E.N.A. (Escuela Nacional Aeronaútica) Salamanca

ena.jpg
Se llamaba así la escuela donde tuve ocasión de realizar mi formación como piloto de líneas aéreas.

El origen de la misma se remonta muchos años atrás, cuando el Ejército del Aire crea el   Grupo de Escuelas de Matacán (GRUEMA). Durante los años siguientes fué desarrollando sus actividades y ampliando los cursos que se impartían conforme la evolución aeronaútica iba exigiendo más y más especialización.

Tras un largo período como escuela militar, se llegó a un acuerdo de colaboración entre las autoridades militares y el ministerio de Transportes y, utilizando sus instalaciones y profesorado se comenzó a formar también personal civil de cara a satisfacer la creciente demanda de profesionales para las líneas aéreas.

Las ocho primeras promociones de esta nueva escuela se formaron en este modelo de colaboración. En el año 1980-1981 se produjo un cambio radical, de tal modo que la ENA se transformó totalmente en una escuela para pilotos civiles, dependiente directamente de la Dirección General de Aviación Civil del entonces Ministerio de Transportes y Comunicaciones. Tras un período de cambio estructural se convocó la primera convocatoria de ingreso en dicha escuela (1984) para los que seríamos los primeros alumnos del centro civil. Una vez superadas las pruebas de acceso entramos en 1985 a formar parte de la IX Promoción de alumnos de la ENA .

El proceso de selección se realizaba mediante oposición abierta teniendo que superar diversas pruebas: Exámen médico, pruebas psicotécnicas, pruebas físicas, exámenes teóricos de matemáticas, física, geografía e Inglés. Y entrevista personal ante el tribunal en Inglés. Todo lo cual iba siendo puntuable o, en algunos casos, eliminatorio. Una vez superadas las pruebas y por orden de puntuación se publicaba en el BOE la lista de admitidos y ¡ A volaaaar..! Bueno, no inmediatamente, ya que el primer curso era totalmente teórico y nos limitábamos a observar a los compañeros  subirse a los aviones con más envidia que admiración.

He de señalar que gracias a esta magnífica escuela tuvimos ocasión de hacernos pilotos mucha gente que de otro modo no hubiéramos tenido opción. En aquellos años sólo había dos modos de conseguirlo: bien ingresando en la Academia General del Aire para convertirte en piloto militar o bien marchándote a escuelas privadas de otros países, fundamentalmente a los EE.UU. Cualquiera de las dos opciones tenía sus peros. La primera porque había que tener un mínimo de “espíritu militar” y realizar una larga carrera  dentro del Ejército, dado que se firmaba un acuerdo de permanencia de bastantes años una vez nombrado teniente. La otra obviamente estaba reservada a quien tuviera los recursos económicos suficientes para afrontar los enormes gastos que se generaban.

Así pues podíamos decir que la ENA se convirtió en el mejor camino para hacerse piloto para todos aquéllos que no “encajábamos” en los anteriores grupos. Bastaba con estar suficientemente preparado y demostrar suficientes méritos en una oposición abierta a todos.

Pero lo bueno si breve… Así que duró poco esa maravilla de centro. No sé los motivos que indujeron al cambio radical de orientación, pero la ENA se transformó en SENASA que se constituyó el 20 de Diciembre de 1990 por Real Decreto.

A partir de ese momento la formación oficial , pública y gratuita desapareció del horizonte de la aviación española. SENASA se convirtió, entre otras cosas, en un centro de formación privado donde, “previo pago”, se obtenía la misma formación y titulación que durante los años anteriores. ¡ UN AUTENTICO DESPROPOSITO !. Para que os hagais una idea del significado de este cambio os hago una similitud, imaginad que una facultad o escuela determinada de una universidad pública española pasase a ser, por decreto, una escuela privada de , por ejemplo medicina, ingeniería, etc. utilizando los inmuebles, claustro de profesores y empleados adscritos a dicho centro. O sea, utilizar los patrimonios públicos financiados con los impuestos colectivos, para montar un negocio muy lucrativo.

Para los amantes de la historia de España reciente os sugiero veais quienes fueron los promotores de este “avance social” .

