Igualdad femenina

mujer-fumando.jpg

Tras tantos años de lucha y esfuerzo por parte de las mujeres par lograr la igualdad con los hombres, tener los mismos derechos y ejercerlos en condiciones de igualdad, hemos llegado a la igualdad absoluta en los peores aspectos que definían la “condición masculina”.

Están sometidas a las mismas exigencias laborales pero además cobran menos. Suelen ser las únicas que se quedan embarazadas -al menos por ahora- así que deben de apechugar con la gestación y molestias propias de la maternidad. Después la lactancia, el no dormir, las alteraciones metabólicas y todo un largo etcétera que les lleva a “sacrificarse” de un modo excepcional para poder mantener su puesto de trabajo.

No quiero seguir narrando la cantidad de vicisitudes a las que tienen que enfrentarse para ser “unas más” en la exigente sociedad en que vivimos. Pero a pesar de tanto sacrificio y dedicación, en lo que han “logrado” la IGUALDAD PLENA con los machos ha sido en lo de fumar. Tal vez incluso hayan superado en cantidad y calidad el consumo de tabaco de muchísimos hombres. Cada vez las mujeres fuman más y lo hacen antes. También es cierto que su madurez suele llegar antes que la de los chicos, los cuales durante mucho tiempo se conforman con darle patadas a un balón, mientras que las chicas están más preocupadas por su imagen desde edad temprana y quieren ser mayores a toda costa. (Odio generalizar tanto pero espero sepais disculparme).

Sea como fuere, el hecho es que las mujeres ya fuman muchísimo, ayudadas por la sociedad tan exigente con ellas que les obliga a “aliviar” tensiones de una forma muy fácil: enciéndete un cigarrillo y supera tus “ansiedades”. Los hombres también lo practicamos por razones similares.

Hoy he leído este artículo que publica el Periódico de Aragón donde se demuestra que el infarto produce más muertes en mujeres que el, afortunadamente más curable, cáncer de mama. A mí me han llamado muchísimo la atención las cifras que aportan y los datos médicos que los avalan. Así que no puedo por menos que rogarles a las mujeres que dejen de fumar inmediatamente. Que no sean tan estúpidas como los hombres y opten a la igualdad en todos los demás aspectos de la vida menos en este.

Ellas son siempre las “madres” y, como madre no hay más que una, queremos que vivan eternamente -aunque pueda parecer egoísta- es porque os queremos.

Nota: Dedicado a Lamia que me criticaba no haber hablado del tabaco en este post.

El vídeo de Fumando Espero (Sara Montiel) me gustaría pasara a la prehistoria del placer equivocado…

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

3 pensamientos sobre “Igualdad femenina

  1. Pingback: Igualdad femenina | Zaragozame.com

  2. Jope Carlos… que ya lo he resuelto. Siento haber armado este jaleo porque me confundí al poner el tabaco en lugar de trabajo. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Es un desastre la vida que tenemos que llevar ahora las mujeres: sometidas a los mismos niveles de estres, con unos altos grados de autoexigencia, afrontando situaciones familiares complejas… En fin…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*