El Sitio de Zaragoza

(autor foto)

Estamos celebrando durante estos días la conmemoración del Bicentenario de Los Sitios de Zaragoza. Quiere decirse que estamos recuperando la memoria histórica del 10% de los dos milenios de historia reciente de nuestra ciudad, la muy NOBLE, muy LEAL, muy HEROICA, muy BENEFICA, siempre HEROICA e INMORTAL ciudad de ZARAGOZA.

¡Casi que no tiene títulos!, ¿verdad?. Bueno, pues a parte de los Sitios a que sometieron las tropas Napoleónicas a esta maravillosa ciudad, ahora con ocasión de la EXPO y con la inminente visita de sus Majestades los Reyes de España a la celebración del día de las Fuerzas Armadas la ciudad aparece “sitiada” nuevamente por otro tipo de fuerzas.

Afortunadamente estas fuerzas no son otras que las de Seguridad del Estado preparadas ya no para invadir la ciudad, sino para salvaguardar los intereses de todas las personas que están y van a estar presentes por nuestros pagos durante los próximos tres meses.

Durante los últimos días se ha notado ostensiblemente la presencia de estos cuerpos de Seguridad en las calles de Zaragoza. Poco a poco han ido apareciendo furgonetas de la Policía Nacional que establecen controles de vehículos en cualquier momento y en cualquier calle.

Si te das una vuelta por un parque no es difícil que te encuentres con una patrulla de la Guardia Civil haciendo su propia ronda .

La Policía Local anda con sus quehaceres habituales de “apatrullar” los barrios y me da la impresión de que tienen cosas más importantes que hacer que poner multas (aunque desconozco si ha disminuido la cantidad de sanciones por mal aparcamiento).

A los miembros de los Ejécitos (TierraMar y Aire) que participarán en los actos de las Fuerzas Armadas no los he visto, pero he escuchado el sobrevuelo vespertino de helicópteros militares, así que me consta que también están ya aquí.

Y toda una “caterva” de policías, detectives, inspectores, miembros del CNI,etc. que, aunque “invisibles” al resto de ciudadanos, imagino que estarán cumpliendo con su labor de investigación de manera eficacísima.

A todos los miembros de cualquiera de estas unidades que están velando por la seguridad, no sólo de los Reyes sino de todos los ciudadanos que por aquí deambulamos, quería decirles una sola cosa, mejor dos: BIENVENIDOS y GRACIAS.

Imagino que hay otro tipo de visitantes menos considerados con los bienes ajenos y con el respeto al derecho fundamental a la vida de todos y cada uno de los seres humanos. Por culpa de ellos hay que estar siempre alerta cuando se produce este tipo de acontecimientos festivos donde se reúne una gran cantidad de gente y de personalidades. Ya habrán tomado posiciones los chorizos, los manguis, los quinquis, los rateros y cacos, los descuideros, los timadores, los atracadores, los carteristas, los proxenetas con sus “[email protected]”, los traficantes, los camellos, los falsos mendigos, los trotamundos, los ventajistas, los palanqueros, los navajeros y cualquier tipo de delincuente de las mil y una formas de hacer daño a los demás… Y alguna “joyita” más que tambien suelen pasar desapercibidos entre la multitud. (He omitido reseñar a los “innombrables” totalmente a propósito, aunque alguno habrá venido a otear el panorama).

He querido homenajear sencillamente a quienes se juegan su vida y la de sus familias para que los demás podamos dormir tranquilos mientras ellos se sacrifican al servicio de todos nosotros. Por ello les doy las gracias por haber establecido un nuevo “SITIO EN ZARAGOZA”.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

3 pensamientos sobre “El Sitio de Zaragoza

  1. Ramóm, hermano, ya iba siendo hora de que te apuntaras a mi grupo de “amiblogs”. Me alegro de que te vaya picando el gusanillo. Pronto te veo con tu blog sobre temas psico-medicinales.. Je,je

  2. Pingback: Puertas abiertas » Alas de Plomo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*