El Mar Cantábrico

ScreenShot018

El Cantábrico tiene olor a mar, y olas  y sube y baja la marea como si un gigante sediento se hubiera bebido el mar, dejando la arena cada vez más lejos del agua.

El Cantábrico teiene viento y sol… y nubes que preñan de verde las laderas y valles que van a morir al mar.

El Cantábrico tiene cielo de mil colores,  perlado de gris o radiente de azul intenso, nítido u opaco como un cristalino cegado por una inmensa catarata, a través de la cual sólo se puede intuir la luz lejana de un sol extraño, y que te deja la ilusión de que la luz escapa de tus pupilas y sólo ves el reflejo de un mar, profundo y rizado, al que no te atreves a enojar.

El Cantábrico tiene rocas ásperas, cortantes, y arena fina. Tiene rebozo de nácar y conchas, batido con agua y sal.

Tiene de todo y de nada si no lo quieres mirar, si no sientes que es el mar bravo, duro y recio al que tienes que amar tal como es. Y sobre todo disfrutarlo, aunque sea viendo estas fotos.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*