El pez grande…

screenshot033

(autor)

Se come al chico. A veces no es que se lo coma, sino que deja de alimentarle con sus migajas y aprovecha todo lo que antes no se podía comer.

Iberia declara sus intenciones (en Cinco días) para luchar contra la crisis, suspendiendo contratos de wet lease, y dejando parte de su flota en tierra debido a la caída de la demanda, dicho de otro modo por la disminución de pasaje, intentando que su cuenta de resultados no se vea mermada de manera drástica.

Así que a Gestair le van a dejar ya con el hambre para hoy. La sabiduría poular es tanta que ya existe una frase que lo expresa con rotundidad: PAN PARA HOY, ¡HAMBRE PARA MAÑANA!.

Cuando alguien depende exclusivamente de la “caridad” ajena, es fácil prever que en algún momento tu propia subsistencia está en manos de la necesidad de tu “benefactor”. No puedo criticar a Iberia por estos recortes de producción obligados, ni a quienes vendieron sus aviones a quien generaba el tráfico en esos momentos. Hay muchas ocasiones en que el desarrollo empresarial pasa por estar “asociado” con los grandes. Iberia ha sido y es una grande, es la historia del desarrollo aeronaútico de nuestro país. Así que lógicamente hay que apoyarle para que continue posibilitando el transporte aéreo de calidad.

Iberia ha estado lastrada durante muchísimos años por su propia estructura, antes de ser privatizada, cumplía con un papel fundamental en las conexiones aéreas, entre ciudades españolas y  con el resto del mundo. Por ello hubo de afrontar pérdidas en líneas que en modo alguno eran rentables, pero debían mantenerse como parte del interés social y político del momento.

Ahora, como compañía privada, debe velar por sus intereses económicos, aunque ello suponga reducir frecuencias en determinadas rutas o incluso cancelarlas si sus objetivos empresariales no se ven satisfechos. Pero todos aquellos que sobrevivían a su alrededor, aprovechando su hegemonía, pocos o ningún mecanismo de defensa tienen ante esta nueva situación que se ha planteado.

Iberia está inmersa en un proyecto de Fusión con British Airways, por lo que sus esfuerzos han de concentrarse en hacer posible este acuerdo con visión de futuro. Desde hace muchos años llevo “anunciando” que en el cielo único europeo no hay sitio más que para tres o cuatro grandes compañías aéreas. De cómo se configuren las mismas dependerá en gran medida la economía aeronaútica de Europa.

No basta ya con estar orgullosos de las antiguas compañías de bandera, sino que hay que competir a nivel global con gigantescas empresas americanas o asiáticas. La concentración en grandes grupos empresariales hará más segura la pervivencia de las grandes compañías como Iberia, pero las pequeñitas tendrán que sucumbir y desaparecerán una vez más engullidas por los gigantes que se están creando. Así de triste y así de real.

Todo pasará por momentos de angustia, de ilusiones rotas y de esfuerzos destinados al fracaso parcial. Pero al final el resultado será el apetecido poniendo a disposición de nuevas empresas el entramado económico de un gigante de la aviación.

Ahora estamos en crisis, pero dentro de muy poco tiempo todo volverá a ser como antes, mejor si cabe, ya que se habrán establecido nuevos parámetros con los que poder afrontar la nueva situación. Pero en el camino habrán quedado unos cuantos restos de chatarra empresarial a los que el tiempo acabará diluyendo. Mientras tanto, a los trabajadores lo único que les habrá ocurrido es haber pasado por el paro, y al final volver a comenzar de cero en una nueva firma comercial.

Eso es lo que pienso y por ello desde aquí quiero animar a los que les toque sufrir estos cambios tan drásticos en su medio de vida. Hoy que se celebra el Día Internacional de los  Trabajadores, quiero llevarles un poco de esperanza en un futuro más prometedor, más seguro y menos convulso. Mientras tanto, un poco de sacrificio y confianza en el porvenir… de lo contrario la situación de bancarrota de  Chrysler se repetirá en el sector aéreo, y eso nadie lo quiere para sí mismo.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*