El que roba a un ladrón…

¡SE CONVIERTE TAMBIEN EN LADRON!.

No hay matiz que valga, ni justificación para el saqueo, ni mucho menos confundirlo con un acto solidario.

(DRAE) robar.(Del lat. vulg. *raubare, y este del germ. *raubôn, saquear, arrebatar; cf. a. al. ant. roubônal.raubeningl. reave).1. tr. Quitar o tomar para sí con violencia o con fuerza lo ajeno. 2. tr. Tomar para sí lo ajeno, o hurtar de cualquier modo que sea.

Un acto simbólico, una queja, una llamada a la conciencia, una reivindicación, aún pudiendo ser JUSTA, debe quedar siempre sometida a la LEY. Por estos lares y en estos tiempos no estamos acostumbrados a la ley del talión, ni podemos consentirla, ni justificarla.

Que un Diputado, enarbolando una bandera nacional ajena, proclamando el derecho a comer de los “meatless” (sin comida), dirija un asalto contra la propiedad ajena, es un delito que tiene que ser juzgado y cumplir la pena correspondiente a la que se ha hecho acreedor.

Y diría lo mismo de cualquier otro ciudadano que infringiera la ley, sin fijarme en las siglas en las que se refugia. No es una Res  Publica lo que han robado, sino un bien privado. Pero el agravante del acto es que lo haya promovido precisamente un representante del Gobierno andaluz, un diputado y alcalde, que ha pretendido obrar en nombre del pueblo oprimido.

No, señor mío, ese no es el camino. Porque su señoría lo que ha hecho es convertirse en “salteador de caminos”, y ya que ayer murió Sancho Gracia (q.e.p.d.), que inmortalizó a Curro Jimenez, no le quite ud. la gloria de ser el mejor bandolero español de todos los tiempos.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*