Expo día 23

Conforme van pasando los días se va notando una mayor afluencia a la Expo, y cada día hacemos nuevos amigos durante los períodos de espera en las filas. Esto es un aliciente más para acudir al recinto, la buena gente que está llegando y lo a gusto que se les nota.

Ayer el viaje fué hasta el Lejano Oriente (visto desde Occidente) y nos llegamos hasta Japón y Korea. Ambos países son unos “adelantados” a la tecnología, por lo que en sus pabellones hacen gala de su dominio de los medios digitales. Y todo ello aderezado con la exquisitez de una cultura milenaria que ha sabido integrarse en el ritmo de la naturaleza, y que lo aplica al arte con una delicadeza propia de su sensibilidad  más extrema. (Ver mis fotos de Korea)

De Japón no se puede hacer más que alabar el pabellón. No se pueden hacer fotos, pero así es mejor, porque el audiovisual es de un encanto sublime. Aparentemente hay una larga cola que parecería no acabarse. Pero no os desanimeis, se entra en grupos de 200 personas de golpe, por lo que cada 20 minutos aprox., avanzas de manera veloz. Simpática la presentación, gran lección de cómo se recicla y sobre todo delicadeza. Al final sorpresa.

De Korea destacar que ya está organizando la Expo 2012 y ello hace que la nuestra sea el mejor cartel anunciador para la que sin duda será un éxito rotundo visto cómo han planteado su propio pabellón. También se entra a un audiovisual en 3D que no debeis perderos, porque se puede ver el resto del pabellón sin pasar por la proyección. Pero sería una lástima. Utilizando la técnica consiguen mantener tu atención inmerso en una gran gota de agua.

Después de la moraleja vuelves a la realidad de una sutil artesanía a base de nácar y barniz (mil capas), porcelanas, y sobre todo sonrisa y amabilidad. Transmiten paz por todo su rostro y en sus maneras, y desde luego que sales enamorado de las gentes de ojos rasgados.

Después de esto te diriges a tomar una excelente cervecita Bavik en el pabellón de Bélgica y en el camino te encuentras con esta banda simpatiquísima y cuando han pasado vuelves a buscar alguna foto de noche. Así de simplemente se sisfruta como un niño con “Expo nueva”.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

6 pensamientos sobre “Expo día 23

  1. Muy ilustrativas las fotos, reflejan lo que es un día normal en la expo. Me ha gustado la de las sombrillas nocturnas, el contraste de colores que forma entre ellas.
    Por cierto, se me había olvidad pedirte, si en algún post podías comentar como está el tema de entrar en la expo con un bocadillo y un refresco (o botella de agua), aprovechando que vas allí con frecuencia. Lo digo por la polémica que se creo antes de la apertura, salió en los periódicos, y de la cual no he visto más aclaraciones. Gracias de antemano.

  2. Voy a ver si “engaño” a alguien para que esta noche me acompañe a ver los fuegos que se proyectarán. Me han dicho que va a ser espectacular.

  3. Suco al parecer lo de los bocadillos no representa demasiados problemas, yo he visto a bastante gente comiendose sus propios bocatas. En cuanto a las bebidas imagino que idem de idem. si tu entras con una botellita abierta no creo que te digan nada, aunque no te lo puedo garantizar. De todos modos con el calor que está haciendo antes o después apetece algo fresco y hay bastantes máquinas expendedoras a parte de los chiringuitos. También hay fuentes de agua suministrada por la red: http://www.panoramio.com/photo/11216914
    Lamia, nosotros también tenemos intención de verlos junto a unos amigos. Espero que hayas conseguido engañar a alguien y si no estaremos encantados de que nos acompañes..

  4. Yo, he entrado en la Expo con bocadillos, y amigos míos también con bebidas y dejan entrarlas. Así que se puede entrar con comida y refresco perfectamente. Te lo recomiendo, ya que allí, ¡los precios están por las nubes!

  5. Gracias por acercarnos al mundo de la Expo a quienes no la tenemos cerca. Aunque pensamos bajar varias veces a verla, de momento nos es imposible. Mi hijo mayor estuvo el domingo pasado y dijo que no pudieron entrar en ningún pabellón, por la afluencia de gente. En Agosto no lo quiero ni pensar. Creo que lo dejaremos para septiembre, para cuando afloje la temporada y las temperaturas. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*