Huelga en TUZSA

screenshot236.jpg

A los que no vais a tener ocasión de visitar Zaragoza durante nuestras fiestas patronales, no os va a importar demasiado que los trabajadores de la empresa de transportes urbanos se hayan declarado en huelga. Sin embargo a los más de un millón de personas que vamos a estar “deambulando” por la ciudad nos va a suponer un enorme trastorno.

A los residentes, que en estos días solemos dejar el coche en nuestros garajes, y a los visitantes cuyo único medio para desplazarse es el autobús, veremos con desesperación largas colas en las paradas mientras llega alguno donde poder subir.

Pero a pesar de la incomodidad que nos produzca ¿ hemos de estar de acuerdo con las reivindicaciones del colectivo?. Imagino que las conversaciones habrán sido muy difíciles. Tanto que de hecho no han llegado a acuerdos para paralizar la huelga. En estos casos suelo ponerme siempre de parte del trabajador, al igual que en los juicios se aplica el criterio de: “In dubio pro reo” . Para llegar a una situación como esta, donde los trabajadores son conscientes del gran trastorno que ocasionan al resto de conciudadanos, muy hartos tienen que estar del trato laboral que reciben.

A la opinión pública siempre trasciende una parte del todo, máxime cuando el empresario es o está relacionado con las administraciones públicas. En general el transporte de viajeros y mercancías se realiza a través de concesiones públicas para la explotación del servicio. Así pues, como es de interés público, en última instancia dicha administración es la que debe velar por el cumplimiento de los compromisos de explotación, pudiendo llegar si fuese necesario a retirarle los derechos en beneficio de otra empresa que pueda llevar a cabo, con garantías, dichos servicios.

He buscado y rebuscado las reivindicaciones laborales que se negociaban, llegando solamente a lo que los periódicos han publicado al respecto. En principio se aferran a la falta de seguridad de los conductores durante su desempeño profesional. Por supuesto que es un factor muy importante, sobre todo si no les dan garantías de solución. Pero… ¡Algo más debe de haber!. Entrando en el mundo de la “SUPOSICION” podríamos pensar :

– Tal vez los salarios no estén acordes con el trabajo realizado.  

– Quizás los “turnos” de trabajo no les permiten compaginar mínimamente su vida familiar con la laboral.

– Acaso la responsabilidad de transportar “PERSONAS” en unos autobuses inmersos en un caos circulatorio continuo, no esté suficientemente reconocida.

– A lo mejor les han “vacilado” mil veces con falsas promesas de mejorar.

– ¿Podría ser que las horas extras hubieran dejado de ser voluntarias y tengan que hacerlas “obligados” por las circunstancias para no perjudicar a los usuarios?.

– Si la plantilla necesitara un incremento de personal de x % para satisfacer todas las necesidades de servicio durante varios meses y siguiera estando congelada para salvar los beneficios previstos durante el ejercicio ¿qué diríamos?.

– Hipotéticamente hablando el responsable de transportes del Ayuntamiento ha sido consciente de que la huelga era algo necesario para que su departamento interviniera de forma urgente.

Dejemos la imaginación y volvamos a la realidad, el hecho concreto es que los autobuses de Zaragoza funcionaran bajo los servicios mínimos “decretados” por el Ayuntamiento durante todas las fiestas del Pilar. ¿Por qué?. Alguien debe de saberlo y yo quería enterarme para despejar vuestras dudas pero aquí no hay quien se aclare.

A los empleados de TUZSA desearles que les atiendan sus peticiones, justas sin duda, y a los responsables pedirles que ejerzan sus responsabilidades pensando en el beneficio del colectivo y de la “ciudadanía”. A ésta sufrida ciudadanía pedirles comprensión y paciencia, recomendando grandes paseos que , además de llevarte por ciertos rincones maravillosos que nunca solemos pararnos a mirar, nos ayudarán a mejorar nuestra salud tras los excesillos festivos. 

Caminante no hay camino… para llegar al Pilar.   

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

5 pensamientos sobre “Huelga en TUZSA

  1. Estoy hablando de memoria ya que lo leí, pero no guardé la referencia, creo que hacen un turno de ocho horas y tres minutos y exigen 35 horas a la semana, además de un sueldo mas digno. voy a buscar por los periódicos si lo consigo te lo diré.

  2. Pingback: huelga de celo en tuzsa

  3. Pingback: ¡¡Huelga!!, ¡¡huelga!!,¡¡huelga!!… » Alas de Plomo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*