El Auditorium de Zaragoza

Nunca me cansaré de resaltar las cualidades sonoras y arquitectónicas de este gran Auditorio zaragozano, del que todo el mundo de la musica ha oido hablar y del que los que lo han podido sentir alaban sus condiciones acústicas.

Voy a ser un poco “chauvinista” debido a la satisfacción y orgullo que me produce saber que está aquí. Todavía permanece en mi recuerdo la oposición que hubo al desarrollo de este gran proyecto, del coste de la obra, de la necesidad y oportunidad de llevarlo a cabo. Hoy ya todo aquello quedó atrás y desde entonces este “lujo”, ha pasado a ser algo más que necesario en una ciudad que ha alcanzado su mayoría de edad a la “provecta” edad de unos 2000 años.

Afortunadamente se construyó y se hizo de una manera extraordinarimente proyectada. Todo lo que en él hay invita a escuchar música en paz. Desde la luz a la calided y calidad de las maderas, la comocidad de los asientos, la perfecta visibilidad del escenario desde cualquier localidad, y sobre todo la perfecta acústica que se consiguió. Se puede escuchar hasta cuando alguien se rasca una oreja en el extremo opuesto de la sala. ¡Y no exagero!.

En estas conciciones “perfectas” es muy facil disfrutar de los sonidos que cualquier músico sea capaz de extraer de su instrumento, de la voz de un cantante sin necesidad de micro, y sobre todo dejarte envolver cuando una orquesta se lanza a emocionar a base de partituras.

Por ello os brindo estas pocas fotos del lugar donde se “cuece” la mejor audición musical del mundo.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*