondo de un noticiario.

Lógicamente he llamado a mis amigos de Spanair para asegurarme de que la tripulación no era alguien allegado a mí ni a mis numerosos compañeros. A nivel personal me he tranquilizado porque no conozco a ninguno de los tripulantes, aunque la tristeza y el dolor que me producen estos hechos no tiene nada que ver con la proximidad afectiva. Lo siento profundísimamente y quiero mandar mis condolencias a todas las familias de las víctimas.

Una de las máximas que siempre he aplicado en mi desempeño profesional es la de que un accidente le puede ocurrir a cualquiera, o sea que te puede tocar. Pero lo importante es no comprar papeletas para el sorteo. Tal vez aun con todo te toque a tí mismo, pero a todas estas personas desgraciadamente les ha tocado hoy. A sus allegados les ha llegado el dolor al mismo tiempo. Ojalá pudiésemos hacer algo por mitigarlo, pero desde aquí sólo puedo desearles el descanso eterno y a los que quedan hacerles llegar solamente nuestro cariño. Todo lo demás son conjeturas y hasta dentro de un tiempo no se sabrá lo que ha pasado. Ahora sólo podemos desearles que descansen en Paz.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

8 pensamientos sobre “Desgracia en Spanair

  1. ¡Qué tragedia! En estos momentos de dolor me uno al silencio y pesar de todos los afectados por la catátrofe. Descansen en paz.

  2. Hola. He sido tripulante de Spanair durante unos años. Me podrias decir quienes eran los tripulantes? Tengo grandes amigos de Spanair. Gracias.

  3. que terrible lo que paso..solo queda esperar que los que sufren por la perdida de sus seres queridos encuentren la traquilidad necesaria para pasar este dolor.

  4. Gracias Mauropex por el link de la cabina desgraciadamente quemada.
    Isabel gracias por tu apoyo, la verdad es que estas cosas afectan mucho a toda la profesión y a la gente de bien. Pero todos siguen en su puesto dando servicio y sin pensar más que en hacerlo lo mejor posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*