El nuevo Icaro

Mi fuente de inspiración una vez más ha sido Unjubilado. Gracias Emilio.

Recordar la mitología griega nos lleva a la historia de Icaro y  sus alas, cuyas plumas estaban unidas con cera, y acabó muriendo por subir tan alto que el sol las derritió.

Hoy me encuentro con que el sol permite volar hacia él y el joven Icaro podría muy bien ser Bertrand Piccard, un suizo perseguidor de sueños y de aventuras científicas y tecnológicas. Fué quien consiguió dar la vuelta al mundo en globo junto a Brian Jones, a bordo del Breitling Orbiter 3, en el año 1999.

Ahora Icaro ya tiene más medios para escapar de Creta y además el Sol le ayuda a hacerlo. Sus nuevas alas tienen nombre Solar Impulse, y forma de avión, lleno de placas solares y movido por cuatro motores eléctricos. Este avión de cuyas características técnicas destaca la envergadura de 63,40 m. lo cual supone  que sea practicamente igual a la del Airbus 340

Julio Verne aparece en el proyecto con esta frase: “Todo aquello que es imposible queda por realizar”. Y este grandioso equipo humano han hecho ya posible que un avión de estas caracteristicas permanezca volando durante más de 26 horas (noche incluida) seguidas,  pilotado por un experimentado Andre Borschberg.

Este tipo de personas, que aman los retos y que persiguen un sueño hasta convertirlo en realidad, son los motores del progreso. A Piccard le viene de casta, porque su abuelo Auguste inventó el batiscafo, su padre Jacques estableció el récord -imbatido-  de descenso en profundidad marina y él ya veis las ocurrencias que tiene. Será porque es psiquiatra y psicoterapeuta, aparte de aeronauta…

Creo que lo mejor que podía hacer para animar a todos a realizar lo imposible es mostrar lo que ellos han logrado -acompañados de “la Voz”- diciendo que cada uno lo puede hacer a su manera…

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

3 pensamientos sobre “El nuevo Icaro

  1. Suco, me imagino de noche, con el viento suave a tan baja velocidad, sin ruido de motores… y viendo el cielo estrellado, y me dan muchas ganas de estar ahí. Sólo en mitad de la creación. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*