Elecciones Generales

 

 

Han empezado a hacer campaña electoral. Los dos “titanes”, los pesos pesados (pesadísimos) de los dos partidos que se van repartiendo el puesto, están dándonos la tabarra con sus nuevas promesas, con sus declaraciones de intenciones y con sus futuras soluciones a la crisis. Hoy dicen que subirán (una vez más) los impuestos sobre el tabaco, y las bebidas alcohólicas. El otro que incentivará a los autónomos que contraten empleados.

Y así sucesivamente, y lo que nos queda hasta que lleguen lasElecciones del 20 N. Pero es lo que toca durante este período de valoración política individual. Se está preparando la ilusión colectiva por un cambio que no llegará a ser tan efectivo ni tan rotundo como prometen, porque para mí seguirán siendo los mismos, y con los mismos collares.

De haber habido de verdad voluntad de servicio al bien común, ambos partidos se habrían aliado en la lucha contra los graves problemas que tenemos. Pero desde luego que tendrían que haber dado otro ejemplo bien distinto de lo que es participar en la gestión de la “Res Pública”.

Al PSOE se le otorgó la oportunidad de gobernar durante dos legislaturas consecutivas, y no voy a resumir ni los aciertos o desaciertos que ha cosechado en este tiempo. Muchas medidas que ha tenido que adoptar han venido “IMPUESTAS” bien por la necesidad o bien por intereses supranacionales al dictado de Bruselas…

El PP mientras tanto sentado a la puerta del Congreso a ver pasar el cadáver político de su “enemigo”, muy paciente y poco provechosa actitud. Eso sí dejando que le vayan haciendo el “trabajo duro” los demás para luego cosechar unos millones de votos que le aúpen de nuevo al Gobierno de nuestra Nación.

Del resto de grupos prefiero no hablar, porque siguen siendo pequeñas llaves que dan acceso a determinados acuerdos y cada uno de ellos intenta barrer para su propia casa.

Pero para que nos vayamos haciendo idea de por donde van los tiros, lo que ya han determinado es que cada voto vale 0,83 € que se embolsará el partido, cuatro céntimos más que en las anteriores. Y eso para ir saliendo de la crisis. Estos políticos que tenemos son como los casinos: “La banca nunca pierde”, y ellos canjean un voto por dinero. Estoy por no votar y darle directamente un euro a quien de verdad lo necesita, que no hay que buscar demasiado para encontrarlo.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

2 pensamientos sobre “Elecciones Generales

  1. Primero se llevaron a los judíos, pero como yo no era judío, no me importó. Después se llevaron a los comunistas, pero como yo no era comunista, tampoco me importó. Luego se llevaron a los obreros, pero como yo no era obrero tampoco me importó.
    Más tarde se llevaron a los intelectuales, pero como yo no era intelectual, tampoco me importó. Después siguieron con los curas, pero como yo no era cura, tampoco me importó. Ahora vienen a por mí, pero ya es demasiado tarde”.
    (Bertolt Brecht)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*