El 2012 ha muerto… ¡Viva el 2013!

piedra a piedra se hace un castillo

Apenas quedan ya cuarenta horas para que definitivamente eliminemos el 2012 de nuestro registro. Cuarenta horas con las que todavía contamos para hacer que no hayamos pasado un año en balde. Y cuarenta horas para comenzar otra cuenta atrás en lo que será otro año.
Vivimos atados al tiempo, a las agendas, al día a día, y nos solemos olvidar de que somos nosotros quienes construimos el año en cada instante.
Hace ya mucho tiempo que no hago propósitos de cara al siguiente año, no me planteo ningún reto especial en una fecha concreta porque sé que el devenir de cada día nos hace mudar objetivos. Pero siempre me mueve el mismo afán, único, de que cada día sea capaz de adaptarme a “lo que venga” y tratar de mejorar aunque sea un poquito. Es tan sólo una competencia interior, una forma de sentir que cada pequeño acto puede ser parte de un proyecto vital mayor.
Al Año Nuevo no le pido nada especial, tampoco a los Reyes Magos, sencillamente siento que voy hacia él de manera natural y llena de esperanzas. Espero que a lo largo de los próximos 12 meses, cada uno de vosotros tengais la oportunidad de alcanzar vuestros sueños. Espero que vuestros afanes se vean satisfechos y que en alguno de los millones de instantes que os tocará vivir, sintais la alegría completa y sublime que encierra una mirada llena de amor. Espero que ninguno de vosotros sienta nostalgia del pasado y que mireis hacia adelante con la convicción de que cualquier obstáculo que surja vais a ser capaces de superarlo.
Tal vez espero demasiado de 365 días, que dan para mucho o para nada, eso dependerá solamente de vosotros.
Porque yo no me conformo con esperar a ver qué pasa, porque sin pedir nada quiero demasiado, porque confío mucho en la buena gente, os deseo a todos un feliz año 2013.
Y ahora hay que empezar con fuerza a trabajarse ese año, así que ¡manos a la obra!

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

2 pensamientos sobre “El 2012 ha muerto… ¡Viva el 2013!

  1. Casi no encuentro donde se puede comentar y aún ahora no tengo muy seguro si lo estoy haciendo en el sitio adecuado o en otro post. Ya sabes que soy muy duro de entendederas. Y todos los cambios de plantilla, es un nuevo reto para mis humildes conocimientos.
    En segundo lugar, una pregunta, eso de las piedrecitas lo vi por primera vez en Lanzarote, ahora ya lo voy viendo en más sitios. Pregunté en la isla y nadie me supo decir la costumbre o el porqué de ese amontonamiento de piedras, que al principio pensaba que estaban adheridas con cemento.
    Y por último desearte un Feliz Año 2013, esperando que sea un poco más agradable y benigno de lo que ha sido el año que pronto termina.
    Un abrazo, ¡¡Ah!! y buenos vuelos aunque sean simulados.

    • Lo haces perfectamente unjubilado.
      Estas en concreto están en una playa virgen de Mallorca, cerca de Es Trenc, y también desconozco el significado, aunque son pequeños testimonios, efímeros, de que has pasado por allí.
      Cada uno levanta su propio túmulo y deja que el temporal lo derribe cuando las olas batan sobre las rocas.
      Hacer y deshacer, dejando que la marea deje el paisaje a su gusto.
      Un fuerte abrazo, Emilio, muy feliz año y que sigas poniendo piedras en nuestro camino, las tuyas son constructivas y nunca obstáculos para nuestro caminar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*