El domingo… ¡deporte!

Ayer domingo lo dediqué al deporte. Claro que como mero espectador, mejor dicho como paseante. Así que aproveché un espléndido día de sol y más que agradable temperatura, con su luz otoñal nítida y me dí una vuelta por el exterior de la Expo.

Una vez acabada la misma ya podemos disfrutar del exterior del recinto sin necesidad de Fast Pass, ni colas, pero con 120 hectáreas que recorrer de Parque. No sé si algún día seré capaz de verlo en su totalidad.Mientras tanto yo comencé a fotografiar la noria y sus aledaños por tener una referencia desde la que partir.

La cuestión es que se celebraba una Maratón cuya meta (cuyas metas) estaba (estaban) ubicada (s) frente a la Torre del Agua. Como Agustín nos había “retenido” hasta las tantas con su absorbente verbo, el madrugón posterior se acercó peligrosamente al “alba del mediodía”, así que llegué a la meta cuando ya estaban llegando los últimos maratonianos. Apenas llevaban cuatro horas veinte minutos desde que comenzara. Así que me quedaron muy bien las fotos de la meta sin participantes y los humanos (todavía vivos) a base de masajes. ¿Cómo harán para correr 42 km y tan deprisa?.

Después me metí a ver la final de Paddle que se jugaba en el Pabellón del CDM Siglo XXI. Un excelente sitio donde sudar dando pelotazos en un polideportivo que desde luego hace honor a su nombre, moderno y muy colorista. Ahora bien para ser una final no es que hubiera mucha gente, claro que el precio era un poco abusivo 0 €, lo cual echa bastante para atrás a cualquiera. Si es gratis no merecerá la pena… Y encima lo “popularizó” J.M. Aznar, así que debe ser cosa de pijos.

En fin que estaba tan agotado que me tuve que sentar a ver el gran Premio de Fórmula I en Singapoore. Tras los postres me dió una bajada de glucosa en sangre y me quedé un pelín traspuesto en el sofá, total que no ví como Fernando Alonso subía arriba del podium a regar a Hamilton con Champagne.

Y es que los domingos con tanto deporte acabo agotado, por no decir extenuado. Y menos mal que no sigo el fútbol, porque entonces me tendría que “rematar” con el carrusel y el resumen de la jornada.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Un pensamiento sobre “El domingo… ¡deporte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*