Emergencia de un CRJ de Air Nostrum

screenshot008

(autor en flickr)

Es raro, raro, raro como habría dicho el malogrado e inefable “papuchi”, el padre de Julio Iglesias, que se le paren a un avión todos los motores. Pero a veces estas cosas pueden ocurrir. ¿Qué hacemos entonces?.

Lo único que se puede hacer es aterrizar obviamente, ya que es imposible mantenerse a nivel aunque sigas planeando. ¡Siempre planean todos los aviones!.

Ayer lamentablemente eso es lo que le ocurrió a un avión de Air Nostrum  (según cuentan en el diario Montañés) en el aeropuerto de Santander. El avión, un reactor CRJ-200, tuvo una doble parada de motor y solicitó inmediatamente aterrizar en el aeropuerto de Parayas.

Sin embargo en 20 minutos sólo hablan de haberse parado un motor…

Como noticia aeronaútica es una de tantas a las que nos enfrentamos día a día y que no quiero ni querría comentar. Pero siempre lo hago en beneficio de los que tienen miedo a volar. Aun en las peores circunstancias por las que tienen que pasar cuando se produce un incidente de este tipo, siempre quiero que saqueis la oportuna consecuencia de que no siempre el resultado de una emergencia acaba siendo una fatalidad.

Ayer mismo los pilotos de Air Nostrum consiguieron superar las dificultades e imagino que consiguieron reencender al menos uno de los dos motores. La prueba es que, después de declarada la emergencia, el vuelo concluyó felizmente para todos. (Desde que se para uno de los dos motores hay que declarar emergencia). Luego su actuación desde un punto de vista profesional parece que fué muy buena, ya que declararon emergencia, continuaron con el vuelo y consiguieron poner en marcha un motor (o los dos) que vaya usted a saber por qué se habían parado.

Así pues FELICIDADES a todas las personas que se encontraban a bordo de ese avión y animarles a que, una vez pasado el susto, confien una vez más en los aviones y sus pilotos.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

3 pensamientos sobre “Emergencia de un CRJ de Air Nostrum

  1. …Jo!!!… yo no tengo??…tenía???…miedo a volar, pero no veas como está el patio últimamente, Carlos…que le da a una un miedo pensar en irse de vacaciones que ni te cuento…

    …en fin.

    Besos

  2. Tambien a mí. Pero por las facturas, no por volar. Mi intención es precisamente lo contrario, y siempre intento animar a que veais que no pasa nada. Aunque a veces ocurran tambien accidentes desgraciados no es diferente a los muertos en otro tipo de accidentes. Pero seguiremos intentando quitar miedos…

  3. Pingback: Un parado más… | Alas de Plomo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*