Fuego en un avión (2ª parte: En el toilet)

center>screenshot043.jpg

Ya vimos lo que ocurría cuando había fuego en alguno de los motores. Ahora veamos qué hacer cuando tenemos un fuego a bordo.

Puesto que un fuego es una emergencia realmente importante para la seguridad del vuelo y los pasajeros, los mecanismos de lucha son lógicamente acordes con su gravedad. En general las causas de un fuego en el interior del avión serían siempre de origen eléctrico. Ello no quiere decir que el uso y manipulación de determinados compuestos químicos, fósforos u otros elementos cuya utilidad sea precisamente encender un fuego, no puedan ser la causa de un incendio. De ahí que esté restringido su transporte como equipaje de mano.

Los últimos descubrimientos policiales en cuanto a la posibilidad de utilizar determinados artículos en forma de geles o líquidos (inertes por sí mismos pero combustibles una vez mezclados) ha hecho que se apliquen medidas todavía más restrictivas en cuanto a lo que se puede transportar a bordo.

Dejaré a un lado los fuegos intencionados, provocados como un acto de terrorismo aéreo, y me centraré en los incendios fortuitos que pueden aparecer durante un vuelo.

FUEGO EN UN TOILET (Aseo)

Desde la generalización de prohibir fumar en todos los vuelos de cualquier compañía el riesgo de un incendio en un lavabo es prácticamente nulo. No está lejano el día en que algún pasajero desesperado, que no había conseguido plaza en la zona de fumadores, se dirigía al baño con la intención de “echarse” un cigarrito al cuerpo y aliviar las tensiones acumuladas. Pero el ser humano es tan “díscolo” que, aun a riesgo de incurrir en una falta muy grave, sigue “burlando” la ley con tal de fumar “a escondidas”.

A parte de faltar al respeto del resto de pasajeros, comete una imprudencia importantísima si, además de ello, arroja la colilla en la papelera que suele estar ubicada bajo el lavabo. Ahí normalmente van a parar las toallas de papel (y no al retrete para evitar taponamientos) , así que la posibilidad del incendio es una realidad.

Bien es cierto que en este caso lo normal es que no hubiera demasiados problemas para sofocarlo. En primer lugar en todos los lavabos va instalado un detector de humos bastante sensible, el cual avisa inmediatamente en la cabina de pilotos de que hay humo presente en dicha zona. No obstante es dificil que con un cigarrillo salte la alarma (esto no debería de contarlo pero es así) de hecho alguno de vosotros puede que conozca a alguien que lo haya hecho. Vosotros estoy seguro que no. ¿Verdad?. La sensibilidad de dichos sistemas depende de la densidad del humo, si está formado por partículas de combustión más pesadas que las del tabaco, por lo que suele saltar cuando hay realmente un fuego.

Además hay otro tipo de sensores instalados junto a la zona de la papelera cuyo funcionamiento es por temperatura. Dicho sensor lleva una zona aislada con un material que funde a poca temperatura, como por ejemplo la cera, y que una vez fundido hace que quede conectado un circuito eléctrico que genera la alarma en cockpit. Aparentemente sencillo pero muy eficaz.

Una vez determinado que hay un fuego hay que actuar con mucha cautela. ¡No intentar entrar en el baño!. Parecería una obviedad, pero en general la buena fe de muchos de nosotros puede llevar a consecuencias desastrosas para todos. La tripulación del avión está entrenada para hacerlo de la manera más adecuada y siempre bajo la supervisión y autorización del comandante.

El motivo de ello es que ninguno de los pilotos, en principio, va a acudir a sofocar el incendio. No es por señoritismo ni por rango. Los pilotos están para volar el avión y han de tener conocimiento de lo que pasa atrás pero siempre pensando en tener que aterrizar cuanto antes si dicho fuego no pudiese apagarse. Tampoco deben arriesgarse a sufrir quemaduras que les impidiesen efectuar su labor en caso de emergencia por un fuego.

Una vez aclarado que la tripulación auxiliar es la que se va a enfrentar al fuego, decir que en su instrucción se incluyen una serie de consideraciones importantísimas a tener en cuenta.

-No abrir la puerta para comprobar si hay fuego. Aproximar la mano a la puerta y notar si se irradia calor. El abrir la puerta haría que entrase más cantidad de aire (con oxígeno) y se avivaría el mismo.

-Preparar los equipos de defensa y de extinción. Los equipos de defensa consisten en máscaras portátiles de oxígeno químico (Full face mask) que impiden la inhalación de gases tóxicos y guantes ignífugos para evitar quemaduras en las manos al aproximarse al fuego.

-Alejar al pasaje de la zona del fuego y darles las instrucciones oportunas para su propia seguridad.

-Proveerse de los extintores correspondientes que están estratégicamente distribuidos a lo largo del avión, para no realizar paseos innecesarios una vez que han comenzado la lucha contra el fuego. Tal vez con la descarga de un solo extintor no sea suficiente.

Una vez apagado el fuego se comunica inmediatamente a los pilotos que el problema se ha resuelto satisfactoriamente. En caso contrario ellos ya habrán previsto y seguramente estarán procediendo directamente hacia un aeropuerto alternativo donde poder aterrizar cuanto antes y con medios externos para la lucha contraincendios.

Así que ya sabeis, nada de fumar en los lavabos, y por supuesto al viajar, hacedlo con poco gel, colonia, o laca para el pelo. Y si alguien insinúa que necesita un cigarrito para calmar los nervios le dais una de las siguientes: -Un buen par de hostias, que calman mucho, o en su defecto – un valium 2000. ¡Pero que no fume!. La salud es lo que importa.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

5 pensamientos sobre “Fuego en un avión (2ª parte: En el toilet)

  1. Carlos, amigo, y ¿qué pasaría si se incendiese la nueva nave Virgin para turismo espacial? nos lo podías comentar mañana en este espacio de libertad. O, sino, tus impresiones sobre el nuevo turismo espacial comercial. Estaría bien y sería interesante.

    Un abrazo,

  2. Pingback: fuego en nave espacial

  3. Necesito que me responda algunas preguntas si es posoble ,si usted tiene disponibilidad.
    De ante mano muchas gracias.

    Aqui estan las preguntas:

    Preguntas de enfoque pertinentes:
    1.- ¿cuantos tipos de aviones en chile?
    2.- ¿Qué se debe de tener para volar en avión?
    3.- ¿Los pilotos que instrucciones deben tener para volar un avión?
    4.- ¿Qué peligro corren los pilotos con las piruetas en el aire?
    5.- ¿Cuántas líneas de comercio aéreo hay en chile?
    6.- ¿Qué tan seguro es este medio de transporte?

    atte. jonathan…………………….

  4. Para Jonathan:
    Te ruego veas el artículo que publico como respuesta a tus dudas. Lo llamo dudas y respuestas…
    Saludos y gracias por tu interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*