El Aeropuerto de San Sebastián…

ScreenShot004

El aeropuerto de San Sebastián, Hondarribia (Fuenterrabía), está ubicado en un paraje excepcionalmente bello. Una vez sobrevolados los montes que lo circundan (como el Jaizquibel), la aproximación suele hacerse en dirección Suroeste, desde el mar hacia el interior. Así que cuando el día está despejado, el mar rompe contra la playa cortada por la desembocadura del río Bidasoa y el contraste con el verde eterno que rodea el asfalto de la pista, hacen que el trabajo obtenga una recompensa difícil de evaluar. ¡Maravilloso!.


Pero… con temporal, con viento intenso del norte, lluvia y cuatro cosillas más, no hay tiempo ni posibilidades de disfrutar del paisaje.  Sobrevolar los veleros, cuyos mástiles se balancean a cuatro palmos del tren de aterrizaje, apuntar hacia la cabecera de pista sin planear demasido para aprovechar los metros disponibles (no demasiados aunque suficientes) y aterrizar es más que suficiente para entretenerte durante un buen rato.

Pero si además de todo ello, una bandada de gaviotas decide salir a darse un garbeo a ver lo que comen, justo cuando estás a puntito de aterrizar… no tiene ninguna gracia. Esto le ocurrió recientemente a un avión turbohélice que operaba en este maravilloso lugar.

La verdad es que no quería publicarlo por no asustar a nadie (¿Verdad Jubi?), pero ahora el propio COPAC ha tomado cartas en el asunto dado que influye muchísimo en la seguridad de todos los vuelos que operan en Hondarribia.

Ante la pasividad de las autoridades aeronaúticas, cuya obligación es dotar de los medios necesarios a todos los niveles (no basta con poner luces, ayudas a la navegación,etc.), para incrementar y garantizar la seguridad, y han dado muestras de -por llamarlo suavemente- dejación de responsabilidades, al permitir que el horario de “el halconero” finalice antes de que hayan concluído las operaciones programadas al aeropuerto.

En fin, la noticia tiene el suficiente calado como para denunciarlo desde cualquier medio posible, incluso desde aquí.

Esto no tiene nada que ver con las migraciones propias de esta época de las que ya advertí recientemente, porque las gaviotas viven de manera continua en las costas y playas de nuestro litoral. Así que no es algo circunstancial, sino un riesgo evitable  contra el que hay que luchar año a año, mes a mes, semana a semana, día a día y minuto a minuto.

Tal vez las asociaciones en defensa de la vida animal deberían de unirse a esta lucha contra la maldad de los aviones, ya que el resultado de este incidente acabó con la vida de 46 aves inocentes. Claro que nada comparable a que se hubiera podido estrellar un avión con todos sus ocupantes… ¡vamos, digo yo!.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

13 pensamientos sobre “El Aeropuerto de San Sebastián…

  1. Jubi, claro que me acordaba de tu magnífico artículo…
    Tú sabes muy bien lo que es dudar, los altibajos que tenemos a la hora de decidir si poner o no un artículo. En este caso me ha vuelto a asaltar el exceso de responsabilidad. Por un lado no quería alarmar a nadie sobre un incidente más, como otros sin importancia a lo largo de los miles de vuelos diarios. Bastante tienen los que padecen de aerofobia con lo que llevan por dentro.
    Pero por otro, cuando ya todo es de dominio público, incluso muy público, no hay más remedio que “denunciar” lo que hay detrás de algo que se conoce.
    Es pues casi una obligación no hacerse el sueco ante lo que puede prevenirse y evitarse. Gracias. 🙂

  2. Claro que hay que publicarlo, porque hasta que no ocurra una desgracia humana, no se pondrán los medios necesarios. Las gabiotas, los pájaros de emigración están en su medio, los que sobran son los aviones y la ubicación del aeropuerto. Ya que lo que pará tí es una maravilla cada vez que sobrevuelas la zona, para los habitantes de la playa de Hendayia es una pesadilla, por los ruidos, la contaminación, el peligro que vemos desde nuestras terrazas que dan a la Bahía cada vez que hay un aterrizaje con mal tiempo.Es un aeropuerto tercermundista, indigno del siglo XXI, para el medioambiente y para las personas que vamos a Hendayia a disfrutar del entorno que como dices es tan maravilloso.

  3. Bueno he regresado, la lotería ya pertenece al pasado.

    Ella ha sido el enlace para descubrir nuevas amistades, estando en la misma línea de sencillez y naturalidad, que siempre es aceptable en mi forma de entender y interpretar la vida.

