Dos razones

Tengo dos grandes razones para no twittear mucho:

La primera es que no siento mucha atracción por el instant-share de lo que hago o hacen los demás. Siempre he andado de despistado de la vida privada ajena.

Pero la fundamental es que la tecnología aplicada que utilizo en mis comunicaciones telefónicas es esta… que retrató magníficamente Roberto, en sus ojos ajenos. ¿Quién puede competir con estos otros útiles  que utilizan Roberto o Eduardo?. Yo no llego a tanta afición.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

2 pensamientos sobre “Dos razones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*