Sólo me queda añadir mi profunda gratitud a quienes formaban parte de la ENA en la “época dorada” de “MI ESCUELA”.

16 pensamientos sobre “E.N.A. (Escuela Nacional Aeronaútica) Salamanca

  1. Pingback: I Promoción de la ENA (Escuela Nacional de Aeronaútica) » Alas de Plomo

  2. hola yo quiero iniciar mi carrera para ser piloto y me gustaria saber como podria hacerlo si me podeis asesorar dejando de lado la opcion de militar ya que la edad yo no la tengo muchas gracias de antemano un saludo

  3. Victor, como ves el amigo Vito te da unos buenos consejos para empezar a informarte. Suerte en el futuro aeronautico y sobre todo, ten paciencia. Es como una pequeña maratón a cuya meta sólo llegan los más perseverantes. La mejor opción es informarte en el colegio de pilotos (ww.copac.es). Otra opcicion de garantías es Oxford Aviation( http://www.oxfordaviation.net )dónde sin duda tendras una formación de primera.

  4. Yo intenté ingresar, pero las oposiciones a las que debía presentarme (1989) no se llegaron a convocar. Por lo que tengo entendido la ENA murió del éxito de la aviación en aquella época (finales de los 80 antes de la primera guerra del golfo) ya que los profesores emigraron a lineas al no poder competir en sueldos la escuela por ser su personal funcionario…. El mismo problema lo tuvo el ejército del aire, a pesar de las servidumbres por formación, con sus pilotos, debiendo incluso “repescar” a gente que había sido baja en vuelo.
    La razón de la transformación de ENA en SENASA (Sociedad Estatal) fue precisamente la de intentar ser competitivos con el mercado, ya que la gestión de una Sociedad Estatal es más flexible. Es un caso parecido al del Instituto Nacional de Meteorología, que se ha transformado en Agencia Estatal para poder, entre otras cosas, flexibilizar su política retributiva a fin de poder completar plantillas difíciles de cubrir de otras formas, no como se decía por ahí por que molestase el nombre de “nacional”.
    Con esto no defiendo la gestión de SENASA, a mi también me parecieron en su momento escandalosamente altos los precios que ofertaban, pero tampoco hay que caer en el tópico fácil de la voracidad de los póliticos.
    Un saludo y mi más profunda envidia, es lo que tiene nacer demasiado pronto o demasiado tarde….
    Lechón Negro

  5. Amigo Lechón, has hecho una magnífica exposición de los motivos y la finalidad práctica. Gracias por tu claridad. En cuanto a lo de la envidia sólo podría decirte que no te arrepientas de no haberlo podido hacer por las causas que fueran. La aviación romántica empezó a desaparecer tras la II Guerra Mundial, cuando el desarrollo militar y comercial hizo de ella un nuevo método de aniquilación, o una manera de generar grandes movimientos de capital y por tanto obtener mucho beneficio. Los currantes del aire sólo somos ya unos pobres y míseros trabajadores por cuenta ajena, cuya maldad es precisamente amar la aviación.
    Saludos Lechón Negro, en Mallorca hay una raza de porcino extraordinario para las sobrasadas y demás embutidos autóctonos, se le conoce como “Porc Negre” e imagino que el origen de tu “alias” podría andar por ahí. Adeu!.

  6. Si. me gustaria saber algo de la Vª. Mi hermasno formo parte de ese grupo y me interesaria saber si se reunen o no o si ya han celebrado los 25 años de la misma. Si alguien me puede dar una pista, mi correo es:
    (lo facilitaría el admin)

    Un abarzo y gracias

  7. Alfonso, he quitado el correo para evitarte spams… Si alguien se pone en contacto te enviaré un mail privado para que decidas si conoces al remitente. Saludos.

  8. Pingback: BKN clouds | Alas de Plomo

  9. Hola yo pertenezco a la 1ª PROMOCIÓN de la ENA me siento afortunado,solo indicar que dicha promoción ingresó en Mayo de 1975,es cierto que la 1ª estaba en manos de Aviación Civil y Ejército del Aire pero fué la única,los de esta promoción nos seguimos reuniendo todos los años,casi todos jubilados,saludos a todos los aviadores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*