Indicativo radio

screenshot278.jpg

Llamamos así al código o número con el que se identifica a una estación radio cualquiera, en particular un avión.

La importancia del mismo es enorme dado que toda la información y gestión del vuelo en coordinación con los servicios de Tránsito Aéreo (control de tráfico) se realiza a través de la radio. Tanto es así que un fallo de comunicaciones entre un avión y/o el servicio de control, es considerado una emergencia y se aplican inmediatamente una serie de procedimientos adecuados para operar en estas circunstancias. El peligro no radica en que el avión no vuele, sino que no es el único que lo hace, así que es fácil imaginar el “caos” que se produce en zonas de intenso tráfico aéreo.

Años atrás en Barcelona viví una situación “especial” por culpa de la radio aunque funcionaba perfectamente, pero el código no era adecuado. Me explicaré.

Barcelona tenía entonces dos pistas que se cruzaban con un ángulo de 50º entre sus ejes. Normalmente las condiciones del viento permitían aterrizar por una cabecera y despegar por otra pista de forma casi simultánea (con separación temporal mínima).

Así que en condiciones normales la operación era más fluida que con el uso de una sola pista. Sin embargo cuando el viento va “rolando” (cambiando de dirección) hay un momento en que el control tiene que decidir cambiar la pista “en servicio” y dirigir a los “tráficos” para operar en la nueva pista. A los que están en el aire se les comunica el mismo y a los que ruedan por tierra se les encamina hacia la nueva “cabecera”. En estos casos siempre hay algún avión en “el punto de espera” aguardando su autorización para despegar. En estas condiciones lo habitual es despegar desde ese punto, siempre y cuando el viento no supere los límites establecidos.

Ocurrió una situación como la que os cuento, un avión de ANS (Air Nostrum) esperando en una cabecera y el otro (el mío) rodando hacia la cabecera de la nueva pista. Llegados al punto de espera recibimos autorización para despegar:

control- Air Nostrum 8124 autorizado despegar, viento….

nosotros- air nostrum 8134 autorizados a despegar…

Despegamos y una vez en el aire nos cruzamos con el otro avión de la compañía despegando desde la otra pista. ¿Qué ocurrió?.

A parte del susto “morrocotudo” que nos llevamos, había que “investigar” quién había despegado sin autorización para “meterle” un puro. El controlador confirmó que había autorizado el despegue del 8124 y nosotros éramos el 8134. Así pues nosotros habíamos despegado sin autorización.

Las causas de este “AIRMISS” (cuasicolisión) fueron la similitud del indicativo radio de ambos aviones, y la operación para el despegue en dos cabeceras no habituales para hacerlo simultáneamente.

El controlador nos requirió para presentar un parte de incidencias y depurar responsabilidades, pero declinamos su “invitación” por tratarse de dos aviones de la misma compañía, y por un error que, aunque tuvo cierto riesgo, afortunadamente la trayectoria y separación no fué tan dramática como para poner los pelos de punta.

A raíz de aquéllo la compañía me hizo caso de muchas recomendaciones previas que ya había efectuado al respecto. Había advertido que se producían errores en las autorizaciones porque los códigos radio no se habían ajustado adecuadamente, coincidiendo en muchos aeropuertos aviones de la compañía con indicativos muy similares. Cuando hay mucho tráfico las comunicaciones por radio se hacen muy frecuentes entre todos, el oído sólo presta atención al nombre y si acaso las dos últimas cifras del código, suele haber interferencias producidas por algún “nerviosillo” que entra en la frecuencia sin dar tiempo a responder a los demás, pisan el micro e interrumpen las comunicaciones, etc. Así que hay que coordinar adecuadamente el turno de intervención de todos respetando unos instantes de silencio para escuchar a los demás.

Desde aquél día se hizo un estudio exhaustivo de los códigos de toda la flota, se separaron los que podían coincidir en tiempo y lugar con código similar, y se racionalizó todo el sistema para poder cambiar de forma inmediata un código de un determinado vuelo cuando las circunstancias lo requiriesen.

Nota: Las compañías aéreas que mueven mucho tráfico tienen generados los planes de vuelo “repetitivos” de forma automática, por lo que siempre están activados con el control correspondiente a la hora y lugar adecuado. Por ello cualquier cambio que afecte al plan de vuelo de cualquiera de ellos, ha de hacerse coordinando con el control dicho cambio y con la antelación suficiente para su aprobación y difusión a todos los centros de control implicados.

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

2 pensamientos sobre “Indicativo radio

  1. Me ha parecido muy interesante el post y me ha llevado años atrás. Lo de indicativo de radio me ha recordado que, cuando mi hermano tuvo una época de radioaficionado, me apetecía mucho trastear con su emisora. Un domingo por la mañana decidió que tanto mi hermana como yo teníamos que tener un “indicativo”. Entre muchas risas, para los radioaficionados del mundo mundial me convertí en la “estación pijama”.
    No hace falta que os explique que lo decidimos encima de la cama, recién levantados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*