El “Todo” Aragón por la Travesía Central

 

 

¡Ay Aragón, qué solico estás!.

Leer que -por una vez- todos estamos de acuerdo en algo, podría ser un buen síntoma para salir de nuestra natural propensión a permanecer al margen de casi todo. Me alegro de que TODOS hayan firmado el Manifiesto en favor de la Travesía Central Pirenaica. (fuente: Heraldo). Perdonarme porque no consigo encontrar el manifiesto publicado.

Pero veamos qué es el todo Aragón. Según las últimas estimaciones de población, somos alrededor de 1.350.000 personas, de las que aproximadamente la mitad viven en Zaragoza capital. El resto se reparten sobre un territorio de tres provincias que ocupan una extensión de aproximadamente 47.700 km. cuadrados, dando una densidad media de 28,5 habitantes por kilómetro cuadrado.

El peso histórico del Reino de Aragón hemos dejado que se diluya tanto como su población, y estamos a punto de ser parte insignificante de otro reino mayor, España, que surgió precisamente de la unión de Aragón y Castilla.

El transporte, el intercambio de mercancías (comercio), y el beneficio que ello genera, ha sido siempre el motor que animaba a hacerse más ambicioso y dominar más territorios. Y Aragón se expandió por todo el Mediterráneo conquistando todo aquello que le resultaba atractivo y beneficioso, llegando más allá de Neopatria, cuyo título de Duque de Neopatria todavía ostenta nuestro monarca, Don Juan Carlos I.

Estamos en una etapa histórica de grandes cambios, sociales y económicos, constitucionales también, y nadie sabe cómo se dibujará el nuevo mapa español. Estamos justo en medio de dos comunidades que de forma cada vez más explícita pretenden la total independencia política de un Estado y el tiempo nos dirá si se lleva a efecto o no.

Ni quito ni pongo rey… así que será lo que tenga que ser. Por esta noble tierra aragonesa se sigue pensando mayoritariamente en que se es español ahora y de siempre, y no creo que cambiemos de sentir de repente. Dejar el Paso Franco a Europa ¡por Aragón! no debería ser una cuestión de regionalismo, ni de interés particular, porque antes o después puede ser una cuestión de necesidad de Estado. Y ese Estado debe apoyar a Aragón a franquearle el camino a Francia. Ahí sí que no deberían dejarnos solos.

 

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*