Haciendo amigos

screenshot345.jpg

(foto de flickr)

Una de las cosas que cualquier persona echa más de menos cuando abandona su “terruño” son los amigos, con los que has compartido muchas “confidencias” y momentos. A parte de los vínculos familiares, que nunca te abandonan, los amigos entran y salen de nuestras vidas sin apenas darnos cuenta de que ya forman parte de nuestro propio ser.

Cuando te toca hacer mudanza siempre llevas un montón de cosas útiles empaquetadas, más o menos clasificadas y dispuestas a volver a su función en cuanto las saques de su embalaje. Pero los amigos no te los llevas.

Sin embargo los buenos amigos son aquéllos que, no importa el tiempo que haya pasado sin verles o hablar con ellos, retomas la conversación como si hubiese quedado interrumpida por unos breves instantes. En tu corazón llevas guardados todos los recuerdos y nostalgias con ellos compartidos, sin ocupar espacio y sin miedo de ser olvidados en un cajón o ser cubiertos por el polvo en un desván olvidado. Siempre van contigo  allá donde tú vayas.

Ayer se me abrió un cajón del alma y aparecieron de nuevo mis amigos, Luis y María Luisa, y volvieron a salir del envoltorio los sentimientos, como a borbotones, desparramándose por mi memoria. ¡Cuánto cariño guardado!. 

Aquellos cuya vida nómada nos ha hecho recorrer muchos caminos, acabamos viajando con poco equipaje, apenas lo justo para un nuevo comienzo. Pero cada vez llevamos más amigos en nuestro corazón. No los dejamos por el camino, sino que les vamos diciendo hasta luego. Siempre están disponibles para un recuerdo y una nueva nostalgia. Pero ahí están, envueltos con mucho mimo, en el fondo de nuestra existencia.

Va por todos los amigos que me han acompañado a lo largo de mis senderos, y por los nuevos que me acompañarán a partir de ahora. ¡Con todo mi cariño!   

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Un pensamiento sobre “Haciendo amigos

  1. Qué razón tienes, Carlos!
    Para mí un amigo es aquel que sin apenas hablar te entiende.
    O aquel que aunque lejos y sin verle en mucho tiempo, sabes que lo sigue siendo.
    Y de éstos hay pocos, disfrutalos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*