Grúa Municipal

Lo de la grúa Municipal tiene su guasa, ¿verdad?. Aparte de la sorpresa que te llevas, el viajecito en TAXI hasta el depósito, la multa, el  pago del transporte de la grúa, la estancia, etc… te sale por un pico. Eso sin contar con el trastorno que te ocasiona no tener el vehículo a tu disposición cuando más falta te puede estar haciendo.

En este ejemplo, el “usuario” del vehículo no tenía ninguna prisa ya, así que si quereis ver en qué me baso para afirmarlo pinchad y vereis la foto con más detalle.

Y si no fué por una avería,¡Ojalá se les indigeste la multa y todo lo demás!

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*