El tabaco produce… ¡Paro!

screenshot096.jpg

Así es amigos. Finalmente puedo afirmarlo después de un año y medio pendiente de los leucocitos. El tabaco puede llevarte al INEM.

Mi caso es un tanto atípico, ya que  los reconocimientos periódicos que debemos realizar son bastante restrictivos. Nuestro “Modus Vivendi” depende, no sólo de nuestra “aptitud” técnica para la cual hemos de realizar anualmente cursos de “refresco” y dos sesiones de 4 horas en el simulador, sino de nuestra “aptitud física” que se revalida, cada seis meses los mayores de 40 años y anualmente a los que no han llegado a la frontera de los 40.

En uno de dichos reconocimientos se me detectó una leucocitosis moderada cuya causa había que descubrir ante una previsible infección asintomática. Aunque el resto de parámetros analíticos era normal, había que tratar de solucionarlo y además me fué “denegado” el certificado médico que posibilita el ejercicio profesional junto con la Licencia de Vuelo.

La cifra de leucocitos era alrededor de 15.000 por lo que, en principio, se podía descartar una enfermedad más grave como la leucemia. Inicialmente me fueron realizando análisis mensuales para controlar las cifras, pensando que podrían normalizarse rápidamente si era debido a una infección. Durante tres o cuatro meses los análisis permanecían invariables, así que empecé a movilizar a mis amigos médicos para buscar la solución. Cada uno de ellos me realizó exploraciones propias de sus especialidades, así como análisis completos de sangre. Todas mis cavidades fueron exploradas a través de las aberturas fisiológicas de nuestro cuerpo. Fosas nasales, sondas, scanners, colonoscopias, ecografías, etc. En todos los casos afortunadamente no se encontró nada anormal por lo que era muy extraño que se mantuvieran las tasas de leucocitos en el mismo nivel.

Entre tanto la compañía se hartó de mi situación y alegando “incapacidad profesional” me presentó la carta de despido. Bien es cierto que yo ya no estaba de baja (ILT), ya que en un principio era cosa de uno o dos meses y podían haberme mantenido en funciones de instrucción en tierra u otras labores de gestión. No fué así y prefirieron librarse de mí . ¡Ellos se lo pierden!.

Mientras tanto seguían mis pruebas médicas. Ante la certeza de que no había causas infecciosas que justificasen el “mal”, hubo que acudir a un estudio hematológico en profundidad. El primero descartó causas tumorales de cualquier índole y ello les obligó a descartar causas genéticas del tipo de enfermedades autoinmunes. Para ello me volvieron a extraer unos c.c. de sangre para el análisis genético.

Ayer mismo me confirmaron telefónicamente que “NO TENGO NADA” y que ya me mandarán el informe. Pero que la única causa de la leucocitosis es mi “TABAQUISMO” .

Ya me habían advertido de ello en las primeras consultas de hematología, tanto es así que la enfermera que me extrajo la primera muestra de sangre ya “adivinó” que fumaba mucho por el aspecto de mi sangre. Al parecer varía notablemente el color y la viscosidad de la misma, por lo que ellas a simple vista notan perfectamente la diferencia.

Como veis una historia más para meditar sobre la necesidad de dejar de fumar. Ayer la amiga Isabel (Unclick) escribía un magnífico post sobre su adicción. Hoy os he hecho mi propia crónica explicando que, además de todo, fumar también te deja en el “Paro”.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

4 pensamientos sobre “El tabaco produce… ¡Paro!

  1. Hola soy Rosa una alumna del curso que esta dando Gabriel. Ya nos ha comentado un poco tu historia en esto de los blogs.
    Me parece muy interesante todo lo que escribes bueno lo que he podido leer.
    Yo empiezo ahora con mi blog poco a poco ya te he puesto en mis enlaces.
    A todo esto ¿que tal el viaje a italia con esas ganancias…………..?
    Espero poder ir a la proxima reunión para poder conoceros a todos

  2. Ahora me explico yo el porqué de estar en paro.
    Lo malo es que desde que tengo un blog, fumo más y desgraciadamente lo empiezo a notar y mucho, cosa que antes no me ocurría.

  3. hola soy anamari alumna del curso de Gabriel ,gracias por escribir el articulo sobre el tabaco ,porque yo tambien soy fumadora aunque muy poquito,pero tu articulo me ha hecho reflexionar sobre el tema.Un saludo anamari

  4. Yo también tenía leucocitosis por fumar y en cuanto dejé de fumar, se me quitó. Por cierto, para todos los que fuman, yo lo dejé por fin, después de 2 intentonas, con hipnosis.

    Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*