Había una vez un cine en el barrio…

ScreenShot112
Dedicado a otro José Luis y a Tía_Tula

…en el que los chavales solíamos ver películas de reestreno. Había muy pocas definiciones de género “toleradas” (así llamábamos a las denominadas como aptas para todos los públicos), y solíamos ver pelis de vaqueros o de indios, de guerra, y de risa. Poco más.

Era la época donde nos hinchamos a ver películas de Luis de Funes o Jerry Lewis, muy de moda en los sesenta-setenta. También estaban las “españoladas”, donde comenzaron no pocos actores de nuestro particular firmamento cinematográfico. Marisol (hoy Pepa Flores), Joselito, Rocío Dúrcal y la siempre exitosa Ana Belén. No es que me olvide del resto, sino que a los doce o catorce años, tampoco podíamos ver otro tipo de películas, de las de mayores de 18 años. Era todavía época de CENSURA. Así que con cualquiera de las que podíamos ver se nos llenaba una tarde de domingo cualquiera.

Llegó el año 1975, más concretamente el mes de Noviembre, y el cine español tuvo un resurgimiento comercial casi espectacular y vinimos a dar con el cine del “DESTAPE”. ¡Qué cantidad de películas, en las que enseñar algo más que un beso candoroso!. Surgieron actrices de todo pelaje que, siempre por “exigencias del guión”, mostraban sus encantos con cualquier excusa para liberar a la sociedad española de tanta represión sexual y hacernos “europeos” a marchas forzadas. Las Suecas se convirtieron en el ariete con el que se derribaron más de un muro de “recato” y con las que se perdieron más de una virginidad varonil. Nadiuska, Ornella Mutti, Natalia Estrada, Victoria Vera y un larguísimo etc. llenaron kilómetros y kilómetros de celuloide, de unos pechos, y lencería fina nunca vistos hasta entonces en una pantalla de cine español. ¡Qué tiempos!.

Detrás de cada muslo de cine, nunca mejor dicho, de cada escena de cama, de cada guión tan exigente, hubo siempre unos comparsas que daban credibilidad al producto cárnico. ¡Los actores masculinos!. Auténticos “latin lovers” al estilo nacional, bajitos, calvos, salidos y con más hambre atrasada que el prerro del afilador. Fué la época dorada de unos actores que no paraban de hacer películas al estilo de la feria de San Isidro, ¡como churros!.

Ahí pronto sobresalió uno que por su forma de interpretar al prototipo de españolito medio, con mucho ingenio y su modo histriónico hizo reir a toda España, con su inseparable Gracita Morales (¡Sí, señoriiiitó!). JOSE LUIS LOPEZ VAZQUEZ, creó escuela a base de buen oficio, de entrega y mucho trabajo, unas 250 películas no se hacen por sí solas, así que digamos que triunfó en el género porque era ¡El mejor!. Había otros a su lado que también hicieron pandilla, Alfredo Landa, José Sacristán, Pajares, Esteso… que después de aquél comienzo como cómicos dieron un giro radical a sus interpretaciones y se convirtieron en grandes actores dramáticos. Pero José Luis siempre iba un paso por delante de los demás.

Ayer lamentablemente ese paso le llevó a adelantarse aún más y llegar a su último destino en el cielo de las estrellas. Ayer murió un buen actor y su obra, llevándose con él una época de cine de consumo popular y muchas buenas interpretaciones cuando se volvió más SERIO, encerrado en una cabina, o convertido en mujer en Mi querida Señorita

Ayer murió, y con José Luis López Vázquez lo hizo una parte de la Transición Democrática Española, en forma de cine. Por ello mi modesto homenaje a él y tantos otros que hicieron posible un cambio de vida a base de hacernos sonreír y volvernos menos mojigatos. ¡Gracias,  Don José Luis!. D.E.P.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

5 pensamientos sobre “Había una vez un cine en el barrio…

  1. Recuerdo muchas de sus películas, hoy se nos ha ido, pero su obra perdurará y muchos jóvenes lograrán ver parte de su actividad en el teatro, en el cine en la tele…
    Mucho es lo que nos has dejado, risas, emociones, llantos, un gran artista se ha ido para siempre.
    Descanse en paz.

  2. Jubi ciertamente ha llenado la vida de unas tres generaciones que teníamos en el cine un modo de evasión sencillo y barato. Ahora prima el dinero, las superproducciones, y las infinitas películas que tratan sobre la guerra civil. Entonces se quería olvidar definitivamente todo lo malo. Y ciertamente que lo hizo magistralmente, hasta cuando nos invitaba a pensar…
    J.L. de nada… os lo debía… 🙂

  3. Hola Carlos:
    gracias por …y por tan magnifico relato-historico periodistico.
    Me encanta como escribes y como describes.
    A pesar de los años que tengo me empapado tanto de cine español que casi no me gustan las de ahora,exceptuando algunas series;a mis hijos no les gustan pero personalmente me agrandan el corazón.
    Esta semana me hice con un buen titulo “de la colección de antes” y solo de pensar en verla se me pone el corazón a 100.El titulo es:Historias de la radio,
    Referente a las peliculas de Jose luis, me ha emocionado,encandilado,me ha hecho reir,llorar y menos La cabina que me ponia de los nervios,todas las demas me encantan.
    Lo que me fustra es que solo se hable de los artistas y su larga trayectoria cuando fallecen.Y no les den los premios en persona.cuando estoy segurisima de que les llenaria de orgullo y de sentimientos encontrados.
    Descanse en paz

  4. Olguis, la vida suele ser injusta con los grandes… con honrosas excepciones. En la trayectoria de estos fenómenos siempre ha habido un punto de “cambio” drástico, en el que, después de mucho trabajo bien hecho, han podido desarrollar plenamente sus capacidades. Imagino que su gran satisfacción estaba más en sí mismo que en el reconocimiento ajeno de los “lameculos” oficialistas, a sueldo de otros intereses. Por eso, aunque recibió el Goya a su trayectoria, supongo que apreciaría mucho más un saludo de gente normal a la que nos hizo sentir todo lo que tú bien dices. Gracias a tí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*