Fariseos

Una palabra ésta que pasó de definir a un grupo de poder que transformó el judaismo hacia su concepción más actual, de oración y lectura del Talmud en las sinagogas, pero que la forma en que lo lograron fué más política que religiosa, haciendo de la hipocresía su estrategia.

Así que la acepción de fariseo en lenguaje coloquial es la 2ª que recoge el DRAE:

1. m. Entre los judíos, miembro de una secta que afectaba rigor y austeridad, pero eludía los preceptos de la ley, y, sobre todo, su espíritu.

2. m. Hombre hipócrita.

En la lucha contra la pederastia y cualquier tipo de acoso a personas inocentes no hay límites. No debería haber nada más que lucha sin cuartel, y no nos podemos permitir veleidades del tipo de la declaración chulesca de Sánchez Dragó.

Este escritor ha manejado a los medios masivos de difusión para incrementar un negocio difícil como es la venta de sus libros. Ha sido siempre polémico, unas veces contra el poder, otras a favor de culturas orientales y siempre – en mi opinión- buscando incrementar las ventas de unos libros que por otra parte tampoco son ninguna maravilla literaria.

Lo considero una persona inteligente y que maneja la verborrea y la palabra con maestría, de tal modo que habla sin parar para decir luego bastante poco. Pero parece que lo que dice es realmente importante.

Después de anunciar que había “trajinado” con un par de niñas japonesas, se desdice una y otra vez hasta aparentar que fué un error de apreciación, que probablemente eran mucho mayores de lo que aparentaban, y más bla,bla,bla. ¡Fariseo!. Yo le aplicaría el agravante de que además se jacta de contarlo cuando según él el delito ha prescrito. Vamos que espera que no le condenen judicialmente, aunque a nivel de conciencia está más que condenado por mi parte y la de muchísima gente que ya ha reaccionado. Sabe también que la Inquisición desapareció mucho tiempo atrás, que si no… reo de la hoguera, por guarro y cabrón.

Pero no es el único fariseo que tenemos entre nosotros, hay miles de ellos en una sociedad cuyos logros tecnológicos permiten el anonimato de estos pederastas virtuales o físicos. Día a día la policía descubre nuevos entramados de pornografía infantil a través de internet, de prostitución de menores, de vejaciones y en definitiva del lado más oscuro de una sociedad que busca nuevas fantasías mientras llama guarros al resto.

Somos todos fariseos mientras no luchemos abiertamente contra esta lacra, mientras creamos que con no meter las narices en determinados sitios ya hemos cumplido. Pues no, no basta con eso. La Iglesia católica está atacada también por esta enfermedad y ha tenido que pedir perdón públicamente por la actuación de algunos pastores de rebaños. Y esos rebaños se vuelven de lobos contra un pederasta que además es cura.

Pero el Estupro es delito siempre, lo cometa quien lo cometa, y no debería prescribir nunca, del mismo modo que no prescriben las secuelas que deja en estas personitas que lo han sufrido.

Llegué a aborrecer lo viajes de larga distancia, porque me tenía que enfrentar a situaciones sociales muy marginales. Gente buena y amable que tenían más necesidad que medios de subsistencia y por tanto era la prostitución su forma de seguir viviendo. Me rebelaba contra esta injusticia, pero de manera callada y dolorosa, porque yo estaba contribuyendo a ello.

Los vuelos iban llenos de parejas de novios que en su luna de miel se hacían la ilusión de ir a un paraíso de cartón piedra. Pero a su lado mucho individuo, algún grupo de amigos, parejas de mujeres u hombres que viajaban cómplicemente a dar rienda suelta a sus fantasías ocultas al auténtico lupanar en el que se convierten estos lugares de vacaciones. No citaré los países en los que lo único que hay realmente es TURISMO SEXUAL para todos los sexos.

Estar tomando una piña colada, bajo una palmera caribeña, junto a un “respetable” hombre de negocios al que le da cremita una niña y que al meterse al agua sale vapor de su entrepierna, o de una fondona madame con biquini de marca recibe la galantería de un fornido muchahote antes de caer rendida de amor en sus brazos, es un espectáculo nauseabundo, os lo juro. Y yo les había llevado allí, de vacaciones…

Me reservo los comentarios de vuelta de algunos de ellos, entre los compañeros de corridas correrías, o el lifting natural de alguna señora cuya cara reflejaba una lozanía perdida cuidando nietos. Tampoco hablaré de algún machote que me contaba sus dotes amatorias y su capacidad de atracción sexual hacia quienes no veían en ellos más que el grosor de una billetera.

Eso es lo que hay queridos, miseria pura y dura. Miseria natural en los pobres más pobres de esos tugurios del tercer mundo, y miseria humana en la mente de los que nos consideramos del primero y por tanto los elegidos, la élite del mundo,  y nos permitimos estos pequeños “caprichos” en tiempo de vacaciones, para volver a una vida digna y respetable al bajar a la terminal de un aeropuerto cualquiera, en cualquier lugar del mundo.

– ¿Qué tal cariño, cómo ha ido el trabajo?

– Bien, bien,  muy liado pero vuelvo contento…

– Hola abuela, ¡vienes muy morena!.

– Sí corazón, te he traído un regalito de colores muy bonito, que me hizo un negrito para tí, el pobre no tenía dinero y le compré esto para no olvidarnos de los pobres…

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

2 pensamientos sobre “Fariseos

  1. Extremecedoras reflesiones en alto las tuyas. Cuan verdad denuncias y explicas con pelos y señales, pero que pocos oidos dispuestos a oirlo. Si es verdad que ese personajillo se jacto de presumir con esas niñas, no te preocupes que lo pagara aunque las leyes actuales no puedan incarle el diente. Sus libros estan en decadencia a pesar de que busca como tu bien dices. la añadidura de fuertes experiencias para atraer adictos a su lectura. No te des mal amigo Carlos, el tiempo pone a cada uno en su sitio y a este fulano hace ya bastante que lo puso en el suyo. Un abrazo. Carmelo

  2. Carmelo, no sé si pagará o no. Lo que creo que dejará de cobrar… Han retirado el libro de la venta en muchas librerías, han dejado de patrocinarle determinada compañía, etc. Y puesto que además dice que le hubiera gustado que abusaran de él, le haría un favor social internándole en cualquier centro penitenciario, donde tienen su propia ley, y sus principios éticos, entre los que no toleran a los violadores de niños y les enseñan nuevas vías de placer…Si es lo que quiere: ¡QUE LE DEN!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*