    Te he grabado en la agenda para cuando edite en La gata coqueta cada semana pasar a visitarte como a [email protected] [email protected] [email protected]

    Por lo que he visto esta situado en un sitio aparentemente privilegiado el aeropuerto, pero el gran problema son las gaviotas o lo que coincida en ese momento y lo veo muy acorde el hablar de ello, ya no como una denuncia, más bien como información para que no lo dejen dormir como otras muchas cosas…

    Porque de echo tengo entendido eso sabrás más tu por supuesto, que en diferentes aeropuertos usan la cetrería como técnica de caza para evitar desastres mayores, a no ser que en este caso no la tengan o este demasiado alejado de donde habiten las gaviotas.

    Un abrazo y hasta otro momento.

    María del Carmen.

  4. Estas situaciones se viven en muchos aeropuertos. Lo peor de todo es que nunca aparecen los responsables, ya es hora de que los responsables de la “seguridad” hagan lo necesario para garantizarla!!.

  5. Begoña, entiendo todo lo que me cuentas. Vivir junto a un aeropuerto tiene sus grandes dosis de incomodidad. Y por qué no decirlo riesgo.
    Como ves acabé publicándolo, así que no dudo que he aportado un pequeño grano de arena en la denuncia. Lástima que otro tipo de intereses prime sobre la preservación natural de toda la zona, y que tengais que soportar ese aeropuerto ahí. Pero mientras esté, lo que hay que evitar ante todo son los accidentes. Poquito a poco seguiremos dando caña. 🙂
    Gata a tí darte la bienvenida, con todos los honores. No izo la bandera, porque la albiceleste está presente en el fondo y forma del diseño del blog.En cuanto a los halcones te remito al artículo de Unjubilado que nos recordaba él mismo..http://www.unjubilado.info/2009/01/17/cuando-aviones-y-aves-comparten-vuelo/. Y cuídate cuando andes por el zinc de los tejados. 😉
    Vito, ¡ Qué cosas se te ocurren, pareces un caguetas… 😉
    José, es tan fácil echar la culpa a los pìlotos… que para qué van a pensar más. Aquí y en la Pampa…

  6. Soy de la opinión de Begoña,

    Es uno de los aeropuertos más peligrosos de España, en mi humilde opinión. No te puedes imaginar el mal rato que se pasa cuando te toca ir.

    Pista corta, aproximación de no precisión, montañas enormes y windshear casi siempre. Horroroso.

    Además creo recordar que en la frontera francesa hay uno, que es el alternativo, que no tiene tantos inconvenientes.

  7. Rafael, tiene su aquél, sin duda. Pero no siempre volamos donde y cuando nos apetece, así que hay que hacer el trabajo bien y se acabó ¿no te parece?. El vuelo está programado como nacional, así que no permiten atravesar el espacio aéreo francés (y la SID VOR es cachonda por ello…), salvo por emergencia.
    Otra cosa sería que se operara con el de Vitoria, pero resultaría más incómodo para el pasaje de la zona tener que desplazarse allí cada vez que quisiera coger un vuelo ( y todos queremos un aeropuerto casi en el barrio).De construir otro en mejor sitio… habría que hablar con el Gobierno central y autonómico.
    En fin nosotros sólo podemos “ilustrar” desde el punto de vista profesional. Ya sabes el caso que se nos hace en donde corresponde…

  8. Rafael, nada que objetar al respecto… Yo lo definiría peor todavía. Me tocó operar en él justo cuando Aviaco dejó paso a otros. Si ellos hablaran, contarían maravillas.
    Con el F-50, con una aproximación NDB que te dejaba orientado hacia el acantilado…, con unos mínimos a 1100′, una final OFFSET total, pista mojada, sin calle de rodaje, y windshear, a parte de muchas lindezas, era una aventura que le habría gustado experimentar al Calleja de la tele…Y cuando pusieron el VOR para hacer la aproximación hacia el mar, todavía era más espeluznante, ya que aun respetando los mínimos del perfil, los radiales, etc… el GROUND PROXIMITY WARNIG alertaba continuamente… Así que se “prohibió” expresamente, tanto en Iberia como en Air Nostrum, hacer dicha aproximación si no había contacto visual. Si lo dejamos en castaña que sea PILONGA, porque es durillo… 😉

  9. Hola Rafael!, muy interesante lo que has comentado :). Te cuento que quiero ser piloto, y para mi está buenísimo poder hacerme de amigos en otros países y más aún relacionados con esta profesión 🙂 , por eso me gustaría (siempre y cuando sea posible y no tengas problema alguno) que me pases tu e-mail :).
    Mi nombre es José y soy de Mendoza,Argentina, te dejo mi e-mail por las dudas: [email protected]

    Bueno eso es todo Rafael. Desde ya muchas gracias. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*