Expo día 20. Torre del Agua

Ayer por fin pudimos entrar a la Torre del agua, verdadero símbolo de lo que es la Expo. Tengo la impresión de que se convertirá en sí misma en la imagen de la Nueva Zaragoza, al igual que ocurriera con la Torre Eiffel en París o como el propio Museo Guggenheim de Bilbao.

Independientemente de lo que pueda significar en el futuro, en la actualidad es ya el faro que guía hacia la Expo desde kilómetros a la redonda, ha modificado el “skyline” de la ciudad y sobresale de la llanura con magnificencia y poderío visual.

Una vez dentro de ella comienza la sorpresa arquitectónica con un espacio donde puedes ver, entre otras cosas una cascada de tubos que cambian de color y puedes sentir los climas y la humedad más extremos perfumados con sus propias esencias. Si solamente quieres hacer la visita corta subes en escaleras mecánicas hasta el segundo “cuerpo” de la torre y allí… ¡SPLASH!, te quedas atónito ante la comtemplación de la infinitamente fotografiada escultura “móvil” así titulada. Una escultura genial de PROGRAM COLLECTIVE, cambiante a la vez que inmóvil, todo formas diferentes, irrepetidas e irrepetibles, varía de color, de forma y puedes verla una y mil veces encontrando siempre que ha cambiado su aspecto con enfocar la vista unos cms. más arriba o desde cualquier lado que la observes. ¡Maravillosa!.

No quisimos hacer la subida completa para aprovechar y visitar otros pabellones, pero pronto subiremos a ver los tejados de toda la ciudad desde el último nivel.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Un pensamiento sobre “Expo día 20. Torre del Agua

  1. Pingback: Mi Torre del Agua | Zaragozame.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*