El Punto ¿Limpio?.

Alguna vez ya he contado nuestra colaboración en el reciclado de nuestros desperdicios. Tenemos la ventaja de disponer de bastante sitio como para guardar (incluso sin tener el Síndrome de Diógenes, acumular bastante papel,vidrio, plásticos,etc.) hasta que cargando el coche lo llevamos a los contenedores.

Muy cerca de la zona hay un Punto Limpio donde solemos llevar todo aquello que no “encaja” en el reciclado normal. Hoy mi mujer llevaba los botes de pintura vacíos que he gastado durante la semana pasada al susodicho punto (no tan limpio al parecer). El empleado del lugar le ha dicho que eso allí no se podía tirar, así que le ha “recomendado” llevarlos a otro lugar “especializado” (Hermanos Adiego) con la advertencia de que ahí le cobrarían por lo menos cincuenta (50 €), para que pudiera desprenderse de tan “explosiva” materia. ¡Amos, no me jodas!.

Así que la segunda alternativa de reciclado va a ser seguramente la única que nos queda, la tradicional, ¡echarlo directamente a la basura! y que se preocupe el Ayuntamiento de reciclar lo que le parezca.

Tenemos una alta conciencia ecológica en este y otros temas, siempre empapo los disolventes en papel de periódico o trapos para que se evapore y no vaya directamente al sumidero del fregadero, procuro no utilizar más bolsas de plástico de las necesarias y tratamos de consumir la menor cantidad de agua posible. Pero juro que no estoy dispuesto a pagar ni 50, ni 30, ni 20, ni 10, (como ofrecían los “charlatanes” de feria) ni un sólo euro en desprenderme de cuatro botes de pintura con restos secos de “churretones”.

Lo siento pero a tanto no llego. Intentaré compensar a la Naturaleza de otro modo más eficaz, incluso estoy pensando comprar otro árbol para plantar, aunque me cueste muchísimo más dinero que “librarme ” de los botes.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

6 pensamientos sobre “El Punto ¿Limpio?.

  1. Me imagino que has tratado de llevarlo al Punto Limpio de Universidad – Delicias Avda. Gómez Laguna ( Cooperativa Taxi).
    Allí no admiten aceites, pinturas, disolventes, baterías de coche, ni nada relativo a él (tubos de escape, pastillas de freno, guardabarros, paragolpes o similares aunque sean de plástico)
    ¡Ah! y si te hacen alguna obra en la casa, los desperdicios los podrás llevar tú con tu coche particular (muebles, electrodomésticos…) pero no admiten a la furgoneta que te haya hecho las obras.
    Saludos

  2. Bueno es saberlo. Por si hago bricolage en el coche. Lo de ayer me dejó más que sorprendido casi humillado. Estoy empezando a creer que lo del reciclado de nuestra basura es un negociete que han montado para evitarse “pagar” a los “chatarreros” de toda la vida, que vivian de recoger cartones y metales por las basuras. Ahora se los llevamos directamente a ellos los propios consumidores.

  3. El Punto Limpio de Biescas tiene peor aspecto que este, qué contradictorio paradigma, yo me pregunto como tú ¿por qué se llamará punto limpio, si Diógenes disfrutaría allí una barbaridad?. Un saludo

  4. ¿PUNTO LIMPIO..? TImo Sucio.

    Pocas personas saben que las basuras que tantas molestias se toman en separar en su casa, se MEZCLAN en las plantas de reciclado.
    Sí como lo acabas de leer.
    ¿Por qué se hace esto?
    Para entenderlo (cosa difícil), hay que saber que hoy en día la gestión de residuos en las plantas “recicladoras” está tan avanzada, que las máquinas son más eficaces que los humanos a la hora de separar residuos, por eso se mezclan allí, las basuras SEPARADAS en CASA.
    Es decir el trabajo de separarlas NO VALE DE NADA.
    ¿No te lo crees? Pásate por una de estas plantas y compruébalo por ti mismo.
    Más fácil aún, pasa por un punto limpio y pregúntale a alguno de sus operarios si las basuras se mezclan en la planta de reciclado. Te quedarás perplejo.
    Lo peor de todo, es que las carísimas campañas de publicidad (que tampoco tienen ninguna utilidad) las pagamos los mismos que SEPARAMOS la basura.

    Este es un detalle más, para ver el alcance de las actuaciones de esos que llamamos políticos, y que siempre obran por “moor del bien común”, según ellos.
    Ya es hora de que el “pueblo soberano”, nosotros según ellos, ejerzamos nuestro derecho y acabemos con toda esta podredumbre, eufemísticamente llamada democracia.
    ¿De verdad nos merecemos ser tratados tan mal?

  5. Impresionante lo que cuentas timo sucio, así que espero que los recicladores compulsivos nos hayamos ido dando cuenta de lo que se cuece. Gracias por tu amabilidad despertandonos de la ilusión de que hacemos bien a la sociedad y no hacemos más que el primo de los ediles y compañía.

  6. Pingback: 100 € ahorrados… | Alas de Plomo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*