Gear up (Tren arriba)

A veces, muy pocas veces, la mecánica falla, otras pocas, poquísimas, los pilotos “se olvidan” de sacar el tren. Pero los aviones son buenos con todos y aun así permiten que aterricemos sin mayores consecuencias.

A aterrizar sin tren de aterrizaje se le conoce en el argot como aterrizar “con la panza”. En las películas de “acción” y desastres siempre acaban pegándole fuego al avión y muchas otras lindezas que no hacen al caso. Pero la realidad es mucho menos espectacular, tan simple como podeis ver en este video que me “regaló” Vito.

Final feliz para un hecho que es normal, dentro de que es poco habitual.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

8 pensamientos sobre “Gear up (Tren arriba)

  1. Pobrecito avión :P, a saber como le quedó la “panza”.
    De todos modos, este era pequeño, pero con uno de los grandes tiene que dar bastante miedo, sobre todo porque las alas no están tan bajas, y se tumbará hacia algún lado, peligrando el ala, ¿no?

  2. Gabriel sí que lo hay pero la mente humana no tiene parangón en cuanto a despreciar a las máquinas, ha habido accidentes por despreciar a los avisos de todo tipo. No obstante es posible que en este caso lo que falló fuera la apertura de compuertas o los gatillos que sujetan las patas del tren arriba, entonces da igual que te avise, tienes que aterrizar así.
    Suco, tienes razón dependiendo de la curvatura de la panza, en cuanto el avión pierde velocidad las alas dejan de sustentar y por tanto tiende a ladearse, pero tampoco importa, lo realmente importante es que en una pista no te des de frente con algo duro y que llegue a pararse por el rozamiento. De cualquier manera en estas ocasiones está totalmente alerta todo el equipo de emergencias del aeropuerto, bomberos, ambulancias,etc. que en caso de que ocurra un incendio por haber fuga de combustible y chispas por el rozamiento, inmediatamente cubrirlo todo de espuma y ¡sanseacabó!. Aquí no ha hecho falta porque si ves bien el vídeo en los últimos instantes han parado los motores para evitar que entrara combustible en ellos. Buen piloto.

  3. ay Carlos..estoy por tomarme una avion..no me cuentes esas cosas porfi…
    ya me entra el miedo!!!

    mentime hasta que me vaya porfi…
    un besote enorme…
    carina

  4. Aeródromo de Fuentemilano, en Segovia, iba a ver a un conocido velerista de Zaragoza, me encuentro con otro que había comprado un velero de 2ª mano a un alemán. El suyo era con rueda fija, el recién comprado rueda retráctil, al aterrizar se le olvidó sacarla y el fuselaje lo tenía reparando al sol a base de tela de fibra de vidrio y pegamento epoxi de dos componentes. A él no le pasó nada, al velero el fuselaje y un rozadura en el extremo de una de las alas.
    El día anterior un alemán con barógrafo sellado, o como se llame el medidor de altura, había conseguido con un velero 9 mil y pico metros de altura y aunque la térmica la seguía teniendo no se atrevió a seguir por las nubes que tenía encima.

  5. Esos locos aviadores y sus locos cacharros. si es que no se les puede dejar solos. Lo que es verdad es que los veleros no llevan alertas de lo poco que poseen de mecánica o electricidad. Solían llevar instrumentos basados en diferencias de presión y una pequeña batería para alimentar la emisora cuando se instalaba.¡Pero hace tantos años que no he “planeado”…!. Sin embargo la sensación de volar en círculo, cogiendo una térmica acompañado de los buitres es algo indescriptible. Aunque luego haya que vendar el fuselaje y ponerle unas “tiritas”.

  6. Pingback: ¡El Tren de Aterrizaje es uno! | Alas de Plomo

  7. Pingback: Aterrizajes sin tren | Alas de Plomo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*