Esperpento

screenshot034

“Según la Real Academia Española, “esperpento” es un hecho grotesco o desatinado. Más específicamente, el término se utiliza para designar un estilo literario creado por Ramón María del Valle-Inclán, y que se caracteriza por la deformación grotesca de la realidad, al servicio de una implícita intención crítica de la sociedad.”

El párrafo con el que abro el artículo está copiado de la wiki y sirve para abrir boca de lo que me pareció lo poquito que ví de la gala de los Goya. Entre zap y zap, mientras me metía un bodrio de infumable ¿cine? de acción a cargo de Angelina Jolie y Brad Pitt, me dieron ganas de salir huyendo de casa antes que apagar el televisor. Me tuvo abducido durante breves pero intensísimos momentos de auténtico pavor paralizante.

Desde una “gran actriz” que parecía una lámpara “art-déco” presentando una gala cuyos guionistas (saliendo de la guerra civil) poco tienen que ofrecer, unos actores de talla “comarcal” ataviados por los mejores diseñadores de moda, una alfombra horrorosa cargada de whisky, unas entrevistas gloriosas seguidas de unas respuestas igualmente de gran nivel intelectual y un conjunto de “voyeurs” profesionales a los que les admiro por tener que estar allí a pié firme con sus cámaras dejando constancia de tanta mediocridad, acabó por hacerme escuchar los programas de deporte de la radio dando cumplida cuenta de los resultados del fútbol de la jornada. (Y eso que no me gusta el fútbol)

El esperpento fué total. Una vez más los “intelectualoides” artistas que pueblan y jalonan no sólo las pantallas de nuestros cines, que invaden nuestros televisores a base de “reinventar” series que a poco éxito que tengan se vuelven eternas, se reunieron anoche para premiarse unos a otros y poner cara de sorpresa y cómo no soltar su “arenga” panfletaria en bien de la sociedad adormilada por el anestésico del paro como único tema de conversación. ¡Menos mal que están ellos ahí! para recordarnos lo importante que es la SGAE, de lo malos que fueron unos durante la guerra civil y de lo bien que va todo puesto que siguen haciendo películas (subvencionadas mayormente) para concienciar a las masas de lo tontos que somos. ¡Gracias a todos!.

Menos mal que salió el graciosillo de turno ataviado de algo con forma de traje en azules y que creo que responde al mismo apellido que un ministro. Este improvisador de la estupidez más absoluta, soso a más no poder y disfrazado de carnaval antes de tiempo, fué el que definitivamente me animó a no pasar más por el canal público de la TV. Nunca le podré agradecer tanto su presencia por hacerme recuperar la conciencia y abandonar inmediatamente el canal de TV. española. Lo siento pero si iba poco al cine con estos paladines del marketing cinematográfico me temo que no han hecho más que agrandar mi aversión al cine que hacen en España. Me niego a llamarlo español.

¡Qué pena que los premios ensucien de esta manera el nombre de GOYA!

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

5 pensamientos sobre “Esperpento

  1. Yo no aguanté el asunto ni media hora…el comienzo fué tan “esperpéntico”, como tu dices, que peferí cambiar de canal.

    Mal gusto a raudales…donde se les quedó el glamour??…argggg

    Un saludo!!

  2. Estrella esto dice el DRAE al respecto:

    glamour.
    1. m. Encanto sensual que fascina.
    Así que ya ves que nada de lo que allí se ofreció participaba de esta definición.

  3. Me trago la gala casi cada año. Ayer me fui a la cama a leer “Los hombres que no amaban a las mujeres”. Me tiene atrapada. Creo que acerté con la decisión por lo que veo.

  4. Lamia, no es que no te perdieras nada, es que ganaste y mucho leyendo un libro que engancha tanto. No te pierdas la segunda parte de la trilogía Millenium: “La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina”. A mí incluso me ha parecido más completo e igualmente intrigante. ¿Quieres saber quien es el asesino.de los dos libros?. 😉

  5. Pingback: Opinando en gerundio | Alas de Plomo